La 'Celia' colombiana que pone a 'guarachar' a los niños de Cali con salsa choke

default: La 'Celia' colombiana que pone a 'guarachar' a los niños de Cali con salsa choke

Desde hace diez años el público bautizó a Nancy Valencia como ‘la Celia’ colombiana. Y desde hace un año da clases gratuitas de salsa choke a sus vecinos del barrio Benjamín Herrera para contagiarlos con su alegría.

La 'Celia' colombiana que pone a 'guarachar' a los niños de Cali con salsa choke

Julio 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
La 'Celia' colombiana que pone a 'guarachar' a los niños de Cali con salsa choke

Desde hace diez años el público bautizó a Nancy Valencia como ‘la Celia’ colombiana. Y desde hace un año da clases gratuitas de salsa choke a sus vecinos del barrio Benjamín Herrera para contagiarlos con su alegría.

Desde hace diez años el público bautizó a Nancy Valencia como ‘la Celia’ colombiana. Y desde hace un año da clases gratuitas de salsa choke a sus vecinos del barrio Benjamín Herrera para contagiarlos con su alegría.

Desde hace un año en la carrera 11 g con calle 27 del barrio Benjamín Herrera, lo único que se escucha los miércoles y jueves en la noche es salsa ‘choke’. A eso de las 6:40 p.m. Nancy Valencia, popularmente conocida como ‘la Celia’ colombiana, comienza a preparar todo para la ‘gozadera’.

Allí, al frente de su casa que ha pintado alegremente de colores, chicos y grandes comienzan a llegar para las clases gratuitas de baile de Nancy y se dejan contagiar de la alegría y ritmo de esta polifacética mujer de 64 años.

A Nancy toda la vida la han comparado con Celia Cruz. Le han dicho que su parecido físico con la fallecida artista cubana es imposible de ocultar.  “A donde sea que llegaba me decían: ahí llegó Celia. Pero jamás me comí el cuento del todo”, recuerda Nancy. 

A los seis años Nancy se vio atraída por el mundo musical. Comenzó cantando en el restaurante de su mamá, en donde los que asistían a comer las delicias que su madre preparaba, le daban alguna moneda por escucharla cantar. También era la que animaba y cantaba en las fiestas del colegio.

 Recuerda también que cuando tenía unos 24 o 25 años participó por primera vez en un concurso de canto y ocupó el cuarto lugar. A esa misma edad, cuando la gente ya comenzaba a reconocerla como cantante, tuvo que elegir entre criar a sus hijos y el mundo musical.

Solo hasta el 2003, “cuando ya había criado a mis hijos tuve la determinación de dedicarme de lleno a mi carrera como cantante”,     dice Nancy, mientras comienza a mostrar los 13 vestidos que ella misma ha confeccionado y que viste en sus presentaciones como ‘la Celia’ colombiana.

Que la llamen ‘la Celia’ colombiana  no es casualidad. La gente que la ha escuchado cantar durante años e incluso, dice Nancy, el fallecido locutor Pepe Valderruten, no han negado que su timbre de voz es parecido al de Celia Cruz. “Pepe estuvo siete años con Celia Cruz en Nueva York. Él me decía: te pareces tanto a ella. Tu voz y tu físico son innegables”, recuerda Nancy que le decía cada tanto Pepe.

Gracias a la interpretación ininterrumpida que ha hecho Nancy en los últimos diez años de Celia Cruz, ha logrado que su voz sea escuchada fuera de Cali. En varias ocasiones se ha presentado en  populares shows televisivos como el ‘Factor X’ y ‘Yo me llamo’. “Por cosas de la vida no he llegado a ser seleccionada, siempre sucede algo. Pero sé que Dios tiene cosas grandes preparadas para mí”, dice Nancy.

Entra esas cosas que, según Nancy, Dios le tiene preparadas, está seguir con  las clases de baile que da a chicos y grandes del barrio Benjamín Herrera los miércoles y jueves al frente de su casa.  “Quiero que la gente aprenda un poco de lo que yo sé.

Además de cantar también bailo, entonces me parece muy bonito poder regalarles a mis vecinos momentos de alegría y sano esparcimiento con lo que he aprendido”, dice Nancy.  

[[nid:556695;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/07/ep001150931.jpg;left;{Nancy Valencia, la 'Celia' colombianaFoto: Jorge Orozco | Fotógrafo de El País}]]

El miércoles pasado  16 pequeños y algunos adultos que le siguieron el paso a Nancy mientras bailaba salsa y salsa ‘choke’. Ella, con micrófono en mano, les va dando ánimo para que no desistan en su intención de aprender sus pasos. 

“Los niños a veces desperdiciamos demasiado el tiempo haciendo cosas que no son productivas. Venir acá a bailar es entretenido porque no solo aprendemos sino que nos divertimos”,  dice Juan José, el nieto de Nancy y quien siempre la acompaña en sus clases.

Eso mismo piensa Ruby, una madre de familia que siempre acompaña a su pequeña a las clases de baile. “Los niños se divierten, y más en esta época que están en vacaciones y no tienen mucho para hacer. Es mejor que estén aquí bailando que perdiendo el tiempo en otras cosas”.

 Y ese es precisamente uno de los sueños de ‘La Celia’ colombiana: que pequeños y grandes sigan contagiándose de su alegría para que así, por esas cosas que, según ella, solo Dios entiende, las puertas del mundo musical se le sigan abriendo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad