Jamundí, una fuente hidrológica para el Valle del Cauca

Abril 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Jamundí,  una fuente hidrológica para el Valle del Cauca

En la Reserva de Río Claro sus habitantes podrán disfrutar de espacios como ‘Playa bonita’, y de otros que los conectarán con la naturaleza.

La parcelación campestre Reserva de Río Claro es privilegiada al estar bordeada por uno de los ríos más hermosos del departamento

La riqueza hídrica que caracteriza a Jamundí es uno de los privilegios que  pueden disfrutar las familias que deciden invertir en vivienda en este municipio. 

Un polo de crecimiento que cada día se fortalece más en proyectos habitacionales gracias a las inmejorables condiciones climáticas, a su fauna nativa y a los espacios campestres que ofrece. 

El estar rodeado de los ríos Claro, Jordán, Timba y Jamundí, cuatro afluentes que podrían incluso surtir a casi un millón de personas, según cálculos de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, hace que este  municipio sea atractivo para invertir y vivir, entre otras cosas por su topografía.

Precisamente uno de los ríos más importantes para esta población bordea en una longitud de 800 metros al desarrollo urbanístico Reserva de Río Claro, uno de los proyectos de vivienda campestre más destacados de la región.

Una Reserva que está estratégicamente construida en medio de doce bosques primarios, cinco nacimientos de agua, 105.000 m2 de zonas verdes y tiene aproximadamente un 25% como área protegida que ayudarán a conservar el río Claro, así como la fauna y la flora que está en peligro.

Y es tanta la importancia que tiene el afluente para el Municipio que la Reserva Río Claro ha promovido y aportado recursos económicos de la mano de Ecoforest SAS y de diversos actores públicos, privados y comunitarios, para ejecutar un proyecto ambiental cuyo objetivo es proteger y conservar la cuenca del río Claro, en su zona alta y media.

“Con ese recurso entregado por la Reserva Río Claro y el esfuerzo de varios actores logramos estructurar un comité ambiental para la preservación de la cuenca río Claro que entre otros está conformado por los coopropietarios de la Parcelación de Río Claro, entendiendo que ellos son el 30% de los usuarios del acueducto rural Villa Colombia”, expresó María Virginia Casasfranco Roldán, directiva de Ecoforest SAS.

A su vez, Libardo Moreno, presidente del acueducto rural de Jamundí Villa Colombia anotó que  “la iniciativa es muy valiosa, pues lo que buscamos es proteger el recurso hídrico del río Claro, pero también captar la atención de todas las autoridades ambientales y gubernamentales para que del presupuesto del Plan de Desarrollo de Jamundí se aporte el 1% para apoyar el proyecto y así reforestar la parte alta y media de la cuenca”.

La idea con este Comité Ambiental es proteger las fuentes hídricas de Jamundí. Por eso, el compromiso adquirido por Reserva de Río Claro y los integrantes que conforman la mesa de trabajo es garantizar que haya abastecimiento de agua potable para quienes están en la cuenca alta y media, así como en la baja.

Es por ello que la parcelación está comprometida 100% con el medio ambiente y tiene como objetivo transmitir esa meta a sus copropietarios para cuidar  las más de cien especies de aves que albergan ahí  a lo largo del año y proteger el río que le da nombre al proyecto.

Así los residentes de la Parcelación Río Claro podrán disfrutar  de espacios como ‘Playa bonita’, que contiene arena traída especialmente para pasar un rato agradable y gozar de sus deliciosos ‘charcos’.

Asimismo, tendrán la oportunidad de caminar por su sendero ecológico en el que apreciarán de un bambusario, palmeto, el jardín de los frutales y un sitio para el avistamiento de aves con especies de árboles sembradas especialmente para atraerlas. Se pueden observar árboles frutales típicos del departamento. Además cuenta con tres miradores para contemplar la hermosa visual del Río Claro y del lago del Águila Pescadora.

Un espacio natural y armonioso para aprovechar las zonas para actividad física que tiene Reserva de Río Claro y sus  lugares mágicos como la 'Isla del tesoro', el puente y muelle sobre el lago, y los kioscos ‘Refugio del gato con botas’ y ‘Refugio del armadillo’, dos zonas sociales dotadas con todas las comodidades para el disfrute de sus habitantes.  Así como de su gimnasio campestre de 10 estaciones. El Club House con salón de reuniones, el business center, la piscina, los 2 jacuzzies y baño turco, y el muelle sobre el lago.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad