Dieron último adiós a la chilena que perdió la vida en Cali tras cirugía estética

Dieron último adiós a la chilena que perdió la vida en Cali tras cirugía estética

Agosto 14, 2017 - 05:24 p.m. Por:
Redacción de El País 
Lorena Victoria Reyes, ciudadana chilena.

Lorena Victoria Reyes, ciudadana chilena.

Especial para El País

Este lunes se realizó en Chile el funeral y el entierro de Lorena Victoria Reyes Doñas, de 48 años, la ciudadana chilena que llegó a Cali el pasado domingo 30 de julio con el fin de realizarse una cirugía estética, pero que infortunadamente murió durante el procedimiento.

En medio de la operación, Reyes empezó a tener complicaciones y los médicos tuvieron que detener la cirugía para proceder con los protocolos de reanimación. Luego falleció en el quirófano. 

La mujer se había sometido a una una lipoescultura en una clínica de la ciudad que contaba con los debidos permisos para estos procedimientos. 

Medicina Legal todavía está pendiente por entregar el documento que que determina las causas del fallecimiento. Los trámites de repatriación se resolvieron fácilmente y el cuerpo logró llegar a Chile el pasado sábado. 

Lorena Victoria Reyes, ciudadana chilena.

Reyes tenía 48 años.

Especial para El País

Más sobre la vida de Lorena Reyes

Lorena era una mujer soltera. Estilista. De las mejores de Chile, según sus familiares. Lo que más le gustaba era trabajar. 

No tenía pareja porque le encantaba vivir sola, sin mucha presión. Le gustaba tener la libertad de viajar y hacer sus cosas cuando ella quisiera.

Su adoración eran los animales. Tenía dos gatos en su casa, los cuales ahora después de su muerte, han sido protagonistas en los noticieros de Chile. 

La cirugía que vino a practicarse a Cali no era la primera para ella. Años atrás se había hecho una liposucción, en Argentina. Sin embargo, su sueño era quitarse las 'marcas' que le habían quedado en la capital del Valle. La cirugía le habría costado $12 millones.

Y vino precisamente por recomendación de sus amigos, quienes habían tenido éxito en las operaciones anteriores. Además Reyes estaba muy entusiasmada por conocer los paisajes de Colombia. Por esas dos razones llegó al país. 

En Cali se estaba quedando donde Jessica, una colombiana que conoció cuando llegó al país. Ella sería la encargada de acompañarla durante toda la recuperación.

"Lorena era muy responsable. Ya se había hecho en Chile todos los exámenes para poder operarse y su cirugía estaba avalada por todos los médicos que la vieron", contó Enzo Mauricio Doñas, su primo.

"Debo decir que los médicos se portaron muy bien con nosotros y nos dieron toda la información que solicitamos. Logramos conocer a personas muy humanas y no queremos hacer ningún tipo de descargo contra la clínica", agregó Doñas.

La ciudadana chilena llegó a la 'Sucursal del Cielo' sin contarle a su familia. Su sueño era poder darles una 'sorpresa'  con su nuevo aspecto físico.  

Lorena Victoria Reyes, ciudadana chilena.

Lorena Reyes (derecha) y su hermana Susana (izquierda).

Especial para El País

Susana Reyes, su única hermana, la recuerda con mucho cariño. Dijo que Lorena hizo una investigación de los doctores que la iban a operar y de la clínica a la que iba a llegar. "No se entregó a las manos de cualquiera. Ella amaba su familia y no iba a hacer nada que nos afectara. Nunca hubiera querido que pasáramos por esto".

"Mi hermana cultivó mucho amor con su forma de ser y eso no lo hace cualquiera. Forjó su carrera sola. Estudió perfeccionamiento en el extranjero y era de las estilistas más reconocidas en Chile. No lo digo yo. Lo dicen los demás", añadió.

La familia de Lorena era pequeña. Su mamá, Susana y su sobrino de 30 años. Su principal preocupación, dice su hermana, era que su madre tuviera una vejez digna y tranquila. 

Lorena Victoria Reyes, ciudadana chilena.

Lorena Reyes y su madre.

Especial para El País

"Era muy deportista. Tenía un título de 'personal training'. Iba mucho al gimnasio, tomaba muchas vitaminas y comía muy sano", relató Susana. 

Esta y más palabras podría relatar el primo y la hermana de Lorena, quienes la recuerdan como la 'Lore'.

"Ella tenía más zapatos que muebles. Más perfumes que platos y más ropa que cualquier tienda. Vivía para darse sus gustos", con estas palabras culminan sus familiares los bonitos recuerdos que les quedaron de Lorena.

Este es el séptimo caso de pacientes que fallecen en procedimientos estéticos en la capital del Valle en lo que va de 2017, cuatro de ellos han sido extranjeros.

Por eso las autoridades activan las alarmas y aumentan los operativos en los centros de estética de la ciudad para comprobar que estén al día con sus documentos y funcionen con todas las reglas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad