La infraestructura de Cali está en deuda con más de 200 mil ciclistas

La infraestructura de Cali está en deuda con más de 200 mil ciclistas

Agosto 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
José Luis Carrillo Sarria | Reportero de El País

Pese a ser la ciudad del país con más personas que se movilizan en bicicleta, su infraestructura es deficiente. Preocupan migración hacia las motos, los accidentes de tránsito y los hurtos.

[[nid:458644;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/thumbnail_ciclas.jpg;full;{Las estadísticas dicen que Cali tiene 35 kilómetros de ciclorrutas pero los pedalistas son escépticos y aseguran que desde hace una década vienen escuchando promesas. En cifras, vea cómo está la capital del Valle en este tema.Reportería: José Luis Carrillo | Infografía: Jhon Jairo Vásquez}]]Clima soleado, pendiente  topográfica que no supera los tres grados de inclinación, cultura deportiva y la brisa  de los Farallones; Cali lo tiene todo para ser modelo de movilidad en bicicleta, pero la realidad es otra. Lea también: 15 ciclistas perdieron la vida en Cali durante el primer semestre de 2015. En la ciudad solo existen 35 kilómetros de ciclorrutas y a pesar del reciente anuncio de la construcción de 38,5  kilómetros de nuevos bicicarriles, los pedalistas  son escépticos y aseguran que desde hace una década vienen escuchando  promesas. En el país, la Sultana del Valle  es superada por Bogotá y Medellín en infraestructura. El Distrito Capital tiene 376 kilómetros  de bicicarriles, diez veces los de Cali,  y la capital de Antioquia 35,6; Curitiba en Brasil, ciudad de  donde se replicó el modelo de Transporte Masivo para la capital del Valle, suma 120 kilómetros. Mal estado, inseguridad, falta de conexiones y  ausencia de señales  son otros males que, además, padecen la vías exclusivas para los biciclos. Andrés Martínez,  del colectivo Cultura Bici y de la Mesa de Transporte no Motorizado, afirma que desde el 2005 se realizan  estudios, diagnósticos y anuncios,  pero el panorama no mejora.  La falta de equidad en vías  frente a  otros medios de transporte es otro cuestionamiento de los ciclistas.  Mientras los autos y motos, que mueven 800.000 personas al día, tienen el 89 % de las vías; los ciclistas, que son cerca de 200.000, solo alcanzan el 4 %.“Esos 200.000 no van en cicla de paseo. Lo hacen porque necesitan trasladarse a trabajar,  estudiar o hacer diligencias del hogar. Aquí,  cuando hablan de movilidad, plantean motovías, arreglo de autopistas, instalación de cámaras de fotodetección e infraestructura   MÍO. Pero con los ciclistas  no pasa nada. Eso lleva a que la gran mayoría  migre a la moto cuando tienen recursos”, agrega. Carlos Guzmán, quien se moviliza en bicicleta  desde hace diez años,  señala que la deuda con los ciclistas va más allá de las ciclorrutas. “A excepción de las universidades, en Cali no hay parqueaderos para bicicletas. Llegar a la empresa en ‘cicla’ es complicado porque no sabes dónde dejarla y cabe el riesgo de que te la  roben. Un árbol, un poste, una baranda son las alternativas para asegurarla con candado, pero la gente de seguridad o los administrativos te dicen que ese no es lugar para estacionar”, comenta.  Añade que los  edificios públicos y los escenarios deportivos  deberían ser los primeros lugares de Cali con  parqueaderos exclusivos para ‘bicis’, pero no es así. “Deben ser zonas seguras, con  iluminación. Los pocos parqueaderos para ‘ciclas’ están en algunas estaciones del MÍO, pero la gente no se baja de ellas para montarse al articulado. Lo ideal es que como en el  metro de New York,  los ciclistas  puedan subirse al sistema  con sus caballitos de acero  en zonas  especiales de los buses.  Al menos, debería ser una alternativa para los fines de semana, cuando hay menos tráfico de personas en el MÍO y    teniendo en cuenta que  la gente pasea y se recrea en la Ciclovida y en la zona rural”, precisa.  La batalla por el bulevar El bulevar de la Avenida Colombia  es uno de los espacios más reclamados por los ciclistas de Cali. “Es la zona pública más importante de la ciudad y excluyeron a los ciclistas. Inicialmente argumentaron que por allí circulaba el MÍO, pero desde  hace dos años no pasa. Ahora, ese corredor  puede ser empleado por los ciclistas”, dice Diana Cory Rodríguez, perteneciente al grupo GenerAcción. La líder complementa que su colectivo propuso  que en el bulevar   se aplique el primer modelo de bicicletas públicas de Cali.   Entre tanto, grupos de cientos de ciclistas, una vez al mes,  se toman el hundimiento reclamando por este espacio. “Protestamos porque es un corredor vital para quienes andamos en bicicleta, interconecta nuestros recorridos entre el Oriente, Norte y Sur. La prohibición de la ‘ciclas’  provoca que tengamos que cruzar el centro, una zona de alta congestión”, ilustra  María Alejandra Peralta, del colectivo Enbiciarte.    La ciclista precisa que en abril interpusieron un derecho de petición donde solicitan  un espacio para los ciclistas  en el bulevar, pero no han  tenido respuesta clara hasta  la fecha.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad