La construcción de la planta para aguas de Navarro está embolatada

Julio 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La construcción de la planta para aguas de Navarro está embolatada

“Entre el abismo y la espada”, así describió el director de Hacienda de Cali el futuro de la financiación de la planta de tratamiento de líquidos contaminantes.

Con la caída de la figura de las vigencias futuras, la Alcaldía quedó impedida para aforar dineros para la edificación de la planta como lo ordena un fallo de tutela. Para las obras se necesitan $25.000 millones.

La construcción de la planta de tratamiento de las aguas que salen de las basuras (lixiviados) en el antiguo basurero de Navarro está cada vez más lejos. Y es que a raíz del fallo emitido por el Consejo de Estado el pasado 25 de julio, que tumbó la figura de vigencias futuras, la Alcaldía de Cali quedó impedida para aforar los recursos a través de esta figura, necesarios para la ejecución del proyecto. La verdadera encrucijada es que para comprometer los $25.000 millones que se necesitan para construir la planta, un fallo de tutela obligó, según el Municipio, a utilizar las vigencias futuras como recurso inmediato de financiación.“No sabemos si desacatar al juez o incumplir la sentencia de la Corte (Concejo de Estado)”, sentenció Juan Carlos Botero, secretario de Hacienda de Cali, al asegurar que la ciudad no cuenta con $25.000 millones en sus arcas para invertir de inmediato en la obra.Botero explicó que, aún así, si no se cumple con lo ordenado por el fallo de tutela a favor de la Procuraduría Ambiental, sobre el Municipio recaerán los procesos de desacato de la misma.Por eso, la Alcaldía de Cali presentará ante el Consejo de Estado un documento con el que se buscará que la medida sea estudiada por el Alto Tribunal, en busca de evitar que se estanque el proyecto, que según los cronogramas, deberá estar listo a mediados de 2012.Es que la Administración local tenía estimado comprometer anualmente $2.500 millones durante los próximos 10 años (2012-2021) a través de vigencias futuras, para la construcción y mantenimiento de la planta.Cabe recordar que el proyecto de tratamiento de los líquidos contaminantes de Navarro tendrá un costo total de $44.800 millones. De ellos el Gobierno Nacional asumirá $19.800 millones. El resto, es decir, $25.000 millones, deben ser aportados por el Municipio de Cali.Pero Diana Muñoz, subdirectora del POT de Cali, aseguró que con la caída de las vigencias futuras no hay otra forma en la que en que la Administración pueda asumir la carga financiera.“Estamos sin salidas. Aunque el proyecto de acuerdo ya está en el Concejo ni siquiera es responsabilidad de ellos. Se trata de una sentencia que tumbó las vigencias futuras y que, como municipio, no podemos cambiar”, explicó Diana Muñoz, asegurando que ahora, el futuro del manejo de los lixiviados estará en manos del Ministerio de Ambiente y Planeación Nacional y la administración que llega.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad