La moda de los 'food trucks' en Cali, una experiencia de comida diferente

Enero 13, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Ángela Collazos | Reportera de El País
La moda de los 'food trucks' en Cali, una experiencia de comida diferente

El ambiente chic al aire libre para probar un exquisito menú, es la nueva apuesta de la cocina callejera. Hay muchos espacios hoy en día para este propósito.

El clima y el ambiente de Cali han hecho florecer los containers y los food trucks, vagones de comida para una experiencia informal y deliciosa.

La cocina callejera ya no es como antes. Han surgido propuestas de jóvenes emprendedores que le están apostando a la creación de espacios innovadores donde el concepto arquitectónico sostenible y la buena comida son los protagonistas.

Todo empezó en Estados Unidos, en ciudades como Miami, Los Ángeles y Nueva York, donde pululan los carros de comida rodante o ‘food trucks’, en los que es común la venta de perros calientes, hamburguesas, arepas venezolanas, tacos y burritos mexicanos.

En Colombia la idea ha ido mucho más allá de los carritos, aunque también los hay. Surgió la idea de agrupar los food trucks y los containers en plazoletas al aire libre o parques semi abiertos, con  variedad de propuestas   elaboradas por chefs profesionales de manera artesanal y con ingredientes naturales, que van desde pizzas, hamburguesas, perros, asados y parrilla, hasta  cocina oriental, cocteles, jugos, postres y helados.

Todas las opciones se encuentran en un mismo lugar, para los gustos de toda la familia, incluyendo  a la mascota, ya que estos lugares también se caracterizan por ser ‘pet friendly’, otra tendencia que ha ido consolidándose a nivel mundial.

Cali, potencia gastronómica indestronable, no podía quedarse relegado de los parques de containers. 

El primero se abrió hace dos años, y los hay ubicados en sectores claves de la gastronomía como  El Peñón, Granada, el Parque del Perro,  el Parque del Triángulo en San Fernando y  Ciudad Jardín, cada uno con propuestas diversas y ambientes relajados pero, siempre, con una apuesta estética atractiva. Vale la pena recorrer uno por uno.

Algunos ofrecen shows de música en vivo,  y se tiene  contacto más directo con los chefs y  propietarios.

Es una buena opción para reunirse con amigos, compañeros de oficina o en plan romántico. Aquí, algunas sugerencias de los más frecuentados en Cali.

Desde hace un año Container Park se unió a la resurrección gastronómica del barrio Granada. Este parque tiene seis propuestas diferentes en un solo lugar al aire libre. Aquí los clientes encuentran en un solo lugar diferentes opciones para el almuerzo, para  la tarde y para la cena, pudiendo todo el grupo familiar o de amigos escoger lo que quieren de un establecimiento u otro, tomarse un jugo en un lado, y escoger el postre en otro. En este parque de containers usted puede encontrar a Best Wings, la cuota americana donde venden distintos tipos de alitas, que se pueden disfrutar con una cerveza. También tienen la opción italiana con The Lunch Box, donde puede encontrar exquisitos almuerzos caseros desde $10.000, y pizzas, pastas, ensaladas y risottos. Por otro lado, también se encuentra La Sifrina, donde ofrecen las mejores arepas rellenas al estilo venezolano. En Mr. Fast usted puede comer todo tipo de comidas rápidas como hamburguesas, perros y nachos. Los jugos, batidos naturales y granizados están a la orden en Aloha para complementar cualquiera de las comidas que escoja, así como brownies con helado para terminar su banquete. Y por último Ay, qué churros, cuyos productos azucarados podrán servirle como postre al final de la comida. Próximamente se dará apertura a otro container de crepes, para incrementar las opciones gastronómicas del parque.

Dirección: Av. 9 Norte #12-31. Horario:  de lunes a sábado, del mediodía hasta las  11:00 p.m.

Precios: entre $10.000 y $18.000.

Food Park

Esta gran  propuesta gastronómica   está ubicada en el barrio San Fernando Viejo en el Parque del Triángulo en una zona céntrica privilegiada que permite una cercanía para  quienes viven en el norte y en el sur. En un  lugar rodeado de naturaleza cinco restaurantes con propuestas gourmet muy novedosas  tienen sus cocinas en containers de colores. Usted puede ir a tomarse un cóctel en Kkahuate, para luego deleitarse con las deliciosas pizzas de masa crocante y delgada al estilo italiano de Julio Pizzería, entre las que puede escoger la Julietta, hecha con jamón selva negra traído de una charcutería Suiza, queso, miel y almendras laminadas. O la Carmela, una versión hawaiana pero con chorizo español y piña caramelizada con especias italianas y queso mozzarela.  Si su cuerpo le pide en lugar de pizza, algo más fuerte en el Torete Rojo, puede comerse una  Picaña, una carne al término que desee de 1.200 gramos que viene para compartir en familia con sus respectivos acompañamientos. Si desea algo light los sándwiches de Al Cuadrado son una excelente opción, son artesanales hechos al horno con pan  focaccia como el Moyoyis, que viene con un trozo de pechuga de pollo, aromatizado con tomillo, cebolla en miel mostaza,  lechuga, tomate y queso mozzarella.  Aquí   encontrará  ensaladas y cholados que en lugar de usar sirope utilizan zumos intensos de fruta como  lulo, mora y uva. En Avellana Bistró encontrará hamburguesas artesanales con pan de orégano, y salsa de albahaca y pimentón, como la hamburguesa albardada, cuya carne viene rellena de queso y rodeada de tocineta y cebollas caramelizadas. Y qué mejor que un helado o un postre en Isabella, Gelato e Dolce.

Encuentrelos en la  Carrera  26 #3-37, desde las  4:00 p.m. De martes a domingo.

Este restaurante fue el primer container que se  inauguró en Cali, hace dos años en El Peñón.  Su concepto, diseño,  decoración, distribución del espacio y la comida, hacen parte de una filosofía. 

Sara Moreno, gerente de Con-Tenedor, dice que la idea surgió con el fin de formar un restaurante que pudiera ser de “comida rápida” -sin ser preparada rápidamente- y cuyo diseño arquitectónico fuera sostenible. “Nos encontramos un lote abandonado donde tiraban basura. Decidimos rescatarlo y levantar un restaurante semiabierto. Lo amoblamos y decoramos con objetos reciclados. Íbamos hasta Yumbo a comprar en chatarrerías cosas que estuvieran en buen estado y  pudiéramos reutilizar”. 

Llegaron también hasta  Buenaventura donde adquirieron un contenedor con matrícula original que estaba en desuso y adentro adaptaron su cocina. Todo con el fin de reciclar y ser responsables con el medio ambiente. Pero si querían aportar algo protegiendo el planeta, era más que obvio que cuidar la salud de sus clientes tenía que ser una prioridad. Por eso sus productos son frescos: venden perros calientes cuyos panes son hechos artesanalmente sin químicos, las salchichas son  elaboradas por ellos, al igual que las salsas de chipotle con aguacate, el ají amarillo, la miel mostaza y la de tomate. Lo mismo ocurre con los sándwiches, nachos y hamburguesas. En su carta hay opciones para carnívoros y vegetarianos, así como platos veganos y ensaladas. Sus bebidas son gaseosas de autor hechas a base de flor de jamaica con mora y menta, y otra de limón con maracuyá. Abren todos los días desde el mediodía en adelante. Aquí es importante considerar a las mascotas  parte de la familia, por eso tienen una carta especial para ellas con cupcakes, galletas y paletas. 

Dirección: Carrera 3A Oste #2-41

El Parque, Cocina al Aire Libre

Recientemente se inauguró al sur de Cali una atractiva oferta gstronómica que combina containers con un ambiente familiar en el que, incluso, los niños tienen su propia zona de juegos. 

Se llama ‘El Parque, Cocina al Aire Libre’,  ubicado en Ciudad Jardín en la Carrera 111 #18-171. Allí  los visitantes podrán encontrar una gran variedad gastronómica y un ambiente propicio para pasar una tarde agradable en familia o con amigos.

Dentro de los platos que los visitantes pueden disfrutar  se encuentran los de la cocina peruana, mexicana, mediterránea, japonesa, americana y típica de Colombia, entre otros.  En bebidas se puede encontrar una gran   variedad de vinos, cocteles y jugos naturales.  

Uno de los espacios más apetecidos por los visitantes que llegan al lugar con sus hijos es la zona de juegos infantiles. Este lugar ofrece  actividades  para los niños,  juegos, títeres, inflables y pintacaritas, mientras se preparan los alimentos. 

Como si fuera poco, en algunas oportunidades se realizan presentaciones de payasos. David Solórzano, uno de los socios de ‘El Parque’, fue el creador de esta idea con la que busca que las personas disfruten de buena comida  en un ambiente fresco y al aire libre. El Parque se encuentra  abierto todos días del año.

Hace no más de un año se pasean como gitanos por distintos parques de Cali los llamados ’food trucks’, un tipo de cocina itinerante que busca de la mano de chefs profesionales llevar a los espacios públicos propuestas gourmet  interesantes. A diferencia de los vendedores ambulantes estas coloridas  cocinas rodantes son emprendimientos de jóvenes que se han registrado ante la Cámara de Comercio, son vigilados por Salud Pública y generan empleo formal. Sin embargo, la asociación que los agremia (Asofoodtruck) sigue buscando que el Municipio regule  este tipo de negocio en Cali.

Entre los food trucks que se destacan está La Patrona Fusion Food, que ofrece lomo saltado, encocado de camarón, arroz chaufa, empanadas de chorizo santarrosano y champiñones, y aborrajados con dulce de guayaba ahumada. Suele ubicarse en distintos parques, recientemente en el de la Casa Obeso-Mejía. También está Kutumy, en el parque de Capri, es otro de los negocios más reconocidos con sus  hamburguesas, muy apetecidas por los amantes de la comida rápida. The Capital, con su propuesta de  perros calientes, consiente los paladares de los visitantes del parque de El Ingenio, al igual que La Waflería.

Los food trucks asociados son alrededor de 20, pero en Cali hay casi 70 de estos negocios, muchos de los cuales se reúnen en el Gastro Carnival, un evento que busca reunir  en el Parque del Amor las mejores propuestas de cocina sobre ruedas. 

El evento ya lleva tres versiones que duran todo un fin de semana, y cuenta con una alianza con la Fundación Circo para Todos para generar -además del atractivo gastronómico- entretenimiento para  la familia. El último de los Gastro Carnival, que tuvo una temática medieval, contó con 4000 asistentes.

Entre otros eventos que  buscan posicionarse en Cali está el organizado por Asofoodtruck que apenas con una versión reunió en el parque de La Guitarra a 1500 personas en noviembre, con el fin de generar un impacto positivo en una zona abandonada de la ciudad, haciendo presencia con buena comida, música, luces y  decoración, donde las familias disfrutaron de este espacio como nunca antes.

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS