"La Auditoría no se inventa las cifras sobre contrataciones”

"La Auditoría no se inventa las cifras sobre contrataciones”

Agosto 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Lucy J. Bueno C. - colprensa

El auditor General, Jaime Ardila Barrera, afirma que con la contratación directa se están desviando recursos públicos.

El jefe de ese despacho, Jaime Ardila, habla sobre el informe de contratos sin licitación en los que Cali figura con los mayores gastos en este año.

Una frase que ha ganado triste popularidad: “construir puentes donde no hay ríos”, refleja bien una situación que se vive hoy en Colombia, en donde se ordenan obras públicas que no son necesarias para las regiones que invierten sus recursos.Esa es una irregularidad típica del proceso de contratación pública, así como el hecho de que a entidades como universidades o cooperativas se les asignen contratos para construcción, para suministrar bienes e infraestructura o para otras actividades que están muy lejos de sus objetos sociales.De ese tipo de hechos alertó, esta semana, el informe de la Auditoría General de la República que analizó la contratación del nivel territorial entre enero y junio de 2011. De un total de 367.290 contratos se encontró que el 77% de ellos se hicieron mediante la modalidad de contratación directa, entendiéndose por ello todo lo que no sea licitación pública.“Las cifras evidencian que esta es una de las modalidades que se utiliza para desviar recursos públicos y que genera cada día situaciones de corrupción, de las cuales ya han sido identificadas algunas”, señaló Jaime Ardila Barrera, auditor General, en entrevista con Colprensa.El funcionario precisó: “Estamos aportando una estrategia de identificación de información de la contratación, en la que se señalan algunos hechos presuntamente irregulares, que son trasladados a las contralorías para que evalúen si hay algún mérito para algún tipo de investigación en el área de responsabilidad fiscal”.Ahora que se publicó el informe, ¿se emprenderá alguna investigación contra funcionarios o entidades?La investigación le corresponde a la Contraloría. Si nosotros conocemos información puntual sobre situaciones irregulares se la trasladamos a ella. A través de los medios se han publicado casos como los de Alma Mater o investigaciones a funcionarios y entidades, como el alcalde de Bucaramanga, la gobernadora del Quindío, la Alcaldía de Armenia, con la que se está diciendo que esto no fue lo que el legislador previó, que toda esta contratación se pudiera hacer de esas maneras.¿La contratación directa es la modalidad que presenta más irregularidades?Se está evaluando si puedan existir irregularidades en contratos interadministrativos para los que la ley ha previsto que las entidades públicas se pueden organizar a efectos de desarrollar proyectos. Pero lo que se está haciendo es que las entidades contratan con asociaciones de los municipios o con asociaciones de entidades públicas, que terminan asignando en forma directa el mismo contrato a través de subcontratación o tercerización. Termina el contratista desarrollando el proyecto sin haber sido sometido a un proceso de selección.¿Cuál cree que sea la causa para que Cali sea la ciudad en donde más se da la modalidad de contratación directa?No podemos establecer la causa. Nosotros hacemos una evaluación nacional, generamos la información y la trasladamos a las contralorías que son las que deben revisar si los montos que nos están reportando generan irregularidades o si los procedimientos están ajustados a la ley. Con la alarma que se da con las decisiones de la Procuraduría, sugerimos que en forma oportuna, tan pronto se radiquen los contratos, se hagan análisis y se revise, que no se espere uno o dos años, cuando ya los resultados no permiten identificar conductas irregulares.Pero la Alcaldía de Cali ha expresado su total desacuerdo con las cifras que recoge el informe que se presentó. ¿Qué opina de esa reacción?Los procedimientos de recolección de las cifras aseguran que estas son las que las mismas entidades les rinden a las contralorías y ellas a la Auditoría. No nos inventamos las cifras.De lo que se trata es que ellos mismos hagan un seguimiento y una verificación que permita establecer por qué esas cifras son tan altas y que causas originaron este balance.La Contraloría de Santiago de Cali dice que no han suministrado la información completa, que sólo había mandado una parte, entonces ¿por qué se hace un informe consolidado del semestre?Tal como ya lo señalé, son datos suministrados por la misma entidad a través de la Contraloría, entonces allá (en la Alcaldía de Cali) tendrían que hacer el cotejo de la información, para efectos de determinar cuál es el porcentaje de contratación directa que está generando Cali. Ese informe fue el que generó la Auditoría con los datos oficiales que fueron recibidos y ya cotejados. En el caso de otros departamentos, donde también se invirtieron recursos altos sin concurso público, ¿a qué sectores afecta?Con relación al grupo de organizaciones públicas o privadas que estamos comentando, hacemos una advertencia o comentario puntual de la Auditoría, en cuanto se están utilizando esas contrataciones para efectos de violar el principio de selección objetiva. A manera de ejemplo, cuando se contrata a las universidades para servicios de capacitación, podría entenderse que eso hace parte de su objeto, pero cuando esas instituciones resultan construyendo, como ya ocurrió en la Universidad de Cartagena y el departamento de Casanare, se advierte una irregularidad. Situación similar se repite con la organización Alma Mater, que asumió un contrato para la red vial del Quindío y si se revisa, así ocurre con cooperativas y otras asociaciones.¿Qué gestión se va a adelantar desde la Auditoría para disminuir esa cifra del 77 % de contratos directos?Lo que esperamos es que las contralorías hagan los respectivos seguimientos y advertencias a las entidades públicas y con las decisiones que se están profiriendo se espera que se acaten las recomendaciones y se retomen los procesos de selección.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad