Instituciones públicas y privadas de Cali reflexionaron sobre la calidad educativa

Marzo 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Instituciones públicas y privadas de Cali reflexionaron sobre la calidad educativa

Con carteleras y material pedagógico, rectores y docentes de colegios públicos y privados se dieron a la tarea de tratar de entender lo que significa el Índice de Calidad Educativa, con el que se medirá a las instituciones educativas desde ahora.

Duras críticas formularon algunos docentes de Cali al Día de la Excelencia Académica decretado por el Ministerio de Educación y llevado a cabo ayer.

Las 93 instituciones educativas oficiales y los 900 colegios privados que tiene Cali se unieron a la jornada del Día de la Excelencia Académica decretado por el Ministerio de Educación.

Vea aquí el listado de los 179 colegios privados de Colombia calificados con el ISCE.

Se trató de  un día para analizar qué clase de educación es la que le están ofreciendo a sus estudiantes y cómo pueden mejorar para que su calidad sea mayor.

Fue una jornada que se aplicó en 22.382 instituciones públicas y privadas del país a través de un taller que simuló la preparación de equipo de fútbol para jugar un partido.  Reflexiones de camerino, calentamiento, entrenamiento y tener la pelota en la cancha fueron algunas de las analogías utilizadas para reflexionar sobre los resultados de las Pruebas Saber, la importancia del trabajo en equipo y las metas que hay que trazar  para alcanzar la excelencia.

“(Entre las selecciones de fútbol) estamos en el  tercer lugar en el mundo,  llegamos a las grandes ligas e hicimos, en el Mundial, temblar a los grandes. Ahora queremos repetir esa hazaña en la educación, para que nuestros hijos puedan estar en el país mejor educado de América Latina en el año 2025”, explicó el presidente Juan Manuel Santos, quien lideró la jornada desde  Antioquia.

En el colegio Philadelphia International, por ejemplo, los más de 150 docentes llegaron con ropa cómoda para participar de los juegos incluidos en el taller. Sin embargo, la sensación que quedó fue la de una actividad decretada por el Gobierno que se hizo de forma apresurada y sin mucha información.

“El estudio que se quiere hacer sobre la calidad es un buen ejercicio, el problema está en la forma como se hizo. Preparar estas actividades requiere una logística, se desconoció la planificación que tienen los colegios con sus jornadas académicas y es un tema en el que no se puede improvisar. Por ser de Calendario B, tuvimos problemas para recolectar la información para el taller”, dijo Rebeca Polo, vicerrectora del Philadelphia.

“No se trata de un ejercicio novedoso, porque muchos colegios, como el de nosotros, ya hacen este tipo de reflexiones. La evaluación  estimula a los colegios a trabajar por los niños con bajo desempeño y a luchar porque los estudiantes no pierdan el año. Lo que es claro es que la educación pública seguirá postrada si el Estado no invierte en infraestructura, si no le paga bien a los docentes”, aseguró Carlos Arturo Morales, rector del Colegio José María Carbonell.

El taller sirvió para hacer  inventarios, “no hay material pedagógico y hay que acabar con el hacinamiento en los salones, con eso de que un profesor atienda a más de 50 estudiantes en un salón de clase. El de hoy (ayer) en vez de ser el ‘Día E’ de la Excelencia, es el ‘Día E’ de la Escasez”, dice Janeth Escalante, docente de ciencias sociales.

La actividad giró en torno a explicar el Índice Sintético de Calidad Educativa, ISCE indicador con el que el Gobierno medirá el desempeño de los colegios y  que tiene inquietos a muchos directivos.

“La medición  se sigue haciendo basada en lo que arrojan las Pruebas Saber. Aún no sabemos de dónde salió la información para hacer un ranking de colegios, hay quienes estaban en muy buenos puestos y hoy en los listados no aparecen. La calidad educativa se está limitando a un número que no refleja otros factores que brindan las instituciones”, dijo Elsy Jordan de Córdoba, rectora del colegio Lauretta Bendel.

¿Cómo está Cali?En la escala de 1 a 10 del Índice Sintético de Calidad Educativa, ISCE,  la educación en primaria, secundaria y  media de Cali obtuvo un porcentaje de 5,0. De acuerdo con el Ministerio de Educación, la meta que debe alcanzar es de 5,3.Es la cuarta puntuación más alta entre las ocho entidades territoriales  medidas  (Palmira, Tuluá, Cartago, Jamundí, Buga, Buenaventura y las entidades territoriales certificadas del Valle).”Estamos dentro del promedio nacional, pero sabemos que debemos mejorar en la educación  de los muchachos de noveno y décimo grado, donde hay  dificultades en matemáticas, especialmente”, dijo el secretario de Educación, Édgar Polanco.Agregó que “la calidad de los colegios depende de cada rector  y de los procesos que implemente para ese fin, debe ser una iniciativa autónoma. El Gobierno Municipal apoyará esas iniciativas”.

Hay distintas  preocupaciones frente a las mediciones. “En nuestro caso, la tasa de deserción es del 15 % porque manejamos poblaciones complicadas. A la hora de promediar eso, nos bajará el índice y entonces no se verá reflejada la calidad pedagógica que se da en clase”, dice Ramón Atehortua, rector del Colegio Santa Librada.

“En la medida en que ese índice se utilice para medir el mejoramiento en uno mismo, sirve a los colegios para favorecer su calidad. Pero si con ese índice se usa para clasificar entre mejores y peores, colegios menos favorecidos quedan en desventaja frente a otras instituciones”, dice Juan Pablo Caicedo, rector del Colegio Jefferson.

Y aunque sí faltó socialización, para la Comisión Vallecaucana por la Educación “el índice es positivo porque permite mirar la educación de manera integral y muestra aspectos de la Educación  que las Pruebas Saber no logran reflejar”, según su secretario general, Freddy Gómez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad