La estación Universidades del MÍO, un caos aún sin solución

La estación Universidades del MÍO, un caos aún sin solución

Marzo 06, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
La estación Universidades del MÍO, un caos aún sin solución

Por la estación Universidades pasan cada día 75.000 usuarios del MÍO que tienen poco espacio para esperar los buses alimentadores o acceder al sistema troncal. La congestión en ese lugar es evidente.

Expertos en movilidad y usuarios debatieron con El País el problema de esa terminal. ¿Qué se debe hacer para mejorar? Opine.

La estación Universidades es hoy un símbolo del caos y la congestión en la movilidad que padece el sur de la ciudad. La cantidad de gente, principalmente estudiantes, que llegan allí para hacer trasbordo en otro bus, copa casi todo el día los vagones.Según Metrocali, diariamente pasan por la estación Universidades 75.000 personas. En un momento dado puede haber 500 o más usuarios en su interior, apiñados esperando un bus. Hace unas semanas, los operadores aumentaron el número de buses para mejorar las frecuencias y descongestionar el lugar, pero parece que esto aún no da resultados.Esa estación es el inicio o la cola (como se le quiera ver) del sistema troncal del MÍO. Hasta allí llegan los estudiantes de una docena de universidades y colegios de Pance y Ciudad Jardín por el sistema troncal de buses articulados, para luego tomar un bus alimentador que los lleve a su destino final. Y viceversa.El primer problema es que el sistema de transporte masivo no es lo suficientemente eficiente para evacuar ese volumen de personas, porque las frecuencias de paso son largas, pese a la adición de vehículos, por lo que los tiempos de espera pueden superar la media hora.El otro problema es que la estación Universidades está funcionando como una terminal de cabecera y no lo es, por cuanto no se ha hecho la terminal del Valle del Lili que ha tenido todo tipo de problemas para ejecutarse.Es tan grande el volumen de pasajeros del sistema allí, que buena parte de los paraderos de alimentación están por fuera de la estación. Metrocali propone ampliar la estructura, meter paraderos externos dentro de la estación y vincular más buses para resolver el problema.Sin embargo, algunos analistas creen que eso solo serán paños de agua tibia si no se resuelve el problema de fondo, que tendría dos componentes. Uno, la construcción de la terminal de cabecera de gran capacidad para recibir y distribuir los flujos de transporte del masivo que llegan al sur. Y, dos, la construcción de los tres pasos elevados de la Carrera 100 (o Calle 5) entre las avenidas Pasoancho, Cañasgordas y Simón Bolívar. De lo contrario, pareciera que los líos de movilidad alrededor de la estación del sur no tendrían solución. Jorge Vélez Flórez, líder estudiantil, usuario del MÍOAunque el servicio ha mejorado un poco, sigue habiendo temas nefastos de cobertura. He recibido esta semana 17 quejas de la ruta P10A, que no está dando frutos, está quedando colapsada. Los estudiantes se quejan mucho de esa ruta, que es la que los trae de Jardín Plaza a las universidades; y en las demás rutas alimentadoras hay que aumentar la frecuencia porque siguen quedándose cortas en horas pico. Faltan buses. Hemos pedido a Metrocali una ruta adicional que suba hasta la Universidad San Buenaventura, porque hay apenas una que cubre el colegio Claret, la Universidad Católica y la San Buenaventura, pero no da abasto por su pobre funcionamiento. La estación Universidades es caótica, aunque los jóvenes están dando ejemplo de cultura ciudadana haciendo la fila, respetando la cola, pero el tema de cobertura es crítico, porque los estudiantes están llegando tarde a las clases. Creo que Metrocali tiene que empezar a ejercer un control frente a los resultados de los operadores. Hay que decirle que en diciembre se firmó un contrato, se cambiaron las reglas de juego y tienen que cumplir lo pactado. Francisco Ortiz,director de Infraestructura de MetrocaliComo no hemos hecho la terminal del sur, que va a salir a licitación, la estación Universidades está funcionando como una terminal. Hay mucho tráfico allí y no da abasto ni funcionalidad. Se hará, entonces, una modificación para que sea funcional mientras hacemos la terminal del sur, que demora años, y esto lo podemos hacer en seis meses.Lo que se va a hacer es alargar los dos extremos del primer módulo de la estación de norte a sur para que quepan dos articulados y pueda ser más rápida la evacuación y no hayan tantas colas.En la entrada se va a ampliar media calzada de pavimento para que cuando haya un bus estacionado los otros buses sigan y no se haga cola de carros. Se ampliará el carril del lado sur hacia Ciudad Jardín. Al otro lado de la estación arriba un bus padrón que llega a otra estructura, la cual se amplía para que quepan dos padrones. En esa ‘zona paga’ se hará un baño para empleados.Se hará un cerramiento en la zona abierta para ampliar a lado y lado otro carril de vía a fin de poner unos paraderos para algunos buses, porque todo la estación va a funcionar como ‘zona paga’.Mauricio Carvajal, experto en movilidadDefinitivamente el sector donde está la estación Universidades es una zona de alta congestión y concentración de vehículos, ya sea particulares, motos, buses del MÍO y demás, porque al lado hay grandes equipamientos como Jardín Plaza, Aventura Plaza, está muy cerca la Universidad del Valle, Unicentro y la salida a Jamundí. Está la avenida Cañasgordas, que es un corredor privilegiado para las Universidades. Entonces, creo que lo que hay que hacer, en primer lugar, es solucionar la construcción del terminal del sur para que refuerce el sistema con una eficiente alimentación del MÍO y que organice la movilidad del sistema público. En segundo lugar, allá se requiere una solución vial en la Carrera 100 con carreras 13, 16 y 25 (Avenida Simón Bolívar). Deben ser soluciones integrales, no sirve que se haga una y las otras no, porque el tráfico no fluiría y el problema se trasladaría de un lado a otro. Sabemos que hay dos APP interesadas en hacer esos nodos y si se hacen solucionamos el gran problema de movilidad de la ciudad en esa zona.Hugo Salazar, líder de la Comuna 22El problema es que la estación Universidades se hizo de manera provisional, mientras se construía la terminal sur Valle del Lili del MIO, la cual no se ha hecho. Por eso la estación se ha ido agrandando y uno se pregunta si es que es provisional o seguirá definitivamente allí. Nosotros veíamos llegar esto y cuando hicieron la obra preguntamos que para dónde iban a evacuar los estudiantes y personas que llegaban a la estación, que si para la Comuna 22, y no nos supieron decir. Meten esos buses alimentadores a los colegios y universidades que no han dado resultado, porque no fue planificado. Si tenemos cerca de 70.000 estudiantes entre colegios y universidades moviéndose en esta zona ¿cómo se transportan? Uno se pone a hacer cuentas y por lo menos el 50 % se mueve en vehículos particulares, otro 30 % en busetas particulares, piratas y motos. Porque lo que va en bicicleta no son más de 200 personas. El MÍO llevará el resto. Pero el impacto en la movilidad es grande sobre todo por la expansión urbana del corredor Cali-Jamundí.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad