Jóvenes de universidades de Cali se unen para presentar proyectos de vivienda ecológica

Jóvenes de universidades de Cali se unen para presentar proyectos de vivienda ecológica

Septiembre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Anderson Zapata | Integrante semillero UAO - El País
Jóvenes de universidades de Cali se unen para presentar proyectos de vivienda ecológica

Mihouse es uno de los 16 equipos que participarán en el Solar Decathlon para América Latina y el Caribe 2015.

El equipo Mihouse, conformado por profesores y estudiantes de las universidades Autónoma y San Buenaventura desarrollan casa autosostenible para la competencia Solar Decathlon.

Solar Decathlon es una competencia internacional que invita a los estudiantes de las universidades especializadas en ingeniería, arquitectura, diseño urbano sostenible, energías renovables y carreras afines a que participen en el diseño, la construcción y la operación de soluciones de viviendas sostenibles y que funcionen con energía solar. Lea también: Competidores del Solar Decathlon mostraron prototipos de viviendas sostenibles

Esta competencia se realiza cada dos años, y por primera vez se celebrará en Cali. Además, es la más importante a nivel mundial entre las universidades, y está enfocada en la construcción de viviendas sostenibles.

 En este 2015 el Solar Decathlon visita por primera vez Latinoamérica, retando a 16 grupos universitarios de todo el continente para que  generen la creación de soluciones innovadoras para viviendas de interés social, adaptadas a las condiciones climáticas del trópico.

Uno de estos 16 grupos es el equipo  Mihouse, el cual está conformado por estudiantes de carreras como ingeniería eléctrica y ambiental, así como  de arquitectura de las universidades San Buenaventura y Autónoma. Ellos compiten con su  proyecto de “Vivienda multi inteligente que utiliza energía solar”.

Su construcción  consiste en integrar elementos que permitan la recolección de aguas lluvias, el ahorro de agua potable, el correcto manejo de aguas grises y negras, y un desarrollo eficiente de los residuos.

Una propuesta es controlar  el manejo de residuos sólidos para crear abono y así poder tener huertas dentro del hogar y cosechar algunos alimentos.

Todo esto con el fin de reducir el impacto negativo en el medio ambiente para proyectar al Valle del Cauca como referente internacional en la utilización de energías limpias y soluciones sostenibles aplicadas a la vivienda social.

Ya se han hecho varios diseños, se realizó uno inicial, pero se ejecutaron varios cambios de escalas, de software y estructurales. También se han construido maquetas, pues la idea es comenzar a construir lo más pronto posible, comenta Katherine Lenis, estudiante de ingeniería eléctrica.

Se tiene previsto comenzar con la construcción  de la vivienda autosostenible en los predios de la Universidad del Valle el 23 de noviembre, debido a que la esta debe estar totalmente terminada el 5 de diciembre, fecha en que inicia la exposición al público y las competencias. Sin embargo, ya se han construidos diferentes elementos y accesorios que tendrá la casa.

Para Katherine la principal motivación de participar en el proyecto, “es aprender mucho de la parte eléctrica, de la arquitectura y de cosas nuevas que uno desconoce de las otras áreas profesionales que hay en el proyecto. También me interesa aprender a trabajar en equipo, ya que esto es importante para el campo profesional”.

Y añade: “me parece una oportunidad valiosa ya que la industria de la construcción es uno de los sectores que más deteriora el ambiente ecológico, pero con la llegada del Solar Decathlon 2015 se abre la oportunidad para repensar las dinámicas de este sector y para impulsar la arquitectura bioclimática y la construcción sostenible a través de viviendas bien planeadas y edificios eficientes”, afirma  Margarita Villalobos, capitán del equipo Mihouse.

Alejandro Beltrán, Team Leader (líder de equipo) de ingeniería ambiental, manifiesta que todo comenzó en agosto del 2014 cuando les propusieron la idea  y comenzaron a investigar estrategias, y a indagar sobre los concursos pasados. En noviembre se unieron las dos universidades y se comenzaron a realizar las reuniones de planificación. Alejandro recalca el apoyo que han tenido por parte de los 9 profesores de las dos universidades para dirigir a los 31 estudiantes que conforman el equipo.

Yuri López, gerente del proyecto, comenta que la unión de estas dos universidades se dio a través de profesores colegas en ambas instituciones que se enteraron de la competencia y decidieron unir las fortalezas de ambas universidades, de manera que la Universidad de San Buenaventura colabora desde la parte arquitectónica y la Autónoma desde el campo de las ingenierías.

Cali es una ciudad privilegiada para desarrollar este tipo de proyectos, ya que todos los días se cuenta con una alta radiación solar, situación que favorece a los paneles solares, ya que estos están formados por un conjunto de celdas que producen electricidad a partir de la luz que incide sobre ellos.

“La propuesta de Mihouse es oportuna, ya que  aparece en un momento en el que se ha detectado un déficit habitacional en la ciudad y poca oferta de vivienda”, sostiene Margarita Villalobos.

Viviendas autosostenibles Un panel solar actualmente en el mercado tiene un costo cercano a  los $800.000. En una casa promedio, donde vivan 4 personas, se necesitarían entre ocho y seis paneles solares para generar la electricidad suficiente.

Del 5 al 15 de diciembre será la competencia y se  realizará la exposición al público de la vivienda. Un aspecto muy importante es que se está trabajando de la mano con empresas de la región para desarrollar los materiales que se utilizarán en la construcción de la vivienda.

“Con Panelmet hemos evaluado el material para la cubierta, pues debe garantizar un ambiente interior fresco y ayudar a reducir la condensación al interior de la casa. Otra empresa que se ha sumado es  Smurfit Kappa. Hemos seleccionado los muebles que utilizaremos, los cuales son creados por la empresa a partir de cartón reciclado”, manifiesta Margarita Villalobos, capitán del equipo Mihouse.

La preparación para la competencia también ha incluido la participación de estudiantes y profesores del equipo Mihouse en jornadas académicas tales como  el II Workshop en energías renovables y eficiencia energética, organizado por la Universidad Autónoma. 

También han participado en jornadas ambientales de la ciudad  como la Tercera Bicicletada por los Humedales de Cali. 

Como parte de la preparación técnica, el equipo asistió  a un curso de seguridad y salud en el trabajo y a otro de riesgos laborales. En las próximas semanas realizarán  un curso de alturas y uno de primeros auxilios, los cuales los prepararán para evitar accidentes en la fase de construcción de la casa.

 Olga Lucía Montoya, docente de la Universidad de San Buenaventura, sostiene que el costo de estas viviendas es máximo  de US$50.000, valor que incluye todos los elementos de la construcción, y al ser un prototipo que se puede desarrollar en serie, sus costos pueden bajar.

Exposición al público La vivienda inteligente Mihouse estará ubicada en la Villa Solar,  en el campus Meléndez de la Universidad del Valle. Allí se realizarán diferentes tipos de pruebas para ver qué tan autosuficiente es la casa.   Una de las posibles  pruebas eléctricas será calentar una determinada cantidad de litros de agua en cierto periodo tiempo, con el fin de evaluar la calidad y el funcionamiento de los paneles solares de las estructuras.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad