Incertidumbre por movilidad durante ejecución de megaobras

Agosto 01, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País

Plan de desvíos está listo en un 95%. La ciudad tendrá 28 frentes de obra de forma simultánea que incluirán reparaciones viales, creación de autopistas y hasta la demolición de manzanas completas que permitirán la construcción de plazoletas y amplios andenes.

El clima que se vive en las calles de la capital del Valle del Cauca se alterará en dos semanas para darle paso a la ‘transformación del cielo’: A mediados de agosto arrancará la ejecución de la primera fase de las 21 megaobras.Se trata de cerca de 28 frentes de trabajo que incluirán reparaciones viales, creación de autopistas y hasta la demolición de manzanas completas que permitirán la construcción de plazoletas y amplios andenes.Para muchos conductores y pasajeros la idea suena caótica. Es más, hay quienes sostienen que la palabra megaobra es sinónimo de “tortuosos trancones, desplazamientos más largos y madrugadas para llegar temprano al lugar de destino”.Sin embargo, los titulares de las secretarías de Infraestructura y Tránsito Municipal aseguran que esa palabra también se puede definir como “paciencia, desarrollo y más oportunidades de empleo”.A quince días de dar inicio al revolcón vial, Juan Diego Flórez, secretario de Infraestructura y Valorización, le dijo a El País que el plan de manejo vial está listo en un 95% y que se le están haciendo unos ajustes para su posterior aprobación.También comentó que las próximas semanas serán de socialización de los cambios que sufrirá el tráfico caleño. Se informará a través de volantes, pasacalles y vallas, además de difundir las medidas en la radio, la televisión y los medios impresos.A tener pacienciaDesde hace un par de meses la Secretaría de Tránsito está trabajando en un simulador para identificar los desvíos que permitirán reducir el impacto de las obras.Se estableció la contratación de 80 agentes de tránsito que reforzarán el grupo de 215 que ya trabaja en las calles de la ciudad y 70 guardas cívicos se encargarán de informar a los ‘despistados’. Además, se implementarán 20 cámaras de video con las que se podrá controlar el tráfico. “Una cámara de esas hace el trabajo de 40 guardas. Así podremos ver qué situaciones se presentan en los sectores aledaños a las obras para controlar más rápido”, dijo Juan Diego Flórez.En los alrededores a las zonas intervenidas se van a prohibir los estacionamientos y en el Centro, especialmente, no habrá chance de hacer cargas y descargas de mercancía durante el día. “Las sanciones serán contundentes y todos los carros mal parqueados se van a levantar”, enfatizó Fabio Cardozo, secretario de Tránsito.Congestión de ideasEl desarrollo de las obras, que sacarán a Cali de un atraso vial de más de 20 años, tiene a muchos haciendo cuentas y lanzando propuestas sobre cómo reducir el impacto que significará poner a rodar cerca 450.000 vehículos particulares, motos y buses de transporte colectivo por avenidas más pequeñas.Arabella Rodríguez, coordinadora del programa Cali Cómo Vamos, consideró que está bien implementar el grupo de agentes de tránsito, pero, según ella, la ciudad adolece de simuladores que controlen el tráfico en tiempo real.Agregó que lo que se necesita es ampliar la medida del pico y placa y sacar de circulación la flota de vehículos del transporte tradicional.“El paso del Oeste y del Centro al Norte va a tener un colapso mayor y eso no se va a poder solucionar con guardas”, sostuvo Rodríguez.Pero, Javier Arias, subsecretario de Tránsito, explicó que la reducción de oferta de buses ‘viejos’ está ligada a la implementación de más vehículos del sistema de transporte masivo. “Sí tenemos que sacar buses, pero eso está determinado por unos cronogramas que no podemos obviar”.En cuanto a la ampliación del pico y placa señaló que ello generaría una serie de tutelas y demandas para la dependencia porque la decisión se debe sustentar con estudios técnicos que no se tienen actualmente.Víctor Hugo Vallejo, abogado especialista en movilidad, dijo que “la ciudad no aguanta más pico y placa porque el que se tiene es suficiente”.Explicó que no se puede atentar contra el derecho a la libre movilidad para resolver un problema físico. “Si la gente paga impuesto todo el año y se le restringe el uso del vehículo va a pedir reintegro de su dinero o, en el peor de los casos, acudirá a tutelas. Hay que implementar planes de mitigación racionales”.En efecto, Miguel Orjuela, dueño de vehículo particular, aseguró que esa propuesta no es aceptable. Él recorre todos los días la ciudad desde el barrio El Refugio, en el Sur, hasta San Nicolás, en el Centro, y manifestó que no tener el servicio de su carro le significa recortar el tiempo de disfrute con sus hijos, porque en un bus puede gastarse más de una hora.Ana Julia Muñoz, madre y profesional, se quejó con el inicio de las obras. “Sí quiero que la ciudad mejore, pero si movilizarse en un bus es complicado ahora, para qué pensar en lo que tendremos que enfrentar a partir de este mes”. Juan Diego Flórez, secretario de Infraestructura y Valorización, pidió paciencia, tolerancia y que sacrificios. “Tocará madrugar más, esperar más, pero vamos hacer una gran inversión, se van a crear cadenas productivas”.“Obras no son simultáneas”En la segunda semana de agosto se arrancará con la construcción de la Plazoleta de la Caleñidad. Primero se cerrarán las zonas impactadas y se identificarán los edificios que tendrán que demolerse.Esa semana también se dará paso a la rehabilitación de las vías secundarias del barrio San Fernando y la autopista Simón Bolívar entre carreras 56 y Calle Quinta. También se hará la prolongación de la Calle 16.“No todas las obras empezarán el mismo día. Iniciaremos con las recuperaciones, que se tomarán entre seis y ocho meses. Además, los frentes estarán repartidos espacialmente. No va a ser un caos”, explicó el Secretario de Infraestructura y Valorización.De otro lado, contó que para la construcción de la Plazoleta de la Caleñidad se requiere la compra de 51 predios. 47 están negociados y 35 ya fueron entregados al Municipio.Para hacer la Ciudadela Eustaquio Palacios, en la Ladera, se necesitan trece predios y nueve ya se negociaron.En la avenida Circunvalar se afectarán 187 predios, pero 157 son invasiones.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad