Incendios forestales han devastado el 15% de los cerros de Cali

Incendios forestales han devastado el 15% de los cerros de Cali

Agosto 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Por Luiyith Melo García | Reportero de El País
Incendios forestales han devastado el 15% de los cerros de Cali

Cinco horas duró un incendio en El Mortiñal y Los Cristales, el lunes pasado, que puso en peligro a viviendas y habitantes del oeste de Cali. Los bomberos apagaron las llamas.

Este año van 511 incendios forestales que han consumido 200 hectáreas. Detrás de algunos hay manos criminales. Se requiere un convenio entre el Dagma CVC y Bomberos para disponer de vigías y cuadrillas de bomberos forestales.

Carmen Rosa Reinoso llegó a pensar por un momento que su rancho se quemaría. Muy rápido, las llamas que empezaron en la falda del cerro llegaron a la corona, rodearon El Mortiñal y corrían hacia el poblado con la fuerza del viento. El fuego también se movía por el lado de Los Cristales. Eran las 9:00 de la noche del lunes 20 de agosto. El incendio parecía incontrolable, los vecinos salían de sus casas.Después de cinco horas de labores, más de 20 bomberos lograron cerrarle el paso a las llamas hacia las viviendas, cortando la continuidad de la vegetación y empapando con agua el camino del incendio. Empezando la madrugada del martes, Carmen Rosa seguía tragando humo, pero respiró tranquila al saber que su rancho no se quemaría. Incluso aplaudió a los bomberos junto a sus vecinos.El 10 de agosto, habitantes de Brisas del Aguacatal fueron sorprendidos por llamas de diez metros de altura en una amplia zona verde, aledaña a sus viviendas, las cuales se iniciaron luego de que uno de los vecinos arrojara una colilla encendida de cigarrillo a los chamizos secos del rastrojo.Días antes, el 6 de julio, otro incendio devoró ocho hectáreas de la parte alta de Menga, en el sector conocido como Los Tanques, al noroeste de Cali. Las llamas llegaron a pocos metros de las viviendas aledañas. Además de los bomberos en tierra, fue necesaria la intervención de la Fuerza Aérea con un helicóptero tipo bambi para arrojar agua desde al aire al foco del incendio y crear un anillo húmedo a su alrededor que evitara su propagación.El fuego se ha vuelto este año más frecuente que nunca, tal vez por la vecindad del fenómeno de El Niño, que ha secado el clima y elevado la temperatura. La vegetación está que arde.John Fitzgerald Rodas, oficial del Cuerpo de Bomberos, señala que este año se han producido 511 incendios forestales en la zona urbana y rural de Cali (ver gráfico), que han consumido 1.905.106 metros cuadrados de vegetación. Eso es como si se quemaran todo el centro de Cali y sus alrededores, incluido los barios San Nicolás, Sucre y la Merced, entre la línea férrea (Calle 25) y la Calle 5, y desde el río Cali (Carrera 1) a la Carrera 10.O, lo que sería lo mismo, como si se prendieran 133 estadios de fútbol como el Pascual Guerrero. La parte más afectada en la zona rural es el corregimiento de La Buitrera, donde han ocurrido 29 incendios, seguida de Los Andes, con 28 conflagraciones.Pero a nivel urbano, hay partes como la Comuna 1, que han tenido 99 incendios. Son sectores como la vía al mar, Terrón Colorado, Vista Hermosa y Aguacatal.La Comuna 2 ha registrado 73 incendios este año. Los sectores más afectados son Normandía, Santa Mónica, La Campiña, Chipichape y Altos de Menga.En lo corrido del año, julio ha sido cuando más han ardido los cerros, con 45 emergencias. Pero en agosto ya van 23, una cifra mayor a la de todo el mes de junio, cuando hubo 15 incendios.De hecho, la CVC hizo saber que estos últimos meses han sido los más calurosos del año y evidencian la entrada del fenómeno de El Niño, un calentamiento ambiental que durará hasta el mes de marzo del próximo año.Sin embargo, y pese al azote del fuego, el 2012 no ha sido precisamente el año donde los cerros de Cali han ardido más.Hace dos años por esta época, cuando el verano se hizo sentir con más fuerza, en Cali se habían presentado 777 incendios forestales que acabaron con cerca de mil hectáreas en los alrededores de Cristo Rey, las Tres Cruces, el Cerro de la Teta, Golondrinas, Pance, La Betulia y La Castilla, entre otros. Muchos son los mismos sectores que ahora se vuelvan a prender.De acuerdo al programa de seguimiento a incendios forestales de la Universidad Autónoma de Occidente, en siete años, Cali había sufrido 5.198 emergencias, un promedio de 631 por año y se han quemado un número similar de hectáreas. Eso quiere decir que el 15% de toda la zona rural de Cali ha sido devastada por el fuego.Javier González, jefe operativo de la Defensa Civil, dice que los incendios también pueden originarse al dejar botellas de vidrio en zonas secas que se recalientan con el sol e inician un fuego.Pero no todos son incendios casuales. El teniente Alberto Hernández, comandante operativo del Cuerpo de Bomberos, sostiene que “todos lo incendios tienen un origen humano, así sea con intención o no, y lo que más afecta es la quema de basuras o residuos solidos”.Explica que cuando la gente quema basuras en Altos de Menga, Terrón Colorado, La Cajita o Alto Aguacatal, como ha ocurrido, el fuego les coge ventaja y termina en un incendio.Pero no sólo eso. También puede haber otra intención. Álvaro del Campo Parra, vicerrector académico de la Autónoma de Occidente y director del proyecto de incendios, sostiene que “cuando hay una conflagración cerca de la ciudad, con seguridad es la antesala a una invasión”.Eso es lo mismo que han denunciado algunos vecinos de El Saladito y la vía al mar. Invasores profesionales estarían quemando el bosque para promover nuevos asentamientos subnormales. La Secretaría de Gobierno de Cali ha recibido ese tipo de denuncias. Y en la última semana destruyó algunos cambuches levantados en esas zonas después de las quemas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad