Invierno no cesa en el Valle, alerta amarilla en Jamundí por inundaciones

Invierno no cesa en el Valle, alerta amarilla en Jamundí por inundaciones

Enero 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Más de 40 familias fueron evacuadas en volquetas de las etapas 6 y 7 de la parcelación La Morada. Anuncian también reubicación de 270 familias del jarillón del río Cauca.

Las crecientes del río Cauca y sus tributarios mantienen en emergencia a Jamundí, Cali y Candelaria. Este miércoles fue decretada la alerta amarilla en Jamundí, donde fueron evacuadas más de 40 familias en volquetas de las etapas 6 y 7 de la parcelación La Morada, porque el nivel del agua superó el metro y medio de altura.Jhon Freddy Pimentel, alcalde de Jamundí, dijo que “estamos en la zona. El acceso es difícil y la situación es crítica. Aún no sabemos cuántas personas faltan por ser evacuadas”.De otro lado, en Cali se anunció que un total de 270 familias que residen en los sectores conocidos como Las Playitas 1 y 2, serán reubicadas en nuevos planes de vivienda, para darle una solución definitiva al problema de inundaciones que sufren cada vez que el río Cauca sobrepasa la cota de 10.50 metros.Así lo anunció el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, en una rueda de prensa este miércoles en la que se dieron a conocer los pormenores de la reciente emergencia que vive la ciudad por cuenta de las lluvias que han arreciado en las últimas 72 horas."La reubicación de esas familias, que ya están censadas y plenamente identificadas, está planeada para el momento en que iniciemos el programa de restitución integral del jarillón. Ellos van a ser los beneficiarios de los primeros programas de vivienda que hagamos en esta administración", señaló el mandatario local.Aunque el alcalde Guerrero no precisó la fecha en que se llevará a cabo este plan de reubicación, calificó estas zonas como no aptas para vivir y aseguró que son 15.000 familias las que viven en todo el jarillón.Sobre el problema de las inundaciones, que se convirtió en una constante de cada época de lluvias en Cali, Rodrigo Zamorano, coordinador del Comité Local de Atención y Prevención de Desastres de Cali, Clopad, aseguró que "la ciudad tiene un atraso de 40 años en lo referente a gestión de riesgo"."Estamos haciendo una consolidación de los mapas de gestión de riesgo existentes hoy en la ciudad, para saber como actuar en casos como sismos, incendios e inundaciones como las que estamos presentando", explicó el funcionario.Zamorano manifestó, además, que desde el año pasado se está formulando un proyecto para intervenir el jarillón de forma definitiva, de la mano del Departamento y organismos de emergencia de orden nacional."A pesar de ese proyecto no podemos hacer a un lado los proyectos de alerta temprana y evacuación, como los que se están llevando a cabo desde el martes en los sectores afectados", puntualizó.Así va la emergencia967 familias de 6 barrios de la comuna 7 resultaron damnificadas debido a la creciente que registró el río Cauca, según informó el secretario de Gobierno, Carlos José Holguín.El funcionario aseguró que, desde que la CVC emitió la alerta de desbordamiento del afluente, organismos de emergencia como la Defensa Civil, los Bomberos y los Scouts, desalojaron a los pobladores de los barrios La Playita Renaciente, La Playita Puerto Mallarino, Puerto Nuevo, Brisas del Cauca y Navarro."Con esa actuación preventiva evitamos que se perdieran vidas humanas. Desafortunadamente una canoa transportadora de arena naufragó y uno de sus ocupantes está desaparecido", manifestó Holguín, quien aseguró que los damnificados fueron ubicados en carpas provisionales mientras desciende el nivel del río.Por su parte Carlos Iván Márquez, director nacional de la Unidad de Gestión de Riesgo, manifestó que ese organismo dispuso de una suma de $239 millones para brindar atención inmediata a las familias afectadas.Este dinero, puntualizó, se invirtió en mil paquetes de aseo, mil mercados, mil kits de cocina, mil colchonetas y mil sobrecamas, que serían entregados desde este mismo miércoles a las familias que ya están registradas ante los organismos de socorro.Sin embargo, y aunque para la labor de entrega de ayudas dispusieron del coliseo del colegio Santa Isabel de Hungría, muchos damnificados aseguraron que, pese a estar registrados en la base de datos de las autoridades, nadie les avisó sobre la entrega de ayudas.Uno de los casos fue el de Carlos Cifuentes, líder comunal de La Playa Puerto Mallarino. Cifuentes asegura que ni él ni ninguna de las casi 300 familias que resultaron afectadas en su barrio fueron avisadas de ser beneficiarios de los kits de ayuda."Estamos viviendo hacinados en carpas y lo que queremos son soluciones definitivas y viviendas dignas. Le pedimos esto al alcalde y hasta al presidente cada 15 días que se nos mete el río a las casas. No entiendo como dicen que van a entregar las ayudas en un colegio tan lejos de la zona y sin avisarnos antes", señaló el líder cívico.Sin embargo, no todas las familias piden que los reubiquen. María Luz Cuero lleva viviendo 33 años en el barrio Brisas del Cauca y hoy es la presidenta de la Junta de Acción Comunal de su sector.Asegura que tan sólo desde la Semana Santa del año pasado, el río se está metiendo a su casa y a las de sus vecinos, y cree que todo se debe a las dos escombreras del sector que, según ella, represan las aguas del Cauca cada que se crece, lo que hace que su vecindario se inunde."Nosotros no nos queremos ir de aquí. Vivimos muy bien y así digan que somos un asentamiento subnormal pagamos predial y todos los servicios públicos. Lo que exigimos al Gobierno local es que retire definitivamente esas escombreras", agregó la señora Cuero.El director de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo anunció que desde el inicio de la semana se activó un plan de monitoreo para que en las próximas 72 horas se vigile el cauce del río Cauca a su paso por las zonas de afectación, ya que el último reporte de la cota de desbordamiento del afluente fue de 10.61 y está a punto de alcanzar el récord de 10.67, registrado el pasado 10 de diciembre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad