“La educación es lo único que nos blinda contra el maltrato”

“La educación es lo único que nos blinda contra el maltrato”

Agosto 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
“La educación es lo único que nos blinda contra el maltrato”

Erika Barrera López, sicóloga de la Universidad Javeriana, especialista en Familia.

Erika Barrera, sicóloga del Hogar de Acogida para mujeres maltratadas que funciona en Cali, habla de lo determinante que es la familia para prevenir y conjurar la violencia.

Aunque en este problema difícilmente podrá hablarse de verdades absolutas, ¿qué sucede en la psiquis de una mujer que ha sido agredida reiteradas veces?En una mujer que ha sido agredida en varias oportunidades, existe algo en ella que permite el abuso; no es que sea feliz siendo abusada, pero no puede defenderse: quienes sufren del abuso son personas que padecen de una autoestima baja. Cuando yo me quiero, no permito que otro me haga daño. Lastimosamente vivimos en una sociedad en la que a la mujer, a las personas en general, no se les educa en sus emociones. Entonces todos estamos igual de propensos al maltrato; hombres y mujeres...Mucho tiene que ver el tipo de familia de donde se venga. Todo lo que el ser humano constituye y forma, viene a partir ahí. Si yo en mi familia veo que el abuso de cualquier tipo: físico, sicológico, sexual, es permitido, yo voy a reproducirlo de alguna forma o voy a permitir que se reproduzca en mi relación de pareja o en la relación con mis hijos. Eso es un círculo vicioso. De tanto verlo, ¿el maltrato se ha ido normalizando? ¿legitimizando entre la gente como una forma de relacionarse?Cuando en una relación de pareja hay una discusión y la mujer se acostumbra a que el esposo o el novio le falte al respeto a través de palabras como tonta, estúpida, tu lugar es la cocina; a través de frases de ese talante, pero que ella no ve del todo mal porque a así lo ha visto desde su casa, lo que está haciendo es permitiendo que ese maltrato se perpetúe en el tiempo.En todos los casos de mujeres que permiten el maltrato, ¿el origen de esa permisividad es un hogar violento?No. Se dan casos donde no ha habido un núcleo familiar violento, pero sí sobreprotector: no siempre pasa, pero las mujeres que han sido sobreprotegidas, lo que buscan en su pareja es eso y llega una valoración equívoca ante los problemas: no me separo de él porque ¿Quién me va a cuidar? ¿Cómo voy a vivir sin él?Aun en esta supuesta época de igualdad, se siguen dando casos de agresión fundamentados en el poder económico...Sí, se siguen dando. Una de las formas de esa violencia es la aplicada por hombres que dejan a sus parejas con lo justo para la comida del día y desde allí ejercen control. Ellos ejercen ese control desde el dinero, desde ahí manipulan para que la mujer haga o deje de hacer ciertas cosas.¿Hay alguna manera de blindarse contra el maltrato?La educación es lo único que nos salva. La educación de los niños para prevenir el abuso sexual, físico. Y en el caso de una mujer maltratada también. Cuando una mujer es maltratada ella sufre, irremediablemente, unas secuelas: depresión, baja de autoestima, dolencias físicas. Desde la sicología, cuando una mujer es maltratada, se trabaja sobre esa historia buscando que ella pueda salir de allí: primero, conociendo sus derechos; segundo, entendiendo que la violencia no es justificable desde ningún punto de vista; y tercero, reestableciendo sus derechos. Así se empieza a trabajar sobre su parte sicólogica hasta que se dan cuenta de sí son capaces, que sí pueden salir adelante sin necesidad de alguien.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad