Investigan a la secretaria privada del alcalde Ospina

Enero 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Nhora Mondragón, secretaria privada del alcalde Jorge Iván Ospina, enfrenta una investigación disciplinaria debido a los dos hallazgos que hizo la Contraloría de Cali, al revisar el contrato de prestación de servicios para la logística del Premio de Periodismo Alfonso Bonilla Aragón, ABA, que dicha funcionaria supervisó.

Nhora Mondragón, secretaria privada del alcalde Jorge Iván Ospina, enfrenta una investigación disciplinaria debido a los dos hallazgos que hizo la Contraloría de Cali, al revisar el contrato de prestación de servicios para la logística del Premio de Periodismo Alfonso Bonilla Aragón, ABA, que dicha funcionaria supervisó.Los hechos, por los que Mondragón ya presentó sus descargos el pasado 13 de enero, se remontan a julio y agosto de 2010, cuando la Secretaría General de la Alcaldía contrató por $208.700.000 a la señora María Elvira Páez Moreno para que se hiciera cargo de la logística de la velada de premiación de este tradicional reconocimiento al periodismo regional, que en 2010 llegó a su versión número 30.Dos son los reparos que hace el ente de control. “Se evidencia el incumplimiento de los requisitos legales para efectuar el contrato pues no se publicó el mismo en el Portal Único de Contratación, por lo cual no se garantizó el principio de publicidad que consagra la Ley”, dice el primer hallazgo. Esto significa que la Secretaría General de la Alcaldía no dio a conocer a los ciudadanos el contenido del contrato. Y aunque en su defensa Mondragón señala que “este principio de publicidad se garantizó mediante la publicación del contrato en el Boletín Oficial del Municipio… por eso tal omisión a nuestro criterio, no desdice de la legalidad, transparencia y responsabilidad”.La Contraloría rechazó esos argumentos y advierte que, “es la misma dependencia la que en la respuesta acepta la existencia de una omisión de las obligaciones de la función pública”.El segundo hallazgo tiene relación con el principio de transparencia y la amplia participación de proponentes en la selección del contratista, que para este caso, según la Contraloría, se incumplió debido al tipo de contrato realizado, que fue de “prestación de servicios profesionales y apoyo a la gestión”, cuando en criterio del ente de fiscalización la modalidad a utilizar debió ser la selección abreviada de menor cuantía, que se desarrolla mediante “una convocatoria pública, la construcción de unos pliegos de condiciones y su publicación en la página web, entre otros requisitos”.El cargo fue confirmado por la entidad que le manifestó, “la respuesta dada por la dependencia no desvirtúa el hallazgo, pues el contrato suscrito no es de apoyo a la gestión, ya que la razón de ser de la Secretaría General del Municipio no es otorgar premios de periodismo. Además, lo que se cuestiona no es dar esos premios y menos contratar a un tercero para tal efecto, sino el proceso utilizado, que no corresponde a lo que dice la Ley”.Dos hallazgos más de carácter administrativo hizo la Contraloría. Uno porque el contrato nunca tuvo acta de cierre, aunque finalizó el 7 de agosto de 2010, y otro porque en el acta de inicio, de fecha 2 de agosto del mismo año, la firma que aparece es la de Mondragón, quien fue supervisora, más no la del ordenador del gasto.Según conoció este diario, con base en el informe del ente fiscal, la Personería, organismo competente para investigar la conducta de los funcionarios municipales, le abrió a Mondragón un proceso disciplinario el pasado 5 de enero.Desde hace dos semanas El País intenta comunicarse con la funcionaria para conocer su opinión, pero a pesar de los mensajes dejados con su asistente, que contesta el celular, no ha sido posible.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad