La cédula, el documento que más pierden los caleños

La cédula, el documento que más pierden los caleños

Febrero 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La cédula, el documento que más  pierden los caleños

Documento de identidad. Las demoras de hasta tres meses en obtener un duplicado de la cédula se debe a que el documento sólo se produce en la Registraduría de Bogotá.

Por lo menos 253 personas llegan semanalmente a las oficinas de la Registraduría en Cali para solicitar un duplicado de su cédula perdida.

Un verdadero dolor de cabeza resulta la tarea de recuperar un documento personal que ha sido extraviado o robado en Cali. Filas, denuncios, papeleos y hasta pagos son necesarios para volver a tener la cédula, pasaporte, libreta militar u otros documentos imprescindibles para trámites tan básicos como comprar con la tarjeta de crédito.La cédula es el documento que más pierden los caleños. Por lo menos 253 personas llegan semanalmente a las oficinas de la Registraduría en Cali para solicitar un duplicado de su cédula perdida y cerca de 1597 se acercan cada semana a las oficinas de los demás municipios del Valle para realizar la misma diligencia.Recuperar la cédula cuesta $36.700 y, contando con suerte, tarda como mínimo tres meses en ser entregada, pues según algunos usuarios de El País han tenido que esperar seis meses o un año para volver a tener el documento.Patricia Rico Rojas, registradora delegada para el Valle del Cauca, dice que la cifra de cédulas duplicadas es casi igual a la de producción de documentos originales. En su mayoría las personas olvidan su documento en la portería de edificios donde le exigen identificarse para ingresar, entre otros.La Policía es la entidad a la que hay que recurrir cuando se pierde un documento personal y a la Fiscalía cuando el documento ha sido hurtado. Sin embargo, el auge de las redes sociales ha permitido que se generen en Cali grupos de difusión de documentos perdidos y encontrados, con el ánimo de facilitar este trámite.En Facebook los perfiles Documentos Perdidos-Encontrados Cali-col y Cédulas Perdidas, que cuentan con audiencias de más de 4955 amigos, publican por lo menos dos veces a la semana peticiones de ayuda para encontrar cédulas perdidas y diferentes documentos.¿Pero qué tan efectivas pueden ser las redes sociales para encontrar un documento extraviado? El pasado 3 de febrero, María del Socorro Virgen publicó en el perfil de Facebook de Documentos Perdidos que había extraviado su cédula y su carné de Emssanar; dejó sus datos personales a la espera de un benefactor.“No pasó nada, nadie me ha llamado. Creo que se me cayeron en un taxi y lo publiqué en Facebook porque tiene acceso a muchas personas y uno nunca sabe, de pronto alguien lo encontró”, dijo a El País.Fernando Meneses tampoco obtuvo resultados. En su publicación del 11 de Enero dice que su esposa perdió los documentos en un taxi y esperando respuestas dejó sus datos, pero ya ha pasado más de un mes y nadie lo ha llamado. Y en general, ninguna de las personas que ha dejado su publicación ha logrado obtener respuesta o ayuda de otro usuario de la red. De hecho son más quienes reportan la pérdida a los que dicen haber encontrado alguno.Laureano Pasaje es quien maneja la cuenta de Facebook de Documentos Perdidos, y pese a que muchos no logran encontrar efectivamente su documento, por lo menos 20 personas sí lo han logrado. Sin embargo indicó que pueden ser más pues los usuarios no cuentan cuando lo encontraron. El perfil de Documentos Perdidos surgió de la iniciativa de Pasaje, quien lo administra en su tiempo libre sin ánimo de lucro.Pero la cédula no es lo único que se les pierde a los caleños. Según los datos del Banco de Documentos Perdidos, una oficina de la Policía que se encuentra en la estación del barrio La Rivera, los caleños pierden constantemente la libreta militar, la licencia de conducción, la tarjeta de propiedad de su vehículo, el carné de la EPS y las tarjetas del banco.El agente Jhoany Bonilla, encargado del Banco de Documentos, indicó que la mayoría de las personas olvida su cédula en oficinas de entidades, el segundo lugar por hurtos y en tercero extravío en parques, buses u otros.Además de los gastos que implica recuperar una identificación, los ciudadanos deben invertir mucho tiempo en las diligencias para obtenerlo de nuevo. Por lo tanto es recomendable portar el mínimo de documentos en la billetera, hacer copias de seguridad y mantenerse al margen de los amigos de lo ajeno. Ya que el remedio, sin duda alguna, puede salirle más caro que la enfermedad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad