Increíble historia de caleño que vivió el drama y la fama en Cartagena

Increíble historia de caleño que vivió el drama y la fama en Cartagena

Enero 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo, editora Equipo de Domingo.
Increíble historia de caleño que vivió el drama y la fama en Cartagena

Juan Guillermo Díaz, estudiante de la Universidad del Valle que perdió su oboe.

Conozca el drama de un estudiante de Univalle que perdió su instrumento pero que se dio el lujo de tocar junto al primer oboe de la Sinfónica de Sao Paulo.

Mejor dicho, este viaje nunca lo voy a olvidar”, sentencia  Juan Guillermo Díaz, uno de los universitarios de la delegación de Cali que asiste al VI Cartagena Festival Internacional de Música, luego de narrar para El País las desventuras que le ha tocado vivir en el Corralito de Piedra.Juan Guillermo, un joven de 23 años oriundo de Apía, Risaralda y que hace cuatro años estudia en Cali, fue víctima del robo de su oboe en un restaurante del centro de la  ciudad amurallada y por si fuera poco, sufrió un esguince en un pie  que hoy lo tiene caminando con ayuda de muletas.Con un grupo de amigos caleños,  Juan Guillermo llegó el pasado miércoles a la 1:30 p.m., a un restaurante cercano a la Universidad Rafael Núñez, uno de los lugares donde los estudiantes  reciben las clases magistrales de los artistas invitados al Festival. Tomó su maletín para sacar unas pastas que aliviaran su tos y lo puso un momento en el suelo.  “Cuando volví a mirar el maletín ya no estaba. Allí guardaba mi oboe y el  kit de herramientas para construir las cañas de mi instrumento”, relata este   estudiante de la Universidad del Valle, bastante afligido.Unos quince minutos después del suceso llamaron a la Policía, “que se portó muy bien”. Los agentes miraron las cámaras de seguridad que hay aledañas al restaurante y  vieron que el robo se produjo exactamente a la 1:36 p.m.. Fue cometido por un hombre blanco, de cabello negro que vestía pantaloneta hawaiana azul y camiseta blanca. Se emprendió un operativo para dar con el responsable, se hicieron requisas en  hoteles del sector, pero los esfuerzos resultaron vanos.Al otro día, continúa Juan Guillermo, cuando se disponía a instaurar la denuncia del robo de su oboe, “por el estrés, la angustia salí rápido del apartamento que alquilamos y me caí”. Tocó correr con él para el Hospital de Bocagrande, afortunadamente, había llevado su carné de la EPS y fue atendido sin problemas. Sin embargo, debió sacar de su propio bolsillo  $50.000 para alquilar unas muletas.En su cara de niño, Juan Guillermo refleja el calvario que vive. Perder su instrumento  le genera desesperanza, preocupación, tanto, que no quisiera regresar a Cali sin él.Lo que más le angustia es que va a iniciar él último periodo de su formación profesional en donde se hace necesario tener su instrumento, además “tengo obligaciones con la Orquesta de la Universidad del Valle y con la universidad misma de tocar”.El oboe que tenía este muchacho cuesta alrededor de ocho millones de pesos y el kit para la construcción de las cañas en el que hay cuchillos, tubos, cañas, formaletas, calibradores y otra herramientas  está valorado en $1.500.000.Sin su instrumento, prácticamente este joven que pertenece a la Orquesta de la Universidad el Valle  y al Quinteto de Maderas, de este mismo  centro educativo como primer oboe,  se ha quedado en Cartagena con los brazos cruzados.Sin embargo, no todo ha sido infortunios para este joven. Tuvo el privilegio de recibir una clase con el maestro  Joel Gisiger,  primer oboe de la Orquesta Sinfónica de Sao Paulo, quien le prestó el instrumento para esa actividad.  “Me dijo que era una lástima lo que me había pasado y que sería bueno que me fuera a estudiar a Brasil con él. Pero sin mi oboe no me puedo graduar y no me podría ir”.Motivado por sus propios compañeros, su novia y el conductor que los trajo desde Cali. Juan Guillermo ha estado tocando puertas con el fin de recuperar o reemplazar su instrumento. El director artístico del Festival, el pianista estadounidense  Stephen Prutsman, escuchó su relato mientras le contaba a El País y le  prometió contactarlo con otros medios para divulgar su historia.Juan Guillermo guarda la esperanza de que alguien le ayude a ponerle nuevamente música a su vida, obsequiándole  un nuevo oboe. Adiós al FestivalCon la realización de cuatro conciertos finaliza hoy el VI Cartagena Festival Internacional de Música. A las 11:00 a.m. será el concierto de Jóvenes Talentos; a las 3:00 p.m. se clausuran las clases magistrales; y a las 7:00 será el concierto de cierre; y 10:00 p.m. habrá función de ‘La pasión según San Marcos’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad