Jean Claude Bessudo, un empresario que se convirtió en actor

Jean Claude Bessudo, un empresario que se convirtió en actor

Septiembre 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Jean Claude Bessudo, un empresario que se convirtió en actor

Con el montaje de la obra Moliére se busca recolectar fondos para fortalecer las instalaciones de los teatros Libre del Centro y Chapinero en Bogotá.

Este miércoles 14 de septiembre, en una única función en Cali, Jean Claude Bessudo protagonizará la obra ‘El burgués gentilhombre’, de Molière.

Muchos se preguntan qué hace Jean Claude Bessudo convertido en actor de teatro. ¿Acaso el presidente de un reconocido grupo empresarial del sector turístico no tiene suficientes ocupaciones? ¿No le bastó con participar en un ‘reality show’ que fue la versión criolla de ‘El Aprendiz’, de Donald Trump?La respuesta es sí, Bessudo es uno de los hombres más ocupados del país, pero desde sus tiempos de escolar en el Liceo Francés de Bogotá se destacó como actor de teatro. Además es un gran admirador de Molière, y su acento afrancesado cae como anillo al dedo para interpretar a Monsieur Jourdain, protagonista de la obra ‘El Burgués gentilhombre’, una de las comedidas más famosas y representativas del teatro francés del Siglo XVII.Pero la razón para cambiar el saco y la corbata por la peluca y la capa, es altruista: el dinero que la obra recaude en su gira por Colombia será donado al fortalecimiento del Teatro Libre de Bogotá.Para estar a la altura del reto se preparó durante meses en intensivos cursos de expresión oral y corporal. “Lo más difícil fue aprender a respirar para poder proyectar la voz en todo el recinto sin perder capacidad expresiva”, explica.Y por lo visto el aprendizaje dio resultado, pues la obra ya se ha presentado con lleno total en Bogotá, Cartagena, Barranquilla y Medellín, y este miércoles llegará al Teatro Municipal de Cali en una única función, a las 7:00 p.m.Un argumento muy actualMonsieur Jourdain es un burgués ricachón a quien solo le falta obtener algún título nobiliario, ser correspondido por una gran dama y aprender a comportarse correctamente para sentirse como todo un aristócrata. Conscientes del obsesivo deseo del burgués, una serie de sastres, maestros de esgrima, baile, música y filosofía harán lo posible por llevarle la idea y sacar de él el mayor provecho posible. La locura del burgués interfiere con los deseos de su hija en contraer matrimonio, pero una serie de farsas y absurdos dejarán satisfechos a todos.Bessudo cree que ‘El burgués gentilhombre’ sigue teniendo toda la actualidad en nuestros días. “Claro que he conocido personas que quieren hacerse pasar por algo que no son, muchos nombres vienen a mi mente en este momento, pero para poder seguir viviendo en Colombia debo omitirlos”, dice con la misma carcajada suave y amable con la que termina casi todas sus frases. Como no pudo dar nombres, le preguntamos al menos por las anécdotas de algunos personajes reales que le recordaran a Monsieur Jordain, y esto dijo: “Una vez ofrecimos una cena en nuestra casa. En la mesa había una taza de agua tibia para lavarse las manos, pero un invitado le exprimió un limón y se la bebió toda. Mi esposa, al ver esto, y temiendo que el invitado se sintiera fuera de lugar, agarró el limón, lo exprimió también y bebió el agua de lavar las manos, lo cual me pareció un acto de exquisita finura por parte de ella”, recuerda Bessudo. Esta acécdota narra la antítesis de lo que veremos en ‘El burgués gentilhombre’, donde Monsieur Jourdain intentará por todos los medios aparentar lo que no tiene: clase.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad