La firma Durán & Osorio responde a acusaciones sobre el caso Metrocali  

Enero 25, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La firma Durán & Osorio responde a acusaciones sobre el caso Metrocali  

null

A través de una carta enviada a El País, la firma Durán & Osorio Abogados Asociados aseguró que no son ciertos los señalamientos que hizo en su contra el expresidente de Metrocali Armando Garrido Otoya, en una entrevista publicada el pasado 18 de enero.

De acuerdo con el documento, Durán & Osorio ha asesorado legalmente diferentes sistemas de transporte masivo dentro y fuera del país y acompañó desde sus inicios a Metrocali, proporcionando conceptos en derecho público, en la renegociación de un contrato de concesión y en la defensa judicial arbitral de la entidad.

“Hasta el primer trimestre del 2016 siempre asumimos que nuestros servicios habían sido satisfactorios para la ciudad y la empresa, pues distintas administraciones seleccionaron nuestros servicios para resolver asuntos legales y nunca recibimos manifestación alguna en otro sentido”, señalan. 

Lea también: Exclusivo: estos son los contratos que enredaron a Metrocali en el 2016

De ahí la extrañeza por las declaraciones de Garrido en las que aseguró que: “Ese contrato se liquidó porque ellos no habían entregado absolutamente nada y por contra tenían firmados contratos por más de mil millones de pesos y en las carpetas no existía ningún informe”.

Según Durán & Osorio, “es absolutamente falso y no se trata de un asunto de opiniones o puntos de vista: todos los documentos fueron debidamente entregados y así consta en las radicaciones”.

Indicaron que cumplieron con todos los requerimientos de información y obligaciones contractuales, que nunca recibieron ningún cuestionamiento al trabajo entregado y que pueden probar con documentos que solicitaron una conciliación extrajudicial. “Por el contrario, en nuestros informes de gestión, le propusimos a Metrocali un plan de trabajo para continuar con nuestras actividades” y no recibimos respuesta.

Sobre la mesa de trabajo

Tampoco cayó bien en Durán & Osorio que Garrido dijera que a su llegada a Metrocali frenaron “una mesa de trabajo que estaba conduciendo a un principio de acuerdo sobre una conciliación por $125.000 millones con la Utr&t dentro de un proceso que estaba manejando la firma Durán & Osorio”

Al respecto, aseguran que su tarea era acompañar legalmente a Metrocali para negociar los términos del contrato con la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología (Utr&t), que los aspectos financieros fueron asesorados por una banca de inversión contratada por Metrocali para este fin y que al concluir la anterior administración no se había alcanzado un acuerdo en puntos esenciales ni en materia de cifras.

“Así las cosas, el argumento del señor Garrido según el cual ‘no había ninguna razón jurídica ni contractual para hacer ese reconocimiento’ es simplemente un punto de vista sobre el cual no debemos expresarnos pues se trata de una controversia que continúa vigente y que deberá resolver la nueva administración con sus propios elementos de juicio”, dijeron.

Agregan que “tampoco es cierto” que Metrocali demostró “rápidamente que no había ninguna razón jurídica ni contractual para hacer ese reconocimiento”. “El señor Garrido se ufana de haber probado legalmente que nuestros análisis jurídicos eran equivocados, sin embargo, nunca estuvimos en un escenario donde nos explicaran su posición legal, ni desvirtuaron la nuestra, por lo cual desconocemos la naturaleza de esa afirmación”.

Finalmente, y frente a la liquidación del contrato, que según Garrido se hizo de mutuo acuerdo, pero solo él es quien firma, había dicho el expresidente de Metrocali que “los invitamos a una terminación mutua y ellos aceptaron. Lo que pasa es que cuando les presentamos el acta de terminación... nos dijeron que les debíamos una plata que en nuestro concepto no se les debía porque no ejecutaron el trabajo”.

Durán & Osorio señala que el procedimiento legal para terminar una relación contractual se hace con el acta de terminación de mutuo acuerdo, que debe ser escrito y firmado por ambas partes, y con un acto posterior de liquidación que puede ser bilateral (si las partes están de acuerdo) o unilateral si el contratista no acepta los términos de la liquidación.

“Desconocemos las motivaciones por parte de la administración del señor Garrido de habernos llevado a estas instancias y no quisiéramos creer que se trata de una estrategia para liberar los recursos que la empresa había provisionado para el pago de nuestros honorarios, con el fin de que fueran empleados en la celebración de otros contratos de la Entidad”, dicen.

“No obstante, reiteramos nuestra permanente voluntad de sentarnos a dialogar con Metrocali y llevar este penoso asunto a buen puerto, pues ha sido política de la Firma velar por los mejores intereses de Metrocali”.

“Garrido pretendía desconocer el trabajo realizado y obligarnos a suscribir un documento renunciando a una prestación contractual”, Durán & Osorio.

Durán & Osorio dice que Armando Garrido les indicó no tener reparo a su gestión, pero que él quería trabajar con su propio equipo legal.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad