La Comuna 22 cuenta con el mayor número de árboles por habitante

Septiembre 08, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Valentina Valencia | Especial para El País

Expertos aseguran que la calidad del oxígeno de la ciudad se ha visto beneficiada. Residentes piden mayor siembra en el sector.

[[nid:461417;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/arboles-comuna-22.jpg;full;{“Los árboles aportan mejor aire y tranqulidad”, dicen vecinos de la Comuna 22. Foto: Cristián Zúñiga | Especial para El País}]]

De acuerdo con el estándar internacional de la Organización Mundial de la Salud, OMS, por cada tres personas debe  haber un árbol sembrado. En Cali  a la comuna 22 es a la que mejor le va en el tema:  0,58 árboles por habitante (o sea, un árbol por cada dos personas). Lea también: Casi 296 mil árboles le dan sombra a los espacios públicos de Cali

Ciudad Jardín, Parcelación Alférez Real, Parcelación Cañasgordas, El Retiro, La María - Pance y Valle del Lili son los barrios que comprenden dicho sector.  Según el último informe de    Calidad de Vida de  Cali Cómo Vamos, siguen a esta comuna  la Comuna   17, con  0,34 árboles por habitante y las comunas 2 y  19, con 0,27 árboles sembrados por persona. 

El resto de las 18 comunas de la ciudad oscilan entre 0,23 y 0,01 árboles por habitante. Estos datos se soportan en el informe preliminar de Censo Arbóreo que realiza el Dagma con la Universidad Autónoma (habiendo ejecutado el 85 % del censo). 

El mismo informe concluye que la densidad poblacional y la distribución inequitativa territorial de los árboles en la ciudad es una problemática que aún está latente, a pesar de los esfuerzos que el Dagma y la CVC han hecho para que Cali pase de tener un árbol por cada trece personas a uno por cada ocho.

Tener más árboles hace que, por ejemplo, el sur de Cali cuente con un clima un poco más fresco. Así lo dice Harold González, coordinador de la Red de Hidroclimatología de la CVC.

 “El Sur es un poco más fresco, allí hay menos fábricas, está más arborizado y los vientos de los Farallones refrescan bastante. El Norte está influenciado porque hay muchas fábricas y Yumbo, que a veces trae esos vientos calurosos”.

 El experto precisa que “mientras en el Sur podemos tener 33 grados centígrados, en el centro o Norte podemos tener 33,4”. 

[[nid:461424;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/arboles-grafico-cali.jpg;full;{}]]

Martha de Arana,  coordinadora de la comisión ambiental de la JAC de Ciudad Jardín, asegura que la lucha que han dado para preservar las zonas verdes del barrio no ha sido fácil, pues a pesar de contar con el mayor número de árboles por habitante y recibir los vientos de los Farallones, “desde el 2008, que se hizo un proceso de reforestación en el Zanjón del Burro (sector del Lago de la Babilla), no ha habido más siembra de árboles”.

 “A pesar de ser la comuna con mayor número de individuos arbóreos por persona, hay quienes los van talando a su antojo, perjudicando así el ecosistema”, añade.

 El Lago de la Babilla, según la señora de Arana, está abandonado, pues “sí hay intervenciones del Dagma, pero no son suficientes”. La residente de Ciudad Jardín  puntualiza hay personas interesadas en  la protección de la  fauna y flora que circundan el lago  y dan semanalmente dinero para su mantenimiento. Lo que se hace, dice,   consiste en la recolección de residuos sólidos y el cuidado de la vegetación. 

Para  Luisa Fernanda Vanegas, gestora ambiental de la Comuna 22, “pese a que existen tantos árboles en la zona, no hay  sensibilidad en los residentes”. 

Según la gestora ambiental, se espera que en los próximos meses se concreten planes de acción ambiental en para así incrementar la cantidad de árboles por habitante en este sector y el resto de la ciudad.

 Justamente para generar sensibilidad en el tema y proteger a los ecosistemas de la comuna, el Dagma ha venido realizando acercamientos a los colegios y universidades del sector. 

 Fernando Jaramillo, jefe de educación ambiental y participación ciudadana del Dagma, asegura que actualmente se está trabajando de la mano con la Universidad Javeriana en  la Formulación de la Política de Educación Ambiental. Además de realizar jornadas de sensibilización sobre el ahorro del agua y la protección de la vegetación con el grupo estudiantil  Ambiente Vivo, de la Universidad Autónoma  y los colegios Incolballet y Freinet.

Jaramillo enfatiza en  que el hecho de que la Comuna 22 aporte tanta cantidad de árboles, permite  que “Cali sea una de las ciudades con mejor calidad de aire en Latinoamérica”. Precisamente para incrementar el número de árboles en cada una de  las 22 comunas, el Dagma sembrará   20.000 árboles y arbustos próximamente. También hará mantenimiento y manejo fitosanitario (prevención y curación de las plantas) a 982 árboles que tienen alguna plaga o enfermedad, evitando que se conviertan en un riesgo. Las zonas donde se realizarán las  siembras están por definirse. 

Mauricio Vásquez, coordinador de Cali Cómo Vamos, explica que aunque el Censo Arbóreo (preliminar) dice que la Comuna 22 tiene solo 6357 árboles, en relación con el número de personas que habitan esta zona, la proporción es mayor a la del resto de comunas.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad