Inquietud de residentes del Oeste de Cali por maleza en zonas verdes

Inquietud de residentes del Oeste de Cali por maleza en zonas verdes

Marzo 14, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Inquietud de residentes del Oeste de Cali por maleza en zonas verdes

Avenida 9 norte con Calle 6. En varias zonas del Oeste, los vecinos esperan a que se realicen las podas de andenes, separadores y demás áreas verdes.

Ya varias zonas fueron intervenidas. Tarea avanza a paso lento por las fuertes lluvias.

Tras el anuncio del mantenimiento de las zonas verdes por parte del Dagma, residentes del Oeste se han mostrado inquietos al ver que en este sector la maleza sigue sin ser podada. Al respecto, funcionarios de la entidad explicaron que se está trabajando en simultánea en las 22 comunas de la ciudad y que en el transcurso del mes se irá llegando a todos los puntos. Así lo informó Jorge Plazas, encargado en el Dagma de coordinar el mantenimiento de estas áreas.El funcionario precisó que ya se culminó la intervención en la vía al mar y la ribera del río Cali. Se trabajará en Aguacatal, Normandía, Santa Teresita y otros barrios del Oeste en los próximos días. Ya se terminó el sector de San Vicente y el Parque de la Música y se está trabajando en Vipasa, Brisas de los Álamos y La Flora. Barrios del Sur, como San Fernando Nuevo, Valle del Lili y Quintas de Dos Simón comenzarán la semana entrante, mientras que esta semana se están terminando El Ingenio, Tejares de Cristales y San Fernando Viejo. Hasta ahora se ha hecho la poda de un total de 5 millones de metros cuadrados de zonas verdes en la ciudad. “Esperamos que para el 30 de marzo o los primeros días de abril esté completo este mantenimiento”, explicó Plazas. La directora del Dagma, Martha Landazábal, aseguró que actualmente trabaja un total de 300 operarios distribuidos en 31 cuadrillas, cifra que aumentó, ya que inicialmente eran 23 los frentes de trabajo. “Entre enero y marzo siempre es una temporada relativamente seca. Esta vez ha llovido más de lo usual, por lo cual el pasto ha crecido demasiado. Por esta razón tuvimos que contratar transporte adicional, por la gran cantidad de maleza removida”, comentó. De acuerdo con el Dagma, la última poda el año pasado se realizó en el mes de noviembre. “En temporada seca, la frecuencia entre un mantenimiento y otro es de 45 días, mientras que en tiempo húmedo es de 25 días”, puntualizó Plazas, quien además comentó que al año se hacen unas ocho podas en la ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad