Jalón de orejas a caleños por rechazo a programa de viviendas gratuitas

Jalón de orejas a caleños por rechazo a programa de viviendas gratuitas

Febrero 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas | Reportera de El País
Jalón de orejas a caleños por rechazo a programa de viviendas gratuitas

El viceministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, indicó que las primeras viviendas para Cali se deben entregar antes de terminar el primer semestre de este año y la totalidad de los dos proyectos antes del 31 de diciembre.

El viceministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, dijo que el Gobierno no va a segregar a las familias pobres. Casas de Pradera se entregan este lunes.

El próximo 11 de febrero, el presidente Juan Manuel Santos hará realidad el sueño de tener casa propia a 91 familias de Pradera. Estas personas, en su mayoría desplazadas, serán los primeros beneficiarios del programa de las cien mil viviendas gratis. Pero mientras estas familias disfrutan de la noticia, habitantes de Altos de la Pradera se quejan porque no consideran justo que sus vecinos obtengan sin costo la misma casa. La inconformidad por el programa nacional también toca a Cali y a Jamundí.Frente a la polémica, el viceministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, critica la poca solidaridad de los vecinos. En el Valle ya empezó el proceso son el sorteo realizado en Pradera el sábado pasado. ¿Cómo va el programa en el resto del departamento?El Valle es uno de los departamentos más beneficiados con el programa de las viviendas gratuitas, se asignaron más de 7900 cupos y en Cali se están desarrollando 3590 viviendas, una en la urbanización Casas de Llano Verde, de la Constructora Bolívar; y el otro es Santa Elena, donde el gerente técnico es Comfenalco Valle y el constructor es Integrar. Además, estamos llegando a municipios donde antes no habíamos llegado como Jamundí, Buga, Palmira, Pradera, Andalucía, Guacarí y tenemos licitación para El Cerrito, Alcalá y Sevilla. Es decir, adjudicadas para proceso de construcción hay 7257 viviendas y en licitación están alrededor de 600 casas adicionales. El 11 de febrero, vamos a ir con el señor Presidente a entregar las viviendas de Pradera. Además se van a entregar 600 casas que se hicieron con la plata de las caletas (de alias Chupeta) en Buenaventura y 138 vivienda en Yumbo, de ola invernal. Todas son gratuitas.No es un secreto que en el Valle, y Cali en especial, no fueron bien recibidos los programas de viviendas gratis entre los vecinos de los proyectos. ¿Qué opina de esta situación?Si no se desarrolla una política integral para que unas personas salgan de la pobreza extrema, estamos condenando al país a seguir profundizando las diferencias de clase y las desigualdades. Está comprobado con estudios del Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial que la vivienda es uno de los factores de movilización social más importante, que los hijos de una familia que vive en un barrio consolidado urbanísticamente tienen mejores posibilidades de insertarse en el circuito económico y social, con más y mejores oportunidades que las que tuvieron sus padres. En el país no hay colombianos de primera y de segunda clase, todos somos colombianos y a todos los que están buscando una oportunidad para salir de la pobreza se la tenemos que dar. Generar políticas de desagregación social es el peor error que puede generar cualquier sociedad medianamente civilizada. Como Gobierno no estamos de acuerdo con esta situación y el Valle del Cauca ha sido el departamento que más ha rechazado los proyectos. Lo que yo siento con el rechazo a estos proyectos es que hay gente que cree que unos viven en condición de salvajismo y otros que no. No podemos generar una segregación en pleno siglo XXI, de quien tiene un poquito más vive en un lado y quien tiene un poquito menos en otro, porque eso lo que va a generar es una bomba social en Cali. Si la ciudad se quiere tapar los ojos ante la realidad que tiene, lo que está generando es esconder un problema debajo del tapete y eso irá subiendo hasta que sea imposible pasar por ese tapete. Lo que pasa es que en Cali hay malos precedentes y los quejosos ponen de ejemplo a Potrerogrande... Yo sé de las dificultades de seguridad que ha tenido ese sector. Pero entonces qué va a pasar, que Cali va a rechazar todos los proyectos porque tuvieron una mala experiencia en un momento determinado. Ese es el peor mensaje que le puede mandar la sociedad caleña a las personas con menores oportunidades, lo que están haciendo es presentarse como la sociedad más desigual de todo el país.Existe el temor de los vecinos que como la casa es regalada, todo lo quieran gratis y que sus vecinos no salgan a trabajar como lo hacen los que sí tienen que pagan sus viviendas...Esto no es un tema de asistencialismo sino de corresponsabilidad. Los beneficiarios tendrán que cumplir con unos requerimientos del Estado y quienes no lo hagan perderán las viviendas. Se están escogiendo familias que cumplan efectivamente con esas condiciones como el mantenimiento de sus casas y de sus áreas comunes. Además sus hijos tienen que ir a estudiar y estar en los programas de crecimiento y desarrollo. Los beneficiarios son personas que pueden vivir en sociedad, acá no estamos diciendo que vamos a llevar delincuentes, vamos a llevar a quienes no han tenido las mismas oportunidades que otros sí.¿Cómo se escogen las familias?Se escogen a través de un proceso transparente donde estamos enfocados en tres poblaciones: desplazada, inscritas en Red Unidos y las que viven en alto riesgo. Ellas van a tener apoyo del Departamento de Prosperidad Social y de todas las entidades sociales del Estado como el Sena, el Icbf y los ministerios de Salud y Educación. A los alcaldes se les está pidiendo un acompañamiento social para los beneficiarios de estos proyectos.¿Cómo se blindará la entrega de la politiquería?La gente escogida hace parte de la base de datos del Departamento de la Prosperidad Social. Esta entidad se encargará de verificar que los beneficiarios no tengan propiedades ni hayan aplicado anteriormente a subsidios de vivienda y ese cruce de información se hará con las cajas de compensación. Además, el proceso está auditado por PricewaterhouseCoopers. No hay posibilidad de que haya politiquería.Las familias beneficiarias son generalmente muy grandes y la casa que se entrega es muy pequeña. Ya hay quejas de la gente de Barrio Taller porque les entregaron algo muy pequeño con un lote que no pueden construir por falta de dinero...Estamos mejorando la calidad de la vivienda en ese aspecto. Frente al costo de la casa y lo que se entrega, Colombia está entre los mejores de Latinoamérica. Pasamos de entregar casas con 28 metros cuadrados edificados, como las de Potrerogrande, a 46 metros cuadrados construidos. A las familias les estamos entregando un bien que les generará patrimonio, pero a estas personas no se les puede dar todo, ellas tendrán que hacer un esfuerzo para ampliarlas. El presupuesto nacional llega a lo que estamos ofreciendo en este momento.En Pradera se entregan las primeras viviendas gratis el 11 de febrero. ¿Cuándo empezará en Cali? Se deben entregar viviendas antes de terminar el primer semestre de este año y la totalidad de los dos proyectos (Altos de Santa Elena y Casas de Llano Verde) antes del 31 de diciembre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad