La cirugía que alivia el dolor asociado a problemas congénitos de la cadera

Noviembre 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:

Como una obra de arte, los cirujanos moldean la articulación para corregir la deformidad.

La cadera es una de las estructuras más complejas del cuerpo humano. En esta articulación de gran tamaño y forma esférica, con la capacidad de moverse en todos los sentidos, se une la cabeza del fémur con la pelvis. Una cadena de ligamentos y 27 músculos se encargan de darle el soporte necesario. Sin embargo, toda esa perfección puede verse alterada por diversos factores. A veces por malformaciones congénitas, patologías inflamatorias o traumas que generan un tortuoso dolor a nivel inguinal hasta con la más simple actividad. A tal punto que la dolencia puede llegar a volverse crónica y manifestarse incluso en estado de reposo, dejando a la persona impedida para caminar. A esto se suma que la cadera tiene que soportar todo el peso del cuerpo, por lo que se ve sometida a mucho estrés durante actividades cotidianas como caminar, correr y saltar que aceleran su deterioro.Por fortuna, existen alternativas de tratamiento tanto para adultos mayores como para pacientes jóvenes. Especialmente para menores de 50 años que no han sufrido todavía desgaste, la ortopedia ha avanzado desde hace ya cinco años hacia un método quirúrgico conocido como artroscopia o cirugía de preservación de la cadera.La cirugía, que corrige deformidades congénitas de la articulación logra salvar a los pacientes del incapacitante dolor. Lo que todavía no está muy claro es que logre prevenir el desgaste óseo o artrosis. Conozca las múltiples ventajas de este moderno procedimiento que ha revolucionado la ortopedia en nuestro país y en el mundo.Las ventajasMenos invasiva: reduce el riesgo de lesión en músculos de gran tamaño que rodean la articulación de la cadera, los cuales tienen mayor riesgo de afectarse en una cirugía abierta.Más rápida rehabilitación: al no hacer incisiones mayores, no agredir músculos y no desinsertar tendones como se haría en una cirugía abierta tradicional, la rehabilitación del paciente se logra en menos tiempo.Menos riesgo de infección: al hacerse mediante pequeñas incisiones hay menor probabilidad de que las bacterias colonicen el área.Resultado más estético: ya que no deja cicatrices notorias, puesto que las incisiones son mínimas.La cirugíaA través de dos incisiones de un centímetro en la parte lateral de la cadera los cirujanos ingresan el instrumental quirúrgico, así como una microcámara que permite visualizar en detalle y a gran escala las estructuras internas de la cadera en un monitor. Es una labor de cuidado, pues por la parte anterior de la cadera pasan la arteria y vena femorales, así como nervios como el ciático, que podrían lesionarse con una inadecuada intervención. Seguidamente se identifican los puntos donde el fémur hace el contacto defectuoso o pinzamiento. Y entonces entra en juego la pericia del cirujano para moldear la cabeza del fémur hasta lograr el acople perfecto de las dos estructuras.Alternativa para los mayoresPara los adultos mayores la mejor opción de tratamiento es el reemplazo total de cadera, que consiste en sustituir la articulación defectuosa que ya ha sufrido desgaste por una prótesis de plástico y metal. El 97% de los casos resultan exitosos y solo el 3% presenta algún tipo de complicación como infección o trombosis venosa o pulmonar. De hecho, la Organización Mundial de la Salud la ha catalogado a este procedimiento como la cirugía más exitosa del siglo XX y la que mayor satisfacción le brinda al paciente, comparada con todas las intervenciones que se hacen a nivel de los diferentes órganos y sistemas del cuerpo humano.Fuentes: Willy Stangl, ortopedista traumatólogo, especialista en cirugía de cadera y rodilla y coordinador de la Unidad de Reemplazos Articulares de la Clínica Amiga y el Centro Médico Imbanaco, CMI. Bernardo Aguilera, especialista en reemplazos articulares del CMI.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad