Internet, el nuevo aliado para combatir los huecos en las vías de Cali

Abril 09, 2017 - 07:45 a.m. Por:
Redacción El País
Huecos Cali

Los habitantes de Villa Colombia se quejan por el mal estado de las calles y en especial este enorme hueco. Los vehículos no pueden transitar por el sector.

Oswaldo Páez/ El País.com.co

En aproximadamente dos meses, según cálculos de Julián Ruiz, coordinador del área de sistemas de la Secretaría de Infraestructura, los caleños podrán reportar los huecos de la ciudad a través de Waze, la aplicación de tráfico y navegación basada en la comunidad más grande del mundo.

“Básicamente, con la interfaz que estamos desarrollando con Waze, podremos conocer las coordenadas de los baches (huecos), el usuario que las reportó y cuántas veces los ciudadanos han informado sobre un mismo punto, lo que nos permitirá priorizar las vías a intervenir”.

De la interfaz de hecho ya hay un piloto, y se están realizando las últimas pruebas para su lanzamiento. “Se hará una campaña masiva para capacitar al ciudadano sobre el uso de la interfaz. De momento, los huecos se están reportando a través de los gestores y las JAC y JAL de cada comuna”, agrega Ruiz.

Para reportar un hueco, explica por cierto Pablo Bahamón, líder de gestión social de la Secretaría de Infraestructura, existen esas dos vías: de manera individual, es decir los ciudadanos que se acercan a la Secretaría a hacer el reporte, o lo que es más común, a través de organizaciones como las JAC, JAL y los comités de planeación territorial.

Con las solicitudes en mano, los funcionarios de la Secretaría hacen una visita a cada vía para verificar el tipo de intervención que se debe realizar – si es superficial o profunda – y además determinar la viabilidad de la obra.

Viabilidad quiere decir que se debe establecer si la calle a intervenir está dentro del esquema vial de la ciudad. Ese esquema es una especie de inventario de vías. Hay calles antiguas hechas por privados que no han ingresado al esquema vial y por Ley, en esos casos, la Secretaría de Infraestructura no puede intervenir.

“Sucede sobre todo en zonas de ladera, donde la comunidad abrió calles por donde pasa todo el mundo desde hace años pero no han sido regularizadas, inventariadas. Para intervenirlas se debe primero hacer ese proceso”, explica Pablo Bahamón.

Además, antes de reparar una vía se debe verificar con Emcali el estado de las redes secas y húmedas.

“Hay calles donde las redes tienen más de 40 años. Son redes que, por lo tanto, hay que cambiar. Si Emcali nos dice si, esa red de esa vía está en mal estado, pero pensamos intervenirla en tres años o más, hacemos arreglos superficiales. Otras veces Emcali nos dice que en el mediano plazo, por ejemplo en 2018, van a cambiar las redes de una vía que requiere nuestra participación. Nosotros en ese caso hacemos una licitación para hacer una contratación y, una vez Emcali termine de reponer las redes, nosotros recuperar la vía”.

Tapar un hueco, entonces, puede requerir paciencia pero en todo caso hay esfuerzos para recuperar la malla vial de la ciudad, que por cierto registra un retraso de por lo menos 20 años.

En ese sentido, Cali pasó de tener dos cuadrillas para reparar las calles, a 22. Actualmente cada comuna cuenta con una cuadrilla (conformada por 15 personas) y se conformarán dos cuadrillas más que estarán dedicadas exclusivamente a vías principales.

A la fecha, según datos de la Secretaría de Infraestructura, se han recuperado 550 vías tanto urbanas como rurales, con una inversión aproximada de $15.000 millones. De 351 solicitudes recibidas este año, 341 ya están siendo atendidas, según datos de Pablo Bahamón.
Ruta para atención del arreglo de vías

Las comunas con más solicitudes son la 13 (85), seguida de la Comuna 1 (40) y las comunas 11 y 12 (28). Curiosamente la Comuna 22, una de las que más requieren intervenciones en sus vías, no registra solicitudes. Tampoco la 18, la 20 y la 21.

“Una vez analizadas las solicitudes de la comunidad se priorizan diez vías por comuna. Una vez intervenidas esas vías se priorizan otras diez y así sucesivamente. Continuamente nos hacen requerimientos e intentamos intervenir en el menor tiempo posible cada comuna, de afuera hacia adentro. Es decir: priorizamos vías principales, después secundarias y por último calles locales; por donde solo transita la gente de la cuadra”, agrega Bahamón.

Por cierto: según el secretario de Infraestructura, Gustavo Jaramillo, y aprovechando que los caleños salen de la ciudad en esta Semana Santa, su despacho adelantará un plan choque de recuperación de vías principales.

“Se está trabajando en la Autopista Simón Bolívar entre la 80 y la 100. El oeste se va intervenir desde la portada al mar por toda la Avenida Colombia. También trabajaremos en la Ciudad de Cali, la Quinta, la Autopista Sur Oriental. El objetivo es que en ninguna vía principal de Cali haya un solo hueco”.

En la Simón Bolívar, sin embargo, hay un problema: no hay alcantarillado. Y en algunos tramos, cuando llueve, el agua se estanca. El agua empozada, se sabe, descompone cualquier cosa.

“Por eso, en la Simón Bolívar siempre hay huecos y el ciudadano piensa que no hacemos nada, pero no es así. Es una de las Avenidas prioritarias. En general para la Alcaldía Armitage la recuperación de las calles es una prioridad y eso se ve en los números: si en el primer año del Alcalde Rodrigo Guerrero se recuperaron 50 mil metros de pavimento, en el primer año de esta alcaldía fueron 170 mil. El de los huecos es, con la seguridad, la principal solicitud de los caleños a la Administración”, dice Jaramillo.

En la zona rural de la ciudad se identificaron además 250 kilómetros de vías para intervenir. La Alcaldía tomó la decisión de tercerizar el mantenimiento de estás vías, con una inversión de $5.000 millones.

Sondeo de El País

Este diario realizó un sondeo en las redes sociales en el que se le preguntó a los lectores la ubicación de los huecos más grandes de la ciudad.

Varios de los usuarios de Facebook denunciaron que las vías de barrios como Villacolombia están en estado crítico.

Los barrios La Flora, Vipasa, La Merced, Los Álamos, Prados del Norte también presentan problemas.

Igualmente, Tequendama, La Hacienda, El Ingenio, El Limonar y Ciudad Capri, el barrio Panamericano, Ciudad Jardín y en general toda la Comuna 22.

“Se me estalló una llanta nueva en la Autopista Sur. Los huecos no se notan por que están llenos de agua. ¿Quién me responde por los daños? Son huecos sorpresa”, escribió, por ejemplo, Ricardo Guzmán.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad