La carrera que une al país con el mundo

Enero 15, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Por Valentina Echeverry Segura | Especial para El País

La carrera diplomática y consular entrega funcionarios que sirven al interior del país y en las embajadas; delegaciones ante organismos internacionales y consulados colombianos en el exterior.

“Antes de presentarme al concurso de ingreso creía que la carrera diplomática estaba reservada para personas de la capital del país, provenientes de universidades privadas, blancas y adineradas. Gracias al proceso de selección, basado exclusivamente en el mérito, cambié por completo mi percepción de la carrera, ya que a pesar de no reunir ninguna de las características anteriormente mencionadas, pude entrar a ser parte de ella”, cuenta Marcelo Macedo, tercer secretario de Relaciones Exteriores.

Precisamente, sus palabras se refieren al Curso de Carrera Diplomática, oportunidad que está abierta para todos los profesionales de Colombia; siendo esta no solo un proyecto de servicio que le compete  a los intereses del país para fomentar la unión con las otras naciones sino a todas las personas que aspiran trabajar en el servicio exterior colombiano.

La Carrera Diplomática está definida bajo la Academia Augusto Ramírez Ocampo como, “un régimen especial de cargos de carrera del Estado, el cual está bajo la tutela del Ministerio de Relaciones Exteriores, y sirve para proveer funcionarios que sirvan al interior del país y en las embajadas, delegaciones ante organismos internacionales y consulados colombianos en el exterior”.

La  Academia Diplomática Augusto Ramírez Ocampo es la dependencia del Ministerio de Relaciones Exteriores que se encarga de formar y capacitar a las personas que pertenecen a la carrera diplomática y además, a quienes aspiran ingresar a esta.

“Es una institución que me ha permitido la realización profesional y personal mediante el ejercicio de la función pública, tengo en mi registro numerosas gestiones exitosas en favor de Colombia y de los colombianos, con las que puedo analizar  los beneficios que me ha reportado el formar parte de una carrera de la que vivo enamorado. Conocer culturas, realizar estudios y tener vivencias inimaginables, hacen parte del tesoro que llevo en el alma”, cuenta Howell Ricardo Quimbaya, ministro Plenipotenciario de Relaciones Exteriores.

En la carrera diplomática todos trabajan en la defensa de los intereses de los colombianos a nivel internacional, creando a su vez, estrategias para participar en el diseño y desarrollo de su política exterior.

Desde 1991 el Ministerio de Relaciones Exteriores  realiza una convocatoria anual que permite a los profesionales colombianos vincularse, por mérito y a través de un concurso público, a la Carrera Diplomática y Consular de Colombia.

Anterior al año 2011, los exámenes correspondientes para ingresar a este curso de formación se realizaban directamente en la sede de la Academia Diplomática Augusto Ramírez Ocampo, en Bogotá, lo que disminuía la posibilidad del ingreso de profesionales de otras regiones. 

Por esta razón, y para lograr diversidad de lugares como representantes en la sociedad colombiana, desde el  2011 hasta el momento, se realiza en once ciudades: Leticia, Quibdó, Pasto, Bogotá, Barranquilla, Cali, Medellín, Pereira, Bucaramanga, San Andrés y Neiva. Por eso, ahora más personas tienen las puertas abiertas para participar y hacer parte de la Carrera Diplomática y Consular de Colombia.

Para ingresar al curso de capacitación hay que cumplir con diferentes requisitos que exigen la Cancillería y la Academia Diplomática Augusto Ramírez Ocampo, además de pasar las diferentes pruebas del Concurso de Ingreso a la Carrera Diplomática y Consular de Colombia.

 En 2015 la Cancillería repitió una de las siete pruebas escritas del Concurso de Ingreso a la Carrera Diplomática y Consular de Colombia 2017 debido a la recomendación que le hizo el Consejo Académico de la Academia Augusto Ramírez Ocampo,  para garantizar transparencia. Esto se dio por un acto que se registró el pasado 24 de octubre, cuando se realizó la prueba escrita y se encontró que en la sección de ‘geografía’ (preparada por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi), todas las respuestas estaban diligenciadas.

Este hecho ocurrió por motivos legales ya que ningún funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores tiene acceso a los cuadernillos y las entidades encargadas en los temas a evaluar, envían sus preguntas en un sobre sellado y solo una hora antes es entregado para evitar manipulaciones. Por ende, la Cancillería no pudo detectar el error a tiempo, así que repitiendo la prueba se garantizará igualdad para todos.

Marcelo Macedo, tercer secretario de Relaciones Exteriores, comenta que la carrera diplomática constituye una oportunidad de crecimiento personal y profesional, además de representar una fuente estable de trabajo para toda la vida, en la que se está en permanente proceso de formación, tanto por los diferentes temas que se pueden abordar durante su desarrollo, como por los numerosos lugares (aparejado a las culturas, idiomas, religiones, idiosincrasias, hábitats, etc.) que se pueden conocer a lo largo de la misma.

Inscripciones

Este año las inscripciones al concurso de ingreso a la Carrera Diplomática y Consular fueron del 5 al 12 de octubre. Los interesados debieron diligenciar un formulario en línea a través de la página  de la Academia Diplomática http://www.cancilleria.gov.co/academy y adjuntar la documentación que se solicitaba.

Luego, tuvieron que realizar la prueba escrita que correspondía al 80 % del porcentaje total del concurso (100%) y se dividía de la siguiente manera:

A partir de esto, la Academia Diplomática publica la lista de admitidos a la siguiente etapa del concurso: la entrevista personal, que se realiza en Bogotá. Y finalmente, en la página se monta la lista de admitidos para el ingreso al Curso Anual de Capacitación Diplomática y Consular.

Una vez se haya ingresado a formar parte de esta carrera, los profesionales van escalando por rangos.

El Curso Anual de Capacitación Diplomática y Consular tiene dos componentes: uno teórico y uno práctico.

 “La Resolución 8092 del 2 de diciembre de 2014, consagró que para el año 2015, el componente teórico se desarrollaría en 650 horas de clases, durante cuatro ciclos de 10 semanas, y está compuesto por dos módulos de formación, teórico y de competencias y habilidades, siendo los ejes temáticos: ciencia política; relaciones internacionales; derecho; economía; comunicación, lenguaje y habilidades sociales; y gestión y liderazgo. El componente práctico se desarrolla en dos ciclos de 20 semanas, en las cuales los estudiantes tienen oportunidad de rotar por las dependencias internas de la Cancillería”, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Me siento afortunado por el enriquecimiento personal que me ha brindado el hecho de ser diplomático colombiano de carrera. Aún falta mucho camino por recorrer para llegar a tener un servicio exterior donde al menos, la mayor parte de funcionarios sean de carrera y que personas ajenas al mismo sean una excepción y no la regla, donde prime el mérito, el interés nacional y cada colombiano tenga la oportunidad real de participar en la administración del Estado, en nuestro caso particular, del servicio exterior”, expresa Yobani Velásquez Quintero, embajador de Carrera Diplomática.

Requisitos:

Los requisitos que se deben tener para entrar a cursar la Carrera Diplomática y Consular son:

Ser colombiano de nacimiento y no tener doble nacionalidad.Poseer título universitario oficialmente reconocido, expedido por un establecimiento de educación superior, en cualquier área del conocimiento.Tener definida su situación militar (hombres).Hablar y escribir correctamente, además del español, otro idioma de uso diplomático, en un nivel B2 o su equivalente.El Ministerio de Relaciones Exteriores informó que “el proceso de inscripción al Concurso de Ingreso, o al desarrollo del Curso de Capacitación no generan costo alguno para los aspirantes”.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad