In-tacto, una muestra del teatro universitario de Cali

In-tacto, una muestra del teatro universitario de Cali

Mayo 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
In-tacto, una muestra del teatro universitario de Cali

Un grupo de jóvenes universitarios han encontrado en el teatro, un espacio para explorar cualidades profesionales que no conocían.

Descubre las obras que el grupo de teatro universitario de la Universidad Autónoma de Occidente, In-tacto, tiene para este año.

Un pueblo disfruta de los aguinaldos de la noche buena. Las brujas se pasean por el cielo nocturno en sus escobas, robándose las estrellas. El diablo con cara de cerdo esconde la luna en su abrigo. Obra de Nikolái Gogol

Estas son algunas de las escenas de ‘El día que se robaron la luna y las estrellas’, una de las obras con las que In-tacto se ha consolidado como el grupo de teatro universitario de la Universidad Autónoma de Occidente, conformado por 20 integrantes de los diferentes programas académicos, que aunque sus programas de estudio no están relacionados con las artes escénicas, entregan en cada una de sus presentaciones la misma pasión, entrega y compromiso con la que lo haría un profesional de las tablas.

“Los estudiantes que se vinculan al taller de teatro de la Universidad viven dos momentos: un taller de iniciación, un acercamiento al tema de la teatralidad en el que se juega y se aborda de manera el trabajo de forma lúdica y el segundo, un grupo representativo de la Universidad que al final del semestre hace un montaje con el que se participa en el los Festivales Regional y Nacional de Teatro Universitario.”, comenta Hernando Reyes, licenciado en Arte Dramático y director del grupo In-tacto.

Laura Teresa Muñoz es estudiante de Ingeniería Multimedia e integrante del grupo, ella se acercó al teatro en el colegio y al llegar a la Universidad encontró en el Taller de Iniciación y después en In-tacto la oportunidad para continuar con su pasión; experiencia que según ella ha enriquecido su formación profesional. “El maestro nos enseña métodos de constancia, disciplina y trabajo en equipo para poder hacer el montaje de una obra; ahora aplico esas mismas técnicas a mis estudios…la paciencia ha mejorado, me tomo el tiempo para terminar las cosas, revisar errores y así es de la única forma que he aprendido a no dejar las cosas ‘botadas’ por cualquier tontería”, comenta Laura.

El montaje de las obras que son interpretadas por In-tacto surgen de un trabajo colaborativo; el director escoge la historia que es escrita por él, con los aportes de los estudiantes y después se involucran los talleres de música y coro para la musicalización.

“Algunas de las escenas, diálogos y situaciones son formuladas desde su visión de la obra y que son resueltas por ellos, para luego ser acogidas en un documento que se transforma en un guion. Y es una de las  maneras de enamorarlos para que el proyecto sea de ellos…” manifiesta Hernando.

Las entregas, parciales, las clases hacen parte de la rutina de ensayo de ocho horas, tres veces a la semana e incluso los fines de semana o festivos cuando se acerca una presentación. Esta la rigurosidad les permitió tener cinco premios de las siete categorías: Mejor obra, Mejor actriz, Mejor vestuario, Mejor musicalización, Mejor director en el Festival Regional de Teatro Universitario en Pasto en el 2015 y ser reconocidos por la mejor musicalización y mejor obra compartida en el Festival Nacional de Teatro Universitario en Ocaña, con ‘El día que se robaron la luna y las estrellas’ en el mismo año. 

En este escenario, la Universidad, Universidad Autónoma de Occidente desde Bienestar Universitario posiciona las artes como una más de las estrategias de formación y experiencia de vida, con la que el estudiante está en la capacidad de hacer una evaluación de sus competencias.

El mayor aporte del grupo de teatro para Laura es saber que la actuación se complementa en muchas formas con su carrera “en ‘La noche que se robaron la luna y las estrellas’ se utilizó vídeo mapping y eso lo hace un multimedia, entonces empecé a todos los recursos que usa la ingeniería para potenciar el teatro; y ahora es algo que me gustaría trabajar para mi proyecto de grado, cómo la ingeniería multimedia enriquece a las artes escénicas”.    

In-tacto ha participado en diez ocasiones en los festivales universitarios siempre con un buen desempeño, que a partir del año 2013 obtienen la mención a la mejor obra con ‘Al borde del abismo’ y el reconocimiento al mejor actor; sin embargo para Hernando, llevarse los premios es importante pero no lo principal; “reafirmar el espacio en el que el estudiante reconoce y se reconoce como participante de la obra, es la manera de destacar ese talento y ese es el objetivo del universo teatral al que le apuesta Bienestar Universitario desde los talleres formativos”, puntualizo Reyes.

Durante 10 años, In-tacto que es nombrado así por sus integrantes en el año 2003, ha logrado además de posicionar la dramaturgia en la Universidad desde las participaciones, nominaciones y premios, generar espacios para programas como “Teatro a la Carta”, del departamento de Cultura; espacio para aprender de otras escuelas y grupos profesionales.

“En ocasiones se tiende a etiquetar que los comunicadores son más expresivos y que los ingenieros son tímidos o cerrados, pero en este caso se desvirtúa porque en este espacio todos se expresan igual. Contar con ingenieros en el grupo es genial, ingeniería viene de ingenio, creatividad…”

Laura cuenta, que en el grupo ocurren situaciones particulares respecto a los roles que asumen sus compañeros y sus áreas de estudio; es el caso de Alejandro Ramírez, estudiante de Comunicación Social – Periodismo, “para las adecuaciones de iluminación, él inventa el sistema, hace el montaje y quedan ¡increíbles! No es ingeniero pero tiene alma de uno de ellos”.

In-tacto es la combinación perfecta entre ingeniería y arte; en este espacio ambas se complementan, solucionan formas y estética en el montaje. 

En este orden de ideas, el teatro universitario ofrece una posibilidad de vivir una experiencia que involucra un proceso de montaje, la construcción de un personaje, su vestuario, voz, pero también se necesita hacer el análisis y compresión de ese mundo que invita a indagar por el contexto histórico; es así como esta experiencia de vida les permite ampliar el escenario de la profesión y cultivar valores humanos que resaltan en su quehacer.

Hernando Reyes comenta, desde su mirada como artista y docente del teatro, el teatro universitario en la ciudad de Cali es el punto de partida para reactivar y gestionar nuevo espacios para las artes escénicas en el país, porque es desde la academia en donde se generan ideas que terminan en grandes montajes que transforman la vida de los espectadores y de los estudiantes.

“Tener la oportunidad de encontrarlos con el tiempo, saber que el teatro les ha aportado a sus vidas y quedó incorporado en ellos para transformar su ser…Es allí cuando se dice que la tarea se cumplió y que la apuesta está en la academia”, afirma Hernando.

Para este 2016, el grupo de teatro In-tacto se prepara un nuevo montaje, se trata de ‘El lago encantado’, una comedia musical que habla de un terrible hechizo, en el que las mujeres durante el día son marineros y de noche se transforman en doncellas; aunque la historia original es un cuento de hadas, los integrantes y su director trabajan en la adaptación de los diálogos y música a las exigencias del mundo actual, con el que los asistentes se puedan sentir identificados.  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad