La Calle de la Feria pasó la prueba

Diciembre 31, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

La asistencia tan masiva como la del Salsódromo y el buen comportamiento caracterizaron el evento. Lea el balance de las lecciones que quedan.

La Calle de la Feria pasó la prueba como el evento que reemplazó a la Cabalgata, con su realización por segundo año consecutivo en esta Feria de Cali.

En el segundo y último día del evento los caleños se gozaron cada una de las tarimas dispuestas en la Autopista Suroriental con diferentes ritmos como salsa, Pacífico, balada, bolero, entre otros. Por lo menos así lo muestran dos videos colgados en nuestra cuenta de Twitter. 

El primer día del evento, el 29 de diciembre, según cálculos de Corfecali, asistieron cerca de 400.000 personas (número de personas similares al Salsódromo), por lo que se cree que la cifra puede ser la misma este miércoles. 

Las cinco tarimas dispuestas para los conciertos de acceso gratuito contaron con gran asistencia, pero sin duda alguna la tarima del género salsa fue la que se 'robó el show', con miles de personas distribuidas hasta en tres cuadras del trayecto.

 

Este año Corfecali le dio dos días al evento y lo dejó para el final de la programación, lo cual fue visto como una decisión acertada, pues mejoró la logística del mismo.

En comparación con el año pasado, los controles para el ingreso al evento estuvieron mejor organizados y hubo una fuerte presencia de la Policía durante el kilómetro y medio del recorrido. De hecho, cada tarima tenía un acceso diferente, lo cual ayudó a disminuir las congestiones del año pasado.

La ubicación de las tarimas también tuvo mejorías, pues mientras el año pasado estaban sobre el andén del carril sur - norte de la Autopista, esta vez fueron ubicadas horizontalmente sobre toda la vía, lo que ayudaba a que los asistentes se ubicaran a lo largo de la carretera, y no a lo ancho.

Las autoridades prohibieron el ingreso de las populares 'cariocas' o tarros de espuma a la Calle de la Feria, lo cual generó incomodidades entre algunas personas, pero evitó desmanes.

Sin embargo, hubo unos pocos que insistieron en el uso de la espuma en el carril norte -sur que estaba habilitado para el tránsito vehicular.

Brian Valencia, uno de los asistentes a la Calle de la Feria, dijo que "está mejor el acceso ahora que el año pasado, las tarimas fueron dispuestas de otra manera y es más fácil acceder".

"Este año he visto la Feria más organizada, deben seguir haciendo este tipo de eventos con el mismo orden", fue lo que dijo Johanna Saenz.

El músico Begner Vásquez, director y uno de los vocalistas de Herencia de Timbiquí, agrupación que se presentó en la tarima de música del Pacífico, dijo que "la Calle de la Feria debería hacerse tres días. Es un evento que tiene que ganar más espacio".

Por su parte, Luz Adriana Latorre, dijo que prohibir el ingreso de espuma fue la primera decisión clara para haber mantenido el orden en la Calle de la Feria.

"Tuvimos otro caso para estudiar. Los salseros llegaron con claves, maracas y campanas. Esos objetos podrían llegar a ser un arma letal al momento de una pelea, pero confiamos en los salseros y dejamos entrar los instrumentos, y la gente dijo presente la salsa, presente el buen comportamiento y no tuvimos nada que lamentar", añadió.

Reportó que durante los eventos de la Feria particulares se han robado 400 vallas del equipo logístico que fueron usadas para armar parqueaderos de motos en antejardines de casas, lo cual afecta el cerco logístico de los eventos.

"Garantizamos el uso del espacio público para el disfrute. Los conciertos al aire libre siempre serán bien recibidos en Cali y este es un evento que puede crecer", reiteró.

Rodrigo Zamorano, director del Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo, dijo que no hubo hechos violentos durante el evento y destacó el buen comportamiento ciudadano.

Los organismos de socorro atendieron a 32 personas por dolores, mareos, entre otros, pero ninguno por afectación relacionada con el evento. Sólo una persona fue remitida a una clínica.

Zamorano destacó la disminución en el uso de espuma y pólvora. "Fue la discoteca al aire libre más grande del mundo", dijo.

Lunares

Uno de los grandes lunares de la Calle de la Feria fue la afectación que vivieron los pacientes del área de Urgencias de la clínica Farallones.

Debido a que la tarima de salsa estaba ubicada bajo el puente vehicular de la Carrera 50, muy cerca a la clínica, y a que esta tarima albergó la mayor cantidad de personas, muchos asistentes se apropiaron de los andenes y caminos de acceso a las puertas de Urgencias.

Además, el volumen, propio de un concierto, era tal que se colaba en ese sector de la clínica.

El País habló con varios de los familiares que tenían pacientes en la institución, quienes se quejaron del impacto del ruido para los enfermos, mientras otros bailaban a menos de un metro de su lado. El carril de la autopista cercano a la clínica estaba destinado para el paso vehicular, pero era tanta la gente, que muchos se quedaron en los andenes del centro hospitalario para ver el concierto.

Vea cómo se veía la entrada de Urgencias el 29 de diciembre:

 

Al respecto, Rodrigo Zamorano, coordinador de Gestión del Riesgo, dijo que se evaluó este caso y se tomaron medidas para evitar que durante el segundo día de la Calle de la Feria los asistentes obstaculicen el acceso al sitio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad