Imágenes: falta de civismo e inseguridad afectan a las ciclorrutas de Cali

Febrero 07, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Imágenes: falta de civismo e inseguridad afectan a las ciclorrutas de Cali

La ciclorruta de la Avenida Simón Bolívar es utilizada por los motoristas.

Panorama de estos corredores de movilidad, para los cuales la Administración Municipal no cuenta con presupuesto. Algunas vías tienen grietas, otras están invadidas por vendedores ambulantes o vehículos.

Ni siquiera ha amanecido en la ciudad y ya muchos caleños están en las calles usando las ciclorrutas. Para algunos se trata de una vía que les permite llegar más rápido a sus trabajos, ya sea a pie o en bicicleta, para otros es un espacio para hacer deporte. Martha Mompotes, adulta mayor habitante del Poblado I, dijo que caminar por la ciclorruta la rejuvenece.Otros, como Teófilo Moreno, quien comienza su caminata a las 6:00 a.m. en la ciclorruta de la Simón Bolívar, contó que esta actividad le ayuda a sobrellevar sus afecciones cardiacas.Sin embargo, los usuarios de estos espacios también denuncian la existencia de problemas como inseguridad, comportamientos poco cívicos y hasta problemas de diseño en estas rutas. La intersección de la Carrera 39 con avenida Simón Bolívar, para Teófilo Moreno, es uno de los puntos que implica mayores riesgos para los caminantes. “Los conductores no usan el retorno una cuadra más arriba, sino que hacen la ‘u’ ahí, encima de nosotros, cuando en las otras dos calzadas hay carros pasando”, explica.Algunos ciclistas aseguran que pasar las intersecciones que tiene este trayecto es una odisea, porque los vehículos transitan a grandes velocidades sin siquiera pitar. Estos pasos de un tramo al otro no cuentan con semáforos ni señalización.Fernando González, encargado en Planeación Municipal en el tema de las ciclorrutas de Cali, afirmó que para estas vías no hay presupuesto y que de ahí derivan sus deficiencias actuales.El funcionario explicó que antes de la entrada en funcionamiento del MÍO y la construcción de las megaobras, en Cali sólo estaban las ciclorrutas de la Pasoancho y la avenida Simón Bolívar.Esta última, dijo, presenta problemas de continuidad porque cuando fue construida la Simón Bolívar no tenía las calzadas laterales y por eso no se hizo la articulación de unas rutas con otras.Adalberth Clavijo, jefe de los Guardas de Tránsito de Cali, sostuvo que no hay un número exacto de comparendos impuestos a conductores infractores de las normas viales en estos espacios, porque son muy eventuales los controles que se realizan ahí.Sin embargo, el funcionario anunció que se demarcarán estas pistas y se reconstruirá su señalización.Avenida PasoanchoLuis Antonio González, quien desde 1995 usa este tramo para practicar atletismo, señaló que los carros en las intersecciones se pasan el semáforo en rojo a grandes velocidades, lo que implica un gran peligro. Además, la pista ya presenta grietas. Explicó González que no hay claridad entre los caleños en cuanto al concepto de ciclorruta. “Hay que esclarecer si esto es para servir a los peatones o a los motociclistas”, sostuvo.Avenida Simón BolívarLa creciente maleza en algunos de los tramos más las montañas de basura forman parte del paisaje que contemplan quienes usan esta ciclorruta.El Puente de los Mil Días es la meta de la mayoría de caminantes. En este sitio muchos deportistas acostumbran hacer flexiones. Ellos dicen que uno de los problemas de este espacio es la delincuencia. Los ladrones aprovechan la frondosidad de los árboles del lugar para camuflarse y robar.Troncal de AguablancaAlgunos usuarios expresan que esta ciclorruta no fue hecha para peatones y bicicletas sino para el parqueo de vehículos. Por su parte, los comerciantes del corredor de la Troncal manifiestan que durante la construcción de este trayecto no se les tuvo en cuenta. “Lo que pasa es que esta ciclorruta es muy estrecha y la gente no la usa”, dicen los comerciantes. Este tramo llega hasta la Carrera 15 con Calle 15. Parque de la 72 WLos carros parqueados en medio de la ciclorruta son uno de los problemas que los usuarios denuncian. Se quejan también de la estrechez de sus calzadas. El consumo de drogas por la ruta de la pista es una problemática que espanta a quienes hacen deporte. Los habitantes de la zona piden entradas adecuadas para las personas en sillas de ruedas. Sin embargo, anotaron que desde que se adecuó este espacio, la delincuencia ha disminuido.Avenida 3 NorteUna calzada en sentido norte sur es la ciclorruta. Este corredor va desde la Avenida 3 Norte con Carrera 34 hasta el terminal de Sameco. Paralelo a ella pasan los vehículos. La comunidad denunció que estos también se meten a la pista. Trabajadores, ciclistas y peatones la usan con cautela, pues nunca saben cuándo el pito de una moto los va a hacer salir de la pista debido a su paso por allí.Ribera del río CaliLa ciclorruta de la ribera del río Cali, cercana a la estación de la Policía Metropolitana en la Carrera 1, transmite, para los moradores del sector y caminantes, una sensación de inseguridad y soledad, especialmente en horas de la noche. Una crítica reiterada sobre este tramo es la presencia de indigentes consumiendo drogas, lo que atemoriza a muchos caleños, quienes no se deciden a apropiarse de este espacio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad