La historia de nueve caleños que son embajadores de las noticias positivas de la ciudad

Junio 10, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Lina Uribe / Elpais.com.co
La historia de nueve caleños que son embajadores de las noticias positivas de la ciudad

Yooselin Morales y Juan Camilo Sabogal, integrantes de Quiero a Cali.

Nueve jóvenes hacen parte de Quiero a Cali, una iniciativa que usa las redes sociales para compartir contenido positivo sobre la ciudad. Conozca su historia.

Hace tres años, dos adolescentes caleños recién graduados del colegio tuvieron una loca e interesante idea: crear un espacio en el que la gente pudiera compartir cosas positivas sobre la ciudad. Sin unos objetivos claros pero con esa premisa fija, Juan Camilo Sabogal y Jeffrey Popó fundaron Quiero a Cali, una iniciativa digital que motiva a propios y a extranjeros a que compartan fotografías, videos y mensajes que expresen amor por Cali.

“Solamente queríamos hablar bien de la ciudad porque vimos que hacía falta un lugar en el que la gente expusiera sus puntos de vista positivos. Existían otras iniciativas para hablar de Cali, pero su enfoque era mucho más social o se dedicaban simplemente a recoger quejas de los caleños”, cuenta Juan Camilo, quien ahora tiene 20 años y adelanta sus estudios de Diseño de la Comunicación Gráfica en la Universidad Autónoma de Occidente.

La estrategia inicial para impulsar Quiero a Cali consistió en crear una página en Twitter con ese nombre y empezar a hacerles menciones a personajes famosos para que conocieran la iniciativa y adhirieran a ella. “Le tuiteábamos a Carolina Cruz y a cuanto famoso se nos atravesara por ahí para que nos colaborara, a todo les gustó mucho la iniciativa”, recuerda Juan Camilo.

Durante la primera semana consiguieron 200 seguidores y desde ahí no han parado de crecer. Actualmente, Quiero a Cali tiene cuentas en Twitter, Instagram y Facebook que reúnen cerca de 20 mil,  19 mil y 10 mil seguidores respectivamente.

Un año después de lanzada la iniciativa, Juan Camilo y Jeffrey se vieron obligados a ampliar el equipo de trabajo para administrar eso que crecía a pasos de gigante. Fue ahí cuando decidieron incluir a otros tres jóvenes entre los que se encontraba Yooselin Morales, la actual relacionista pública. El equipo de los cinco embajadores de las buenas noticias se consolidó y el proyecto comenzó a fortalecerse aún más.

 “Al principio sentíamos que no teníamos mucho para aportar porque no estudiábamos carreras afines al Diseño Gráfico o a la Comunicación, pero luego vimos que desde nuestras disciplinas y talentos también teníamos muchas ideas para nutrir el proyecto. En Cali estamos acostumbrados a verle el lado negativo a todo y nos quedamos en la queja, en el pesar… efectivamente somos una ciudad que tiene problemas, pero también tenemos muchas cosas positivas. Nosotros como jóvenes tenemos el deber social de apropiarnos de los medios y usar nuestras habilidades para devolverle algo a esta ciudad. Si decidimos verle el lado negativo a todo, nos vamos a quedar ahí haciendo nada”, dice Yooselin, quien también tiene 20 años y estudia Sociología en la Universidad del Valle.

Una de las experiencias más significativas que han tenido los jóvenes del Quiero a Cali durante el desarrollo del proyecto fue haber sido invitados a Bogotá por la Revista Shock para que hicieran presencia del Shock Social Media Team en los premios que organiza dicho medio. “Ellos nos contactaron y dijeron que querían que fuera una página caleña a ser parte de la ceremonia, fue un momento muy importante porque nos sentimos como embajadores de Cali en Bogotá. Sin duda, eso fue algo que partió en dos la historia de Quiero a Cali”, comenta Yooselin.

A este gran acontecimiento se le suman otros importantes como la invitación que les hizo la Alcaldía para que cubrieran la Feria de Cali en el año 2012, tan solo unos meses después de haber puesto en marcha la iniciativa. “La Alcaldía nos acreditó para cubrir la Feria y nos regaló boletas para repartir entre nuestros seguidores. En ese momento nos dimos cuenta de que esto iba en serio. De ahí en adelante nos han seguido llamando para que seamos aliados en la difusión y el cubrimiento de eventos culturales”, añade Juan Camilo.

Con el pasar del tiempo y con todos esos logros alcanzados, Quiero a Cali pasó de ser un hobby a convertirse en un proyecto de vida. Actualmente el equipo está conformado por nueve personas, pues hace poco se unieron cuatro estudiantes de Comunicación Social. Y aunque el integrante más viejo tiene solo 22 años de edad, las ganas, el empuje y la dedicación de estos jóvenes no tiene fronteras. “Nosotros nos hemos dado cuenta de que Quiero a Cali es mucho más de lo que esperábamos y desde ahí podemos cumplir ese compromiso que tenemos todos los caleños de contribuir para tener una mejor ciudad. Nunca creímos que nuestro trabajo pudiera ser tan significativo para las personas, por eso queremos meterle todo a Quiero a Cali para que siga creciendo”, dice Yooselin.

La meta que tiene Quiero a Cali en estos momentos es convertirse en una marca cultural de la ciudad. Eso, según sus integrantes, se construye a través de la intervención no solo por redes sociales sino en espacios físicos de Santiago de Cali. En este sentido, una de sus ideas es cubrir y liderar eventos de la mano de aliados estratégicos como la Alcaldía y la Secretaría de Cultura y Turismo.

No obstante, el proyecto le sigue apostando a fortalecerse en la parte digital. Hace poco crearon una página web en la que pretenden generar y compartir contenidos más amplios sobre la ciudad y ponerse en contacto con clientes que quieran relacionar su marca con contenidos exclusivamente positivos.

“Queremos empezar a buscar apoyo de empresas que quieran patrocinar el proyecto para convertirnos en una marca que apoye la cultura y el turismo y que fomente el sentido de pertenencia en la ciudad. Particularmente, con Quiero a Cali encontré una manera de expresar lo que yo quería de esta ciudad, a mí me encanta la cultura y me gusta hablar muy bien de Cali. Esa es una gran motivación”, puntualiza Juan Camilo.

 

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad