La indigencia, un problema extendido en Cali

Septiembre 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Adolfo Ochoa Moyano, reportero de El País.
La indigencia, un problema extendido en Cali

El 45% de las personas que viven en las calles de Cali no tienen un sitio fijo en el que puedan dormir y se calcula que no tienen ningún tipo de ingreso.

De acuerdo con datos entregados por la Secretaría de Bienestar Social de la Alcaldía de Cali y sustentados en un censo realizado en toda la ciudad, en Cali hay 3.620 habitantes de la calle.Mariluz Zuluaga, titular de esa dependencia, explica que hay identificadas ocho áreas en las que más se congregan personas en situación de indigencia.En el de centro de Cali sectores como el CAM, las plazas de San Francisco y Cayzedo, y el parque de Santa Rosa, son los de más afluencia de habitantes de la calle. Cerca de allí, en la Carrera 10 entre calles 15 y 21 y los barrios Obrero y Calvario, donde hay presencia de trabajadoras sexuales, prima la mendicidad. Aquí se dedican al reciclaje y ventas informales por lo general alrededor de las bodegas.En el Norte los habitantes de la calle están focalizados en la Avenida del Río, el barrio El Piloto y en los alrededores de la Terminal de pasajeros.Según el censo realizado, quienes se ubican en estas zonas tienen edades entre los 29 y 40 años. También en el Norte los barrios Camilo Torres, Popular y La Isla. En el Sur son dos los sectores más afectados: los alrededores de los campos deportivos y la Autopista Suroriental. La primera zona está conformada por el Parque Panamericano, el Estadio Pascual Guerrero y El Templete. La mayoría de esta población, que se encuentra indocumentada y sin seguridad social, realiza actividades de reciclaje. En la fuente del Parque Pamericano se asean. La Policía les permite hacerlo entre las 2:00 y las 5:00 de la mañana. En la Autopista Suroriental los asentamientos están en los puentes de las carreras 26 y 15 y en Santa Elena, donde está ubicada la galería.Algunos llevan hasta 7 años viviendo en los puentes, han marcado el territorio y se atribuyen la facultad de otorgar permisos a otros para su permanencia. El rango de edad de quienes se ubican en estos puentes está entre 35 y 50 años. También en el sur está la Galería Alameda. En el Oeste, son preferidos los sectores de Siloé, La Nave y El Planchón donde es alta la confluencia de recicladores y trabajadoras sexuales y hacia las horas de la noche el habitante de calle se mueve hacia la Universidad Libre y el puente peatonal situado entre la Calle 1 con Carrera 32. Se calcula que del total de habitantes de la calle (3.620) 1.975, es decir el 54,6%, son personas que pasan la mayor parte de su tiempo en la calle, pero que tienen lugares fijos para dormir, en habitaciones de alquiler de $2.500 la noche.El 45,4% restante, 1.645, no tienen residencias fijas. Su lugar de permanencia son los andenes o bajo los puentes.Se tienen datos de que son más de 1.200 de ellos que acuden con cierta regularidad al hogar de paso administrado por la Fundación Samaritanos de la Calle, ubicado en el barrio El Calvario.La Administración Municipal amplió la inversión en ese sitio pasando de $500 millones en 2009 a $1.235 millones en 2011. Desde el 2009 se han realizado 100.000 servicios en atención médica, psicosocial, alimentación, capacitación, refugio, aseo, talleres para el trabajo y esparcimiento. Quienes deciden entrar al hogar de paso deben ingresar por las mañanas. Allí pueden bañarse, lavar su ropa y alimentarse. Después deben hacer talleres de manualidades y tienen citas con los psicólogos, quienes los ayudan a dejar el consumo de drogas.Intervención urbanísticaEl centro de Cali, una de las zonas con mayores índices de indigencia y pobreza de la ciudad y donde está ubicado el hogar de paso Sembrando Esperanza, fue tenido en cuenta para una obra de renovación urbanística que, hasta ahora, está en veremos.Se trata de Ciudad Paraíso, una iniciativa que contempla construir 2.464 apartamentos. Asimismo, 34.604 kilómetros cuadrados de zonas verdes y espacio público. Plantea 465.822 metros cuadrados de área edificable de uso comercial y edificios de máximo doce pisos.Además, allí se construiría un nuevo búnker de la Fiscalía de Cali. Este proyecto buscaba acabar con nichos de habitantes de la calle.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad