Iglesia presenta en Cali manual contra la pederastia

Mayo 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Iglesia presenta en Cali manual contra la pederastia

William de Jesús Mazo fue condenado a 33 años de cárcel por abusar de cuatro menores, en el año 2009. Mazo era el párroco del barrio Alfonso Bonilla Aragón. Fue condenado en marzo de 2012.

Documento de la Arquidiócesis busca dar un manejo adecuado a estas denuncias.

Si usted es sacerdote, religioso o laico al servicio de la Iglesia Católica y tiene conocimiento de un acto de abuso sexual de menores cometido por un clérigo o la sospecha de razonable del hecho, esto lo obliga a la denuncia inmediata ante el obispo o al delegado de la diócesis. Así lo contempla el ‘Decreto arquidiocesano para la protección a menores’, expedido por la Arquidiócesis de Cali para contrarrestar los casos de pederastia, presentado ayer por Darío de Jesús Monsalve, Arzobispo de Cali. Actualmente, esta instancia tiene registro de tres denuncias de abuso sexual de menores, cuyas investigaciones aún no concluyen.Como ya lo había adelantado El País, entre los aspectos más relevantes del documento está la formulación de un manual que establezca “criterios claros sobre la conducta ministerial y sobre los límites apropiados en el trato con menores de edad”. Para la atención de los casos de abuso se nombrará un ‘sacerdote Delegado Episcopal para la protección de Menores’, el cual recibirá y llevará el registro y archivo de denuncias de delitos sexuales perpetrados por los clérigos contra menores de edad, dirigirá la investigación preliminar de los casos, asesorará una eventual aplicación de medidas cautelares y propondrá medidas orientadas a la protección de las víctimas.Recepción de denuncias e investigación de casosEl documento, firmado el 10 de marzo de 2014, contempla que “por ningún motivo se intentará disuadir al denunciante, presunta víctima o a su familia de denunciar el caso ante las autoridades civiles”. Además, se prohíbe suscribir acuerdos de confidencialidad y tramitar acusaciones anónimas. Solo se abrirá investigación preliminar contra el acusado si el Obispo diocesano cree que el caso lo amerita; él también determinará la conclusión del proceso. Medidas cautelaresA los clérigos investigados se les puede suspender de su ejercicio, imponer o prohibir la residencia en un territorio o lugar específico y prohibir la celebración de la Eucaristía, mientras se espera el resultado definitivo del proceso.Conclusión de la investigaciónSi la acusación no es verosímil, será desestimada como carente de fundamento. Pero, si resulta ser cierta, el Obispo diocesano deberá notificar el caso a la Congregación para la Doctrina de la Fe, del Vaticano, quien decidirá la pena que deberá afrontar el abusador. Algunas de las sanciones aplicables a estas personas son: la expulsión del estado clerical, no poder ejercer un oficio eclesiástico que denote trato asiduo con menores de edad, entre otras disposiciones. Sobre las víctimasSi la investigación arroja que la acusación es verdadera, la víctima tendrá un “acompañamiento espiritual adecuado, a la sanación, a la reconciliación y al perdón”.Se creará la fundación Nacer, Niños Abusados Compromiso de Educación y Rehabilitación, la cual hará “posible la participación de los menores víctimas de abuso sexual y con familias en los procesos de terapia, educación y sanación integral”.No habrá resarcimiento económico. La Arquidiócesis señaló que “las acciones delictivas del infractor y sus eventuales consecuencias civiles o penales, incluido el posible resarcimiento de daños, son responsabilidad exclusiva del acusado” y no de la Iglesia Católica.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad