Investigan si muerte en la Cañasgordas fue por pique

Octubre 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Menor pereció dentro de un carro al estrellarse con exceso de velocidad contra un poste.

Las autoridades locales están investigando si un automóvil en el que falleció un menor la noche del miércoles pasado, cuando se estrelló en la Avenida Cañasgordas, participaba en uno de los llamados piques o competencias ilegales que se realizan en ese sector del sur de Cali.La peor suerte se la llevó el adolescente de 17 años (cuyo nombre se omite por ley) que viajaba como copiloto en el automóvil Kia Cerato, de placas KHA 162, pereciendo en el mismo sitio en donde el vehículo, de color rojo, se estrelló brutalmente contra un poste.Otros dos ocupantes del automotor resultaron lesionados, incluyendo el conductor, identificado como Howard González Castrillón, de 18 años, de quien la Policía Metropolitana de Cali precisó que se encontraba indocumentado al momento del percance.Al parecer, la causa del accidente, ocurrido a las 10:53 p.m. en la Calle 18 con Carrera 116 del barrio Ciudad Jardín, fue el exceso de velocidad.El vehículo “con tres ocupantes viene en sentido sur-norte, al parecer pierde la estabilidad golpeando contra el separador y posteriormente impactando contra un poste de alumbrado público, por lo que fallece una persona menor de edad que iba como ocupante”, reportó José Gabriel Hurtado Hernández, agente de tránsito con funciones de Policía Judicial que atendió el incidente vial.Un testigo relató los segundos previos al insuceso: “Estábamos tanqueando en la bomba cuando pasaron dos carros a gran velocidad, el rojo y uno blanco, el primero chocó contra el sardinel, en la parte de atrás, dio un giro de campana y fue a dar contra el poste. El otro se dio a la fuga, no paró, al parecer venían compitiendo”.Y agregó: “Tenemos información que en este sector se producen esas competencias ilegales, pero tocará establecer en la investigación que adelantamos si este vehículo se encontraba realizando este tipo de prácticas ilegales”.Dado lo aparatoso del percance, los socorristas que acudieron al lugar debieron emplearse al máximo.“Tuvimos que usar equipos neumáticos e hidráulicos porque el copiloto estaba atrapado y hubo que dañar casi medio vehículo para poderlo rescatar (el cuerpo). Eso demoró unas dos horas y media”, aseguró Jorge Forero, cabo de Bomberos Voluntarios de Cali.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad