La ansiedad, el mal silencioso que se apodera de los caleños

La ansiedad, el mal silencioso que se apodera de los caleños

Agosto 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | Reportero de El País

Más de 32.000 casos por trastornos mentales se atienden en un año en Cali. La ansiedad es el principal problema. También hay mucha depresión, esquizofrenia y estrés.

Estrés postraumático asociado a episodios depresivos por la pérdida y el duelo de un ser querido... Eso le diagnosticó la sicóloga Mery Alejandra Caballero a los cuatro integrantes de la familia Ruales que hace dos años llegaron de Nariño a la loma de Polvorines, en Cali, desplazados por la violencia. Un día, un grupo armado se llevó por la fuerza a la hija mayor. Los Ruales tuvieron que salir corriendo con lo que alcanzaron a empacar en una maleta porque al día siguiente los tipos podrían volver por los otros hijos. Venían del campo donde tenían su tierra, cultivaban sus alimentos y tenían su sustento diario. En Cali, por supuesto, tuvieron dificultades para comer, buscar una vivienda, un modo de vida... Pero lo peor fue el impacto emocional que todo ese despojo les produjo. Fue tan duro que tuvieron que ser atendidos de urgencia en el centro de Salud de Meléndez por la doctora Caballero. La violencia les había quitado a su hija y todo lo que habían construido en la vida, pero también los estaba destrozando por dentro.La historia de Lorena es otra. A sus 50 años, terminó con enfermedad maniaco depresiva severa o trastorno bipolar, luego de una vida turbulenta de maltrato y abuso sexual por sus padrastros. Su madre tuvo varios compañeros sentimentales.Lorena se fue de su casa y se extravió en el mundo. Se convirtió en trabajadora sexual, tuvo hijos de varios clientes y volvió a recibir maltratos. Hombres y mujeres, indistintamente, visitaban su apartamento, en medio de escenas de celos. La mujer terminó en el hospital Psiquiátrico con un trastorno bipolar de por vida. Intentó suicidarse delante de sus hijos, quienes también están en tratamiento. En la ladera donde trabaja la sicóloga Caballero hay unas cuatro mil familias desplazadas por la violencia, la mayoría de las cuales ha recibido tratamiento clínico por depresión, ansiedad u otro tipo de trastornos.La violencia es uno de los principales factores que desencadenan problemas mentales en la gente. En Cali, 14 de cada cien mujeres en edad fértil han sufrido algún tipo de violencia física, según datos del Ministerio de Salud. De ellas el 85 % quedan con secuelas físicas o sicológicas. Pero, además, el 26 % de las mujeres manifiestan haber sufrido algún día violencia sicológica de tipo verbal.Caleños ansiososEl Observatorio Nacional de Salud reporta que hace dos años en Cali se atendieron 32.126 casos de salud mental por diversos trastornos, y que 6 de cada 10 personas que consultó eran mujeres. Las tres primeras causas de consulta tienen que ver con trastornos de ansiedad, son la tercera parte de los casos, seguidos de los trastornos del estado de ánimo y del humor (bipolar y depresión), con el 19 % y la esquizofrenia y otros trastornos sicóticos, con el 12 % del total. Estos tres grupos de trastornos representan el 64 % de la problemática de salud mental de los caleños.Lo curioso es que la más afectada es una población que en promedio tiene 29 años. Hoy, el rango de edad que más consulta por problemas mentales es el de los 15 a 25 años. Son la cuarta parte de los pacientes.Por otra parte, es notorio el hecho de que el número de mujeres que consulta en este rango de edad sea tres veces superior al de los hombres.Ello significa que en esta etapa de la vida las caleñas de estratos bajos de la población se enfrentan a una serie de exigencias y presiones (de sus familias, del entorno educativo, de sus amigos, del ámbito social y laboral, de sus parejas), que superan su capacidad de respuesta y que generan situaciones críticas que desencadenan problemas sicosociales.En la clasificación clínica los trastornos de adaptación son la primera causa de consulta (depresión y ansiedad) seguido por los trastornos depresivos mayores y los trastornos de pánico. Pero no solo la violencia genera esos problemas. Muchos profesionales que se sienten fracasados, que no logran el éxito también son víctimas de trastornos mentales. La médico cirujana Sandra Losada, especializada en temas de mente y cuerpo, dice que en nuestro medio es más frecuente la ansiedad que la depresión, porque mucha gente no satisface necesidades y no logra metas cuando hay afán por lograrlas. Por eso la ansiedad se presenta casi todos los días.“Nosotros mismos a veces decimos que tenemos la ‘depre’, pero la verdad es que no estamos deprimidos sino desmotivados. Pero la ansiedad es como un motor interior que genera problemas cardiacos, crisis de pánico, trastornos bipolares, alteraciones cardiovasculares, cosas muy fuertes. Y creo que puede llegar a ser más común que la depresión". “Sin decir que la una es más importante que la otra, ambos son trastornos adaptativos que no me permiten socializar conmigo mismo ni con el entorno”, agrega.Lo cierto es que la gente no se pone triste o ansiosa porque sí. Como dice Maritza Isaza, directora del Observatorio de Salud Mental de la Secretaría de Salud de Cali, hay factores determinantes que desencadenan esas crisis emocionales como el desempleo, el desplazamiento, la pobreza y la violencia.Por eso, como lo señala la sicóloga Mery Alejandra Caballero, 25 de cada cien personas atendidas tienen un problema de salud mental. “Son cifras alarmantes porque la capacidad de atención que tenemos en la ciudad es baja, solo hay un hospital psiquiátrico y muy pocos psiquiatras en Cali”, advierte.Política de salud mentalPara afrontar toda esta problemática, en los próximos días, debe empezar a regir la nueva Política Nacional de Salud Mental para Colombia, que desarrolló la Universidad Nacional por petición del Gobierno y de la Organización Mundial de la Salud. El sicólogo Carlos Parales, quien coordinó ese trabajo, sostiene que la gente está sufriendo mucho de problemas sicológicos y a eso no se ha dado la importancia que tiene. El impacto es enorme, no solo debido a lo que sufre la gente, sino en términos económicos. La depresión es uno de los problemas más costosos en cuanto a la discapacidad que produce y los años de vida que la gente pierde. Es uno de los problemas más costosos para una sociedad y se vuelve crónico y no se trata, advirtió Parales.En el estudio que soporta la nueva política de salud se indica que el problema que más impacta a los colombianos es la ansiedad y luego la depresión. La conclusión a la que se llegó es que, en el fondo, el problema más grave en el país es el que tiene que ver con la convivencia. En ese sentido, Parales recordó que un estudio hecho en gente joven del Distrito de Aguablanca de Cali por universidades inglesas y financiado por una agencia norteamericana halló que las prevalencias de problemas que impactan la salud mental allí superaban al resto del país. No tener trabajo, ser mujer, y haber sido víctima o testigo de actos de violencia fueron las tres categorías amplias que clasificaron como causantes de trastornos mentales.Ser mujer porque el género en particular es una categoría importante en salud mental, ya que por razones que no se entienden, que no son biológicas, las mujeres tienden a sufrir más de depresión y los hombres más de alcoholismo y drogas.El desempleo, porque la gente no tiene plata para los gastos básicos de su vida y sus gustos. Eso genera impacto en la autoestima y estrés.Y la violencia, porque produce el estrés que es la puerta de entrada a muchos otros problemas de salud mental y vuelve a la gente vulnerable.Lea las otras partes de este informe especial:Salud mental: los líos que genera el estrésIdentidad, el 'coco' de los jóvenes caleños

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad