Instrucciones para un manejo adecuado del dolor por la muerte de un ser querido

Agosto 31, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Lorena Rosero | El País
Instrucciones para un manejo adecuado del dolor por la muerte de un ser querido

Una persona en duelo necesita recogimiento, paz, equilibrio y tranquilidad. Debe estar rodeada de personas positivas y con mucha energía”. Patricia carvajal, Sicóloga

Expresar emociones, sensaciones y sentimientos reprimidos es la forma adecuada de hacerle frente a un duelo. Recibir amor y escuchar a un profesional, la mejor terapia.

“Gracias, por fin encontré la tranquilidad que necesitaba”, expresó una joven de 19 años, que tras la muerte repentina de su madre, recurrió a los servicios de la terapeuta Patricia Carvajal de Recio, sicóloga con 17 años de experiencia en el manejo del duelo y fundadora de la Clínica del Duelo, quien para cerrar el proceso la invitó a buscar la luz, como los girasoles al sol. Es normal que con la muerte de un ser querido se pierda la emoción de la vida, las ganas de salir adelante, los deseos de sonreír y, lo más importante, la fe. Sin embargo, usted puede recuperarse emocionalmente. Para ello se han creado instituciones, que a través del apoyo profesional, salvan ‘corazones rotos’. Según los expertos, vivir el duelo sanamente podrá llevarlo a la tranquilidad y a la paz. La Clínica del Duelo, cuyos fundadores son los esposos Rafael Fernando Recio y Patricia Carvajal de Recio, por ejemplo, “surgió hace 7 años para dar respuesta a la necesidad de un acompañamiento amorosamente profesional a las personas que se enfrentan a un duelo, eso significa que están pasando por la pérdida de algo o de alguien muy significativo. El acompañamiento se les brinda tanto a niños, adolescentes, jóvenes y adultos, con una intervención diferente en cada caso”, indicó la especialista Carvajal de Recio. Existen otros factores que pueden generar esta sensación de vacío en el ser humano: pérdida de una parte del cuerpo o una función corporal, pérdida de la relación de pareja, pérdida de un empleo o el inicio de la jubilación; actualmente, el desplazamiento o la desaparición forzada (secuestro) podrían entenderse también como causales de duelo. Todos estos factores generan síntomas en el paciente que requieren una intervención profesional. Cuándo visitar a un experto... Sentir tristeza, depresión, desolación, desmotivación, vacío, son síntomas normales de un duelo. Sin embargo, si estas sensaciones se prolongan durante mucho tiempo o si presenta falta de apetito, insomnio o trastornos en el sueño, agresividad, dolores en el cuerpo, desánimo, deseos de no hablar, ni compartir con alguien, deseos de morir, pérdida de la capacidad de realizar ciertas actividades comunes, es tiempo de recurrir a un especialista.“Si usted permite que estos síntomas se agudicen, el estado anímico podría complicarse más. Nuestra clínica ofrece también terapias para preparar a las personas frente a un duelo, es decir, si un familiar tiene una enfermedad terminal, un hijo se va de viaje o si va a ser despedido de su trabajo”, añadió la experta de la Clínica del Duelo. Recupere su paz Intervención en la Clínica del Duelo:1. Cita inicial: Se identifica quién es el paciente, tipo de pérdida y forma de afrontar el duelo: qué tanto le afecta a nivel personal, familiar, laboral o social. Creación de perfil. 2. Plan de acción: Con el perfil definido se desarrolla un plan de intervención. En este punto, se define si el paciente debe ser medicado farmacológicamente. 3. Terapias: Por lo general, los pacientes son tratados cada 8 días; quienes requieren un refuerzo mayor, asisten entre 2 o 3 veces a la semana. Un tratamiento podría durar desde un mes hasta un año, dependiendo del proceso personal. 4. Actividades: El paciente puede disfrutar de conferencias y charlas espirituales. Además, la Clínica del Duelo ofrece espacios reflexivos y de meditación que llevan a la tranquilidad.5. Antes de finalizar: El terapeuta se encarga de anunciarle al paciente que pronto terminará su proceso, lo prepara para asumir la vida sin el acompañamiento. 6. Control: Al finalizar el tratamiento, los pacientes deberán asistir a charlas de control para evaluar cómo ha sido el proceso al asumir la vida sin terapia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad