“La Javeriana Cali tiene un tinte regional que va en su ADN”: rector

Octubre 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
María Teresa Arboleda Grajales | Reportera de El País
“La Javeriana Cali tiene  un tinte regional que va en su ADN”: rector

“Nuestro proyecto pedagógico implica una excelencia humana y académica en todos nuestros procesos formativos”, afirma el rector de la Javeriana, Luis Felipe Gómez Restrepo.

Con ocasión de los 45 años de esta universidad en la ciudad, el rector, Luis Felipe Gómez R., habla de su evolución, de los logros y metas de la entidad. Quiere imprimirle más agilidad a los procesos de innovación.

En 1968,  un grupo de egresados de la Facultad de Derecho, liderado por Rodrigo Lloreda Caicedo y Jaime Arizabaleta Calderón, solicitaron la creación, en Cali, de una extensión de esa  facultad de la Javeriana Bogotá. 

El proyecto se concretó dos  años después, cuando 53 estudiantes de contaduría empezaron su formación en las aulas  del Colegio Berchmans, dando inicio a la Pontificia Universidad Javeriana Cali, que el pasado 6 de octubre celebró 45 años de labores.

 De acuerdo con su rector, el  sacerdote jesuita Luis Felipe Gómez Restrepo, “ahora el  gran reto está centrado  en comezar a dar fruto de la madurez que hemos logrado y que nos pone en una gran responsabilidad de que nuestro aporte a la región tiene que ser cada vez más cualificado”. 

¿Cuál es el mayor aporte social de la institución caleña  en estos años?

El  mayor aporte que puede hacer una universidad es entregar nuevas generaciones formadas y con sentido social, y un segundo aporte es la generación de conocimiento, arraigada en las necesidades y problemas de la región.

¿Qué  programas demuestran el apoyo a la capital del Valle?

Más que en Cali, en el Valle tenemos unas experiencias nacidas de proyectos de consultoría, como el Instituto de Estudios Interculturales,  único en el país, que nació del acompañamiento al sector azucarero tras el paro de corteros de caña, en el que se puso en diálogo a las comunidades, a la empresa y al Estado para lograr conciliar los intereses. Ese ha sido producto de las necesidades de la región, con un  grupo de  más de 50 profesionales.

Tenemos todo un tinte regional que va en el ADN, nuestra opción por el Valle ha sido una vocación desde nuestros inicios y en ese sentido la universidad  ha sido el producto de la región,  de su gente, de toda esa cantidad de recursos que hoy tiene, no ha sido regalo de nadie, gran parte de los profesores son de acá, muchos,  egresados de Univalle.

¿Qué fortalezas tiene la Javeriana Cali respecto a la de Bogotá?

Su vocación regional y su desarrollo en emprendimiento, en innovación. Tenemos una red con la Universidad Stanford en Estados Unidos que es una de las emblemáticas en innovación, así como el Instituto de Estudios Interculturales que mencioné, todos  son valores agregados en Cali que Bogotá apenas está empezando a desarrollar.

¿Qué se destaca en cuanto a  internacionalización? 

Trabajamos con  otras universidades y con el Centro de Estudios de Asia Pacífico, que iniciamos en 2015 con  el Ministerio de Relaciones Exteriores, que le  dará una diferenciación  importante a la  Javeriana Cali de tener sus ojos puestos en el Pacífico. 

También con programa de negocios internacionales, que para poderse graduar, hay que hacer un semestre en el exterior. Y con las  redes de profesores a nivel internacional, pues hoy no se puede hablar de calidad en la generación de conocimiento si no se está en las redes internacionales,  ese es  uno de nuestros fuertes. 

Lo otro es la innovación,  hacemos parte de la red  con otras universidades del  mundo y la principal tarea es solucionarles problemas a las empresas, las cuales  llegan con sus dificultades ante unos  equipos de jóvenes, quienes a  través de una metodología especial, realizan el  jercicio académico internacional. Es de las cosas únicas que tenemos en el campo internacional a través de la innovación. 

Hay una serie de trabajos particulares que buscan  estar en red y   generar conocimiento,  que permita experiencia de encuentro con otras culturas y  tipos de saberes  de los  estudiantes. 

¿A través de qué estrategias les abren las puertas a estudiantes de pocos recursos?

 Por una parte, la Universidad ha diseñado una serie de becas que permiten incluir a poblaciones que sin esas ayudas particulares no tendrían acceso. También, el Icetex  venía trabajando con el crédito Acces, prestando  una parte, la Universidad hacía un descuento del 25 %  y los estudiantes colocaban otra parte.  

Y el gran salto lo estamos dando este año con el programa Pilos del Gobierno, tenemos 240 muchachos bajo esa modalidad y ha sido una sensación. Como universidad les damos una contrapartida, almuerzo, tarjeta para fotocopias,  auxilio para el transporte. Nuestro eslogan es “te acompañamos para graduarte", porque este es un  crédito en el que si ellos  se gradúan, se les condona. Si  ese volumen de muchachos sigue manteniéndose, se puede esperar que en la Universidad Javeriana  un 20 % de la  población va a venir de estratos socioeconómicos sisbén 1 y 2 y eso le cambia la cara a la institución.

¿Qué  modelos  implementan para cambiar el sistema tradicional en el que el profesor habla y el estudiante escucha?

Ese modelo  ya  cumplió su ciclo,  hoy se abren paso las nuevas metodologías, como  el estudio de casos, los análisis por problemas, la experimentación de una manera mucho más fuerte, que generan un cambio en esa relación entre el estudiante y el profesor. En eso estamos trabajando. Uno de los objetivos grandes para el próximo año es el trabajo con los profesores de hora cátedra, que  son muy importantes, pues son muchas veces el vínculo con  el aparato productivo, con el mundo real, con la generación de bienes y servicios con la universidad.

La  Javeriana figuró entre las 20 mejores del país en  el Modelo Mide del Mineducación, aún así usted criticó  esa iniciativa. ¿Qué opina de estos  rankings?

Son buenos y malos. Cuando se hace una comparación por  ítems concretos entre las diferentes universidades, le permite a uno tomar conciencia de en qué lugar está, dónde hay otras que lo están haciendo mucho mejor que uno y arroja información útil para mejorar.

Pero tomar un ranking general, y fue la crítica que nosotros hicimos, era desconocer las particularidades de cada una de las universidades. Así que cuando el ranking es general, poco ayuda y yo creo que fue no solo la crítica nuestra, sino de casi todos los rectores y  analistas. No fue una buena idea. 

Usted tiene visión de empresario, ¿cree que la oferta académica sí responde a la demanda del sector productivo de la región?

Una forma de  responder a las demandas es  con los mismos programas que uno tiene, le va haciendo actualización a los currículos y a las competencias que allí se preveen desarrollar. De otra parte, aparecen los nuevos pregrados, como en el caso de  Negocios Internacionales, que más que un programa disciplinar, está pensando en un desempeño profesional, entonces esas son respuestas ya más claras a esas necesidades que van apareciendo en el tiempo. Otro ejemplo es cuando generamos la carrera de Arquitectura,  no era más de lo mismo, sino  un programa con énfasis en urbanismo y en ecología, entonces eso le está dando una respuesta concreta a las necesidades de  la sociedad. En esos frentes nos hemos  movido.

Aún le quedan más de cuatro años en el cargo, lleva casi dos. ¿Cuál es el sello personal que desea imprimirle a la Universidad?

Diría que son tres  aspectos: 

1. Fortalecer la identidad javeriana en todos los procesos formativos, queremos que los muchachos sientan y experimenten más ese diferencial nuestro.

2. Seguir todo el proceso de calidad con certificaciones internacionales. A finales de este mes tenemos la visita de la principal acreditadora de facultades de ingeniería de Estados Unidos, ABET, y harán evaluación a toda nuestra facultad. Así nos estamos enfocando en que nuestra calidad sea certificada por los mejores del mundo. 

3. Convertir a la Javeriana, con todas las potencialidades que tiene, en una innovadora, creo que las universidades por su tradición, su forma de trabajar, son un poco lentas para asumir los cambios, como que el mundo va más rápido que el ritmo que ellas llevan. Me encantaría poder imprimir e inyectar mayor agilidad en los procesos de innovación.

¿Cómo ve a Cali en educación superior, qué nos falta?

En este tema  es muy positiva, tenemos universidades acreditadas como la del Valle, Autónoma, Icesi y Javeriana y otras en  proceso, como la de San Buenaventura. 

Junto a Univalle, que ha sido la gran decana, estas instituciones  han ido madurando en el número de doctores. Hoy, el gran tesoro que existe y que  está muy inutilizado en la región  es todo ese contingente de doctores que están en las universidades y que en otros países  están en la empresa privada. 

El gran esfuerzo que tenemos que hacer ahora es conectar ese potencial humano que hay en ellos, formados en diferentes partes del mundo y en distintas disciplinas, y ponerlos en contacto con el sector privado y público para generar nuevas políticas, dinámicas de creatividad y de innovación en nuestra región. 

Esa es la tarea que tenemos como región en el campo educativo.

De Cali para el mundo La Universidad Javeriana está en  Bogotá  y en Cali. En otras ciudades del país hay extensiones  de algunos programas, por ejemplo, la seccional Cali está  en Pasto, Pereira y próximamente espera abrir en Barranquilla, con la maestría en administración de empresas. Actualmente  incursiona con fuerza en el campo virtual. Es la única universidad de América Latina que está en la plataforma EdX, que es de las más grandes de Estados Unidos. Cuenta, además, con cursos abiertos masivos en línea.Respecto a  las tecnologías, está realizando una renovación total de sus equipos y diversos sistemas. La gran  novedad para este año es el inicio de la maestría  totalmente virtual,  en asesoría familiar, lo cual abre las fronteras de la universidad a todo el país y al mundo de habla hispana.En el  campus,  que tuvo cuatro  sedes antes de establecerse en Pance, se han titulado 21.000  profesionales.Hoy tiene  más de 7000 estudiantes, 750 docentes, 76 con doctorado y 50 en camino de graduarse como doctores. Actualmente ofrece 19  pregrados, 16 especializaciones y 14 maestrías.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad