La Asamblea del Valle se fue en blanco en las pasadas elecciones

La Asamblea del Valle se fue en blanco en las pasadas elecciones

Noviembre 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La Asamblea del Valle se fue en blanco en las pasadas elecciones

Los analistas aseguran que la actual Asamblea del Valle del Cauca fue del bolsillo del ex gobernador Juan Carlos Abadía y se negó a realizarle verdadero control político.

30% de electores no votó por ningún candidato. Sólo regresan siete diputados. Analistas opinan que los resultados se deben a la baja credibilidad que tienen los vallecaucanos en la Asamblea.

La baja credibilidad que tiene entre los vallecaucanos la Asamblea Departamental, seriamente cuestionada e investigada por haber aprobado las polémicas vigencias futuras a Juan Carlos Abadía, quedó reflejada en los resultados electorales del pasado domingo.No sólo por la cantidad de diputados que fallaron en su intento por hacerse reelegir en esa corporación durante cuatro años más (no vuelven 14 de los 21; 10 de ellos quemados), sino por la cantidad de votos en blanco y los no marcados que fueron depositados por los electores.De acuerdo con las cifras de la Registraduría Nacional del Estado Civil, con el 96,32% de las mesas escrutadas, son cerca de 400.000 personas las que el pasado domingo se negaron a depositar su voto por alguno de los candidatos a la Asamblea del Valle. De esas personas, que representan el 30% de quienes sufragaron en estos comicios, 235.920 optaron por el voto en blanco y los 161.749 restantes depositaron los tarjetones sin marcar.La ex congresista Yolima Espinosa consideró que esto indica que la gente ve a la Asamblea como un organismo inoperante y que siempre ha estado manipulado por las administraciones de turno.“Ese es uno de los organismos que hace tiempo se ha debido cerrar. Para mucha gente la Asamblea es inexistente y por eso no sabía ni por quién votar. Incluso, hoy casi nadie identifica quiénes son los diputados”, dijo la ex congresista.Para la veedora Luz Betty Jiménez de Borrero ese es el rechazo de los vallecaucanos a los escándalos de las vigencias futuras, de la CVC, de Acuavalle, de lo que ocurrió en la Licorera, y por todos esos contratos que han terminado siendo tan lesivos para el Valle. “Esta es una clase política que no genera credibilidad”.“Eso significa el rechazo de la gente a la corrupción, el clientelismo, la dilapidación de los dineros públicos; esa es la voz de la gente rechazando que se hayan dedicado sólo a los grandes contratos y no a combatir la pobreza, sino a darles subsidios a los más pobres para mantenerlos en esa condición y garantizar ellos su permanencia en la política”, aseguró la veedora ciudadana.¿Renovación?A decir de los analistas, en el próximo periodo habrá en la Asamblea del Valle del Cauca muchas caras nuevas, pero va a ser poca la renovación. Muchas de esas personas llegan en representación de las mismas estructuras políticas que ya tenían participación en la Duma.Tal es el caso del Partido PIN, donde ‘se quemaron’ sus cuatro diputados (Jaime Aguilar, Rubiel Antonio Muñoz, Juan Eccehomo Calimán y Yiminson Figueroa), pero en su reemplazo, y tras perder una curul, llegaron tres personas con el mismo origen: el ex alcalde de Yumbo Carlos Alberto Bejarano, Argirio de Jesús Villegas y Rigo Alexánder Vega.El Partido de la U tampoco tendrá repitentes. Ritter López y Mauricio Martínez fueron elegidos alcaldes en Palmira y El Cerrito, respectivamente. Entre las cinco caras nuevas que tendrá, está Andrés Mauricio Chicango, hijo del ‘quemado’ concejal Orlando Chicango.Mario Germán Fernández y Amanda Ramírez serán los únicos conservadores que retornarán a la Asamblea en enero. Las otras dos curules, porque perdieron una, eran de Emilio Merino, quien resultó quemado, y de Álvaro López, que no aspiró. Cambio Radical conserva los dos escaños de Antonio Ospina Carballo y Fabio Rojas, y en lugar del asesinado Fernando Vargas fue elegida Adriana Gómez Millán, con una de las mayores votaciones.Los liberales se quedaron con las mismas tres curules, pero la única que repite es Myriam Juri, mientras la curul de Guillermina Bravo, del Mira, pasa a manos de Ramiro Rivera del mismo grupo. La sorpresa la dio la ASI, que por primera vez ocupará una silla en esa corporación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad