Inestabilidad en Metrocali

Diciembre 12, 2010 - 12:00 a.m. Por:

A la interinidad que vive Metrocali por la suspensión del presidente Luis Eduardo Barrera, hace tres meses, se agrega una nueva demanda contra el presidente encargado, Rodrigo Salazar Sarmiento.

A la interinidad que vive Metrocali por la suspensión del presidente Luis Eduardo Barrera, hace tres meses, se agrega una nueva demanda contra el presidente encargado, Rodrigo Salazar Sarmiento.En efecto, el funcionario fue demandando ante el Tribunal Contencioso Administrativo de Cali, porque estaría ejerciendo su cargo sin el lleno de los requisitos legales. Inicialmente Salazar fue encargado de la presidencia, pero “sin efectos fiscales”, lo cual lo limitaría para contratar y comprometer recursos de la entidad. En esa condición prácticamente no podría ejercer funciones porque se paralizaría la entidad. La Alcaldía cayó en cuenta y expidió un nuevo decreto para subsanar el error.El problema no termina allí. Salazar se posesionó el pasado 8 de septiembre, pero hasta la semana pasada no se había registrado la novedad en la Cámara de Comercio como debe hacerse. Según el artículo 442 del Código de Comercio sólo “las personas que figuren inscritas en el correspondiente registro mercantil como gerentes principales y suplentes serán los representantes de la sociedad para todos los efectos legales”. Y resulta que quien aparece inscrito como presidente aún es Luis Eduardo Barrera.Rodrigo Salazar respondió que él es vicepresidente suplente de Metrocali y en esa condición, según los estatutos de la empresa, tiene las mismas funciones del presidente. Sin embargo, el abogado Orlando Enrique Mina Manzano, quien interpuso la acción de ilegalidad al impugnar un recurso de Salazar frente a un fallo de tutela en el Contencioso Administrativo, sostiene que sus actos son nulos porque legalmente no es el representante legal de Metrocali. De esta manera, los contratos, licitaciones y demás actos administrativos suscritos por Salazar en este tiempo podrían estar viciados de nulidad y podrían tener también implicaciones penales, según el jurista.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad