Ingreso de menores a discoteca en Cali causa gresca

default: Ingreso de menores a discoteca en Cali causa gresca

Varios menores de edad se enfrentaron en la tarde de ayer con la Policía, a las afueras de un establecimiento conocido como K-Oba. 30 armas blancas y un kilo de marihuana fueron incautados.

Ingreso de menores a discoteca en Cali causa gresca

Julio 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Varios menores de edad se enfrentaron en la tarde de ayer con la Policía, a las afueras de un establecimiento conocido como K-Oba. 30 armas blancas y un kilo de marihuana fueron incautados.

Varios menores de edad se enfrentaron en la tarde de ayer con la Policía, a las afueras de un establecimiento conocido como K-Oba, ubicado en la Calle 5 con Carrera 59.Según versiones extraoficiales conocidas por El País, una vez llegaron las patrullas de los uniformados, quienes, por solicitud de la comunidad de Pampalinda se disponían a evitar el ingreso de los jóvenes al establecimiento, éstos reaccionaron de manera agresiva.Sin embargo, algunos de los menores involucrados en el altercado contaron que fueron los propios policías quienes los cogieron a la fuerza para evitarles el ingreso a “divertirse” en K-Oba.El País también conoció que el establecimiento relacionado, que ha cambiado varias veces de nombre, al parecer hace un uso indebido del suelo y esa es la queja que, desde el lugar de los hechos, relataron los habitantes, además de la incomodidad por las constantes “peleas” que forman allí los “muchachos”.“Para nosotros en principio, el uso del suelo es por lo menos dudoso y con base en él vamos a iniciar unas acciones administrativas para verificar su autenticidad y a partir de allí imponer las sanciones que den lugar”, aseguró el subsecretario de Policía y Justicia, Fortunato García. Al finalizar la tarde, 34 jóvenes que no superan los 17 años fueron llevados a la Estación de Policía de El Lido. Desde allí algunos padres que fueron a recogerlos relataron haberles concedido permiso a sus hijos, pero desconocer que K-Oba sea “peligroso” para ellos.El subsecretario también hizo un llamado a los padres de familia para que estén pendientes de lo que hacen sus hijos y los lugares que frecuentan.En las acciones, la Policía incautó un kilo de marihuana y 30 armas blancas, que portaban varios de los jóvenes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad