La clase favorita de estos estudiantes: cuidar de las aves de Cali

La clase favorita de estos estudiantes: cuidar de las aves de Cali

Mayo 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
La clase favorita de estos estudiantes: cuidar de las aves de Cali

Estudiantes de diseño industrial de la Universidad Icesi crearon bebederos y comederos para las decenas de especies de pájaros que pululan por la ciudad.

Estudiantes de diseño industrial de la Universidad Icesi crearon bebederos y comederos para las decenas de especies de pájaros que pululan por la ciudad.

La idea inicial, dice el profesor Jorge Posada, era distribuir los bebederos y comederos de las aves por toda Cali, garantizarles el alimento. El problema sin embargo es el cuidado. Todos los días alguien debe cambiar el agua con azúcar, o la fruta. De lo contrario, si los pájaros llegasen a consumir bananos viejos, o agua de días, podrían desarrollar enfermedades. 

Así que los bebederos se diseñaron y ya están disponibles para todo aquel que garantice que los va a mantener en óptimo estado; manzanas, bananos y agua fresca a diario 

La historia es así: hace unos meses, y a propósito de la feria de aves que se realizó en la ciudad, cinco grupos de estudiantes de la carrera de  Diseño Industrial de la Universidad Icesi diseñaron   alimentadores y bebederos para pájaros utilizando la impresión digital 3D. 

El proyecto se les ocurrió en la materia ‘Cad Cam’ (diseño asistido por computador) que dicta el profesor Posada,  y se realizó en convenio con la empresa UnDos3D, una compañía   de prototipado rápido.

El objetivo  era que los bebederos tuvieran un diseño que representara por sí mismo a la ciudad y a una determinada especie de ave, así que las posibilidades eran miles, literalmente. 

Si en Colombia hay 1900 clases de pájaros, solo en el Valle  habitan 900. En el Zoológico de la ciudad hay 125. 

Hay tantas especies que Cali  y sus alrededores es destino turístico obligado  de los avistadores de aves, así que vale la pena conservarlas garantizándole su sustento. Las caucheras son cosa del pasado.      

Por  todo ello,  entonces, y después de un trabajo de investigación sobre los tipos de aves de la ciudad, su comportamiento, su forma de alimentación, los colores que las atraen - el rojo les indica que hay una recompensa por ejemplo -   los estudiantes de Diseño Industrial de la Universidad  Icesi se dieron a la tarea de diseñar los bebedederos y comederos. Resultaron cinco en total.    

“Nuestro bebedero consiste en una abstracción del vuelo de las alas del colibrí. Realizamos un estudio de investigación donde observamos que los colibríes vuelan formando un infinito y quisimos plasmar eso en el bebedero; también nos basamos en el diagrama voronoi, una figura geométrica de la naturaleza que está en todo lo que vemos como las hojas e incluso las jirafas. El producto es dirigido a pájaros mieleros y tiene la función de servir agua o frutas. Tuvimos en cuenta una trampa para hormigas con agua para que no pudieran seguir hacia los alimentos”, explicó Nataliza Isaza. 

Que los bebederos lleven agua con azúcar es un intento de simular el alimento que toman los pájaros  de las flores, por cierto, dice el profesor Posada. Una gran parte de las aves de Cali son, además, mieleras.  

El diseño de Natalia Isaza y su grupo tiene que ver precisamente con una flor. 

“Es un comedero y bebedero en estilo de flor de ocho pétalos con una tapa con cinco agujeros para alimentar a igual número de colibríes con capacidad para soportar los alimentos. El material permite ver el nivel del líquido y los huecos son aptos solamente para el pico del colibrí, por lo que evita por ejemplo a las abejas”.

El estudiante Miguel González y su equipo de trabajo, en cambio,  combinaron  la abstracción de una flor, unas plumas de pájaro y un huevo, creando un bebedero para pájaros mieleros que se puede ensamblar fácilmente para su lavado y limpieza.

“Lo que pretendimos desde un un principio era  que, además de alimentar a las aves, los bebederos y comederos no generaran ningún problema para las personas que quieran tenerlos. Por eso los diseñamos con piezas fácilmente desarmables para que su transporte sea sencillo, al igual que su lavado y mantenimiento. Es importantísimo mantener alimentos frescos en esos dispositivos para evitar que las aves contraigan hongos”, reitera el profesor posada. 

De momento, los cinco diseños de los bebederos y comederos  están disponibles a través de la página web de la compañía UnDos3D y la idea es que existan muchos de ellos en la ciudad, bajo el cuidado de un ciudadano responsable.

   Son muchas las razones para atraer las aves con ellos: se incrementa el turismo ecológico,  ayudan a controlar plagas, siembran los bosques, nos conectan, de alguna manera, con nuestra

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad