La integración es la clave para que el MÍO no entre en crisis

La integración es la clave para que el MÍO no entre en crisis

Marzo 18, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La integración es la clave para que el MÍO no entre en crisis

Los usuarios del MIO esperan que Metrocali tome las medidas necesarias para mejorar el servicio.

A diferencia de Bogotá, el MÍO en Cali será el único modo de transporte masivo y cubrirá el 100% de la ciudad. Pero aún falta mucho para lograrlo.

La diferencia sustancial entre el Transmilenio de Bogotá y el MÍO de Cali es la integración. En la capital el sistema sólo atiende el 25% de la demanda de pasajeros y no está previsto que supere el 30 o 40%. En Cali, el MÍO está diseñado para ser el único sistema de transporte masivo y, por tanto atendería el 100% de la demanda de pasajeros.El problema del Transmilenio actualmente, después de casi 15 años de operación, es que ya está saturado, llegó al límite de su capacidad y no hay otro modo de transporte masivo eficiente que lo complemente como un metro o un tren ligero. Para el ingeniero Mauricio Carvajal, no hacer un sistema integrado en Bogotá fue el primer error del sistema, el cual se corrigió en el caso de Cali con un MÍO que integre toda la ciudad. Esto como enfoque es excelente, pero en la realidad no se está dando porque actualmente en Cali hay paralelismo, piratería, mototaxismo y eso le quita demanda al MÍO.No hay una política seria en materia de taxis que regule su oferta y que permita una articulación al MÍO en las estaciones; zonas amarillas cerca a estaciones para que el taxi complemente y no compita con el masivo. En ciclorrutas no se ha hecho mayor cosa, y ellas también deben integrarse al sistema en ciertas estaciones. Los camperos tampoco están integrados y son los únicos que pueden acceder a la zona de ladera porque los buses no pueden subir allá. En consecuencia -agregó Carvajal- Cali debe definir un sistema práctico de integración real, que no se quede en un párrafo del documento Conpes que dice que el MÍO “se debe integrar a otros modos de transporte” y para eso se necesita una decisión administrativa, política y financiera. En ese sentido, criticó el hecho de que el año pasado Metrocali prefirió extender el contrato de operación a GIT y Blanco y Negro Masivo dándoles el 15% de lo que faltaba del MÍO, cuando la proyección técnica indicaba que debía servir para generar una mayor integración de otros modos como los camperos y otras empresas de buses que están por fuera. “Con esto se está matando la integración y en la práctica no se toman las decisiones que se deben tomar para que esta se dé”, concluyó Carvajal.De otra parte, la Sociedad de Arquitectos recordó que hace años diseñó un plan maestro de espacio público para la integración peatonal y de ciclorrutas con el MÍO, y no ha habido poder humano para que algún alcalde lo adopte.María del Pilar Rodríguez, gerente de Metrocali, indicó que se trabaja en la integración de áreas periféricas de la ciudad como la ladera, no sólo con el Miocable, sino con los camperos.“La idea -dijo-es que las empresas que operen allí se organicen, conformen cooperativas y alimenten al MÍO, con estándares de calidad iguales al sistema principal, controles a la calidad de los vehículos, buen mantenimiento y servicio. Una operación distinta a la que se presta en la actualidad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad