La Hacienda del Bosque Municipal retoma su esplendor

Septiembre 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La Hacienda del Bosque Municipal retoma su esplendor

Los trabajos de restauración de la Hacienda del Bosque ya terminaron. Allí se esperan recibir matrimonios, primeras comuniones, fiestas, entre otros eventos. Este año ya se han programado siete ceremonias.

Tras un año de reparaciones, el bien cultural está listo. Restaurante funcionará en la Feria de Cali.

Tuvieron que pasar cinco años para que la Casona del Bosque Municipal recuperara su esplendor. Esa casa que data de mediados del siglo XIX se encuentra a pocos metros del Zoológico y donde por tantos años funcionó el restaurante Cali Viejo. La historia se remonta al 2013, cuando el Municipio recibió el inmueble después de que el Dagma ordenara el sellamiento del comedor, el cual carecía de alcantarillado y contaminaba el río Cali con aguas residuales. En junio de ese mismo año, la Alcaldía le entregó el bien al Zoológico de Cali como parte del convenio del manejo del Bosque Municipal. En ese momento el lugar llevaba más de tres años abandonado y el deterioro  era evidente. El techo estaba por caerse, las paredes llenas de grietas y la cocina con implementos podridos. Allí, incluso, también colapsó un quiosco en el que solían bailar los asistentes al otrora restaurante.   Para la restauración, que inició en agosto del 2014 y finalizó hace unos días, fue necesario conseguir permisos de intervención ante el Consejo Municipal de Patrimonio, dado que esta casa es un bien de interés cultural de la ciudad. El proceso no fue fácil, cuenta la directora del Zoológico, María Clara Domínguez, quien confiesa que tuvo que quitarle tiempo a su trabajo con los animales por dedicarse a renovar la ahora nombrada Hacienda del Bosque.  En la casa ya no se ven paredes vencidas ni techos rotos. Allí se intervinieron 400 metros cuadrados de tejado, se restauraron 150 metros cuadrados de muros con adobe y se cambiaron 204 vigas en mangle. En total, se invirtieron $2000 millones en la restauración de este patrimonio, de los cuales el Municipio aportó $500 millones y el resto lo puso el resguardo animal. “Para la restauración de las paredes se utilizó una mezcla llamada calicanto (cal y limón), la cual se comporta mejor que el cemento tradicional porque permite circulación de aire entre el ladrillo cubierto y el exterior, garantizando una mayor durabilidad en el tiempo”, explicó Carlos Arias, arquitecto del Zoológico de Cali, quien agregó que se mantuvo el acabado rústico en los muros para ser fiel a la época colonial. En la casona se construyó un bar  de 190 metros cuadrados, en estructura metálica y con acabados similares a la casa original. Allí también se reformó la antigua cocina y se adecuó conforme a las normas de Salud Pública. Asimismo, para dar solución a los vertimientos de aguas servidas al río Cali, se construyó una planta de tratamiento que mitigará el impacto ambiental sobre el afluente. Los planes en el Bosque MunicipalLa Hacienda del Bosque funcionará como un restaurante de comida típica, del Pacífico y casa de eventos. De hecho, el sábado pasado se celebró el primero de siete eventos que ya se programaron este año.  “Queremos que esta sea la hacienda de Cali, un orgullo de la ciudad. Aspiramos a que lleguen invitados internacionales y nacionales para que disfruten del ambiente campestre a menos de un minuto de la ciudad”, apuntó María Clara Domínguez, directora del Zoológico, quien espera que el restaurante empiece a operar en plena Feria de Cali.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad