Jueces de paz se declaran en crisis

Jueces de paz se declaran en crisis

Noviembre 19, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Cali Norte

Los conciliadores de Los Álamos y La Campiña denunciaron que no cuentan con escritorio, sillas ni computador. Pidieron apoyo a la comunidad.

La crisis que padecen los jueces de paz de la Comuna 2 por falta de muebles y otros insumos ya tocó fondo. La precariedad con la que atienden se refleja en la falta de escritorios, sillas y computador, mientras que la papelería y los útiles de oficina deben comprarlos de su propio bolsillo. El último kit que les entregó la Alcaldía lo recibieron el año pasado.Alonso García, quien atiende en la sede comunal de La Campiña, se declaró “desconsolado por la desidia y falta de colaboración de los entes gubernamentales”, al tiempo que manifestó que hace cinco meses, ante la solicitud de dotación, “el Consejo Seccional de la Judicatura nos respondió que para prestar nuestros servicios no necesitamos de un sitio o de un computador y que podíamos despachar desde una tienda o un parque”. A su vez, Carlos Tulio Mena, señaló que las sillas con las que cuentan en el centro de salud Los Álamos, adonde fueron trasladados cuando se inició el arreglo del Cali 2, están en malas condiciones, al punto de que la gente no puede recostarse porque se puede caer. La máquina de escribir tampoco funciona, señaló el juez de paz.“Hay procesos para los cuales preciso de un computador, por lo tanto tengo que pagar de mi cuenta para escribir una carta u otra diligencia, pues de otra forma quedaría muy mal presentado”, explicó. De acuerdo con Alonso García, la Alcaldía les prometió un archivador, un computador, dos escritorios y diez sillas, “pero nos pusieron tantos problemas que no quise volver. Otras veces han ofrecido muebles inservibles y en pésimas condiciones”.Sobre el tema, Freybar Torres, subdirector de Bienes Inmuebles del Municipio, respondió que muchos de los muebles no están en el mejor estado, pues ya se les ha dado de baja, pero que de todos modos se utilizan. Sobre los trámites a seguir, recalcó que “para entregarlos, se requiere responsabilizar a alguien por su tenencia, para darle transparencia a los procesos”. Carlos Tulio Mena, por su parte, hizo un llamado a la comunidad y pidió a las personas o empresas que tengan escritorios, sillas y un computador en buen estado para que los donen a los jueces de paz de la Comuna 2.Ellos son Carlos Tulio Mena, Alonso García, Alfredo Gutman, Magnolia Sánchez y Carlos Pineda.Entre los servicios ellos prestan se destacan, además de conciliaciones, inspecciones sobre el estado en que se entregan bienes, convivencia familiar y comunitaria, maltrato intrafamiliar, tenencia de mascotas, conflictos por contaminación auditiva, asesoría sobre a quién acudir en casos de drogadicción y, en general, protección de los derechos de los ciudadanos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad