Identifique a las personas con baja visión, una discapacidad 'invisible' en Cali

Octubre 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Manuela Rubio / Elpais.com.co
Identifique a las personas con baja visión, una discapacidad 'invisible' en Cali

En la foto, integrantes del grupo de baja visión con el bastón verde que los representa.

Un bastón verde y un botón de 'tengo baja visión', son los signos que los caleños deben conocer sobre esta discapacidad visual.

¿Qué pensaría usted si se cruza con un conocido en cualquier lugar de la ciudad y no lo saludan?, ¿si extiende la mano para saludar, despedirse, entregar un objeto y no le corresponden?, o ve a alguien que lleva bastón pero más adelante saca el celular para ver la hora y piensa: "¿Se estará haciendo el ciego?". 

Estas son solo algunas de las situaciones a las que se enfrentan a diario las 246 millones de personas con baja visión en el mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, OMS.

Patricia Gómez, especialista en baja visión de la Clínica de Oftalmología de Cali, explica que una persona con baja visión es quien tiene una perdida visual que le limita su funcionamiento visual y es de carácter irreversible. La agudeza visual es menor a 20/60 en su mejor ojo (lo normal es 20/20), después de haber recibido el mejor tratamiento clínico y la corrección óptica convencional o con un campo visual menor de 20 grados.

[[nid:587690;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/10/interna-baja-vision.jpg;left;{En la foto, Jhon Anderson Gómez, integrante del grupo de baja visión, poniendo en distintivo del botón verde 'tengo baja visión'.Foto: José L. Guzmán / Reportero gráfico de El País}]]

“Esto sucede muy seguido porque gran parte de la sociedad no conoce esta discapacidad visual”, dice Jhon Anderson Gómez, un joven caleño que nació con retinitis pigmentosa.

En términos coloquiales, la retinitis ocurre cuando una persona mira cualquier cosa y es como si viera 'nubecitas' en todo la mitad de su campo visual. Por eso hay cosas que pasan desapercibidas pues no las ve bien. 

Él hace parte del grupo que fue creado en la 'Sala con Sentidos' del Centro Cultural Comfandi. Milena Londoño, coordinadora de la misma sala, ha sido una de las gestoras para que el grupo se de a conocer en toda la ciudad.

Justamente, este viernes 21 de octubre, en un evento en el auditorio principal de Comfandi, se mostraron una serie de distintivos que permiten reconocer a estas personas para que puedan recibir asistencia en actividades de la vida cotidiana.

Lo más importante es reconocer el bastón verde como signo de una persona que tiene baja visión, a diferencia del bastón blanco que lo utilizan personas con ceguera total. También hay un botón que portan las personas con esta discapacidad visual que dice: "Tengo baja visión".

“Nosotros estamos en medio de la ceguera y los que ven bien, y entre los que tenemos baja visión hay una gama alta”, dice Leidy García, también integrante del grupo de baja visión.

Leidy es una joven de 25 años, quien nació con una visión completamente sana, pero hace cinco años sufrió una trombosis cerebral que le inflamó los nervios ópticos y le disminuyó notablemente la visión. Ella, por ejemplo, no ve detalles pero es muy buena en su movilidad aunque las profundidades no las percibe, entonces utiliza el bastón.

[[nid:587692;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/10/leidy-734.jpg;left;{Leidy García, persona con baja visión y uno de las líderes del grupo.Foto: José L. Guzmán / Reportero gráfico de El País}]]

“Yo tenía una vida normal, cualquier joven que hace deporte, estudia, baila, canta, entre otros. Pero me pasó lo de la visión y el mundo como que se le cae a uno, pasar de ver 20/20 a ver 20/400, 20/300 por un solo ojo, es un cambio radical, y fue un proceso bastante fuerte. Hoy en día decidí entrar a la Universidad aún con todos los temores del mundo”, dice la joven.

Ella ahora estudia Licenciatura en Ciencias Sociales. Ya va en octavo semestre, después de haber pasado por un largo año de depresiones, sin salir de casa. Por ejemplo, depilarse las cejas, una acción cotidiana en las mujeres, es algo que ella no puede hacer y la hicieron sentirse impotente.

“Cada hazaña que uno haga a diario, es un logro, por cotidiano que parezca”, dice Leidy. Actividades como coger el MÍO no son fáciles.

En una ocasión saliendo de un bus a la estación Univalle quedó atrapada entre el vehículo y la estación. Desde entonces utiliza el bastón.

“Yo soy nueva en esto, yo toda mi vida estuve viendo bien, y para mi aprender la lectura en braille, utilizar las herramientas, es un proceso difícil”, asegura.

Personas como Leidy y Jhon Anderson son ejemplo de superación a pesar de cualquier condición física o mental. Ellos quieren que el mundo entero conozca su realidad para que el entorno en el que viven no sea un obstáculo sino una oportunidad de vida. 

Si usted tiene o conoce a alguien con baja visión, puede unirse al grupo escribiendo al correo: 

calibajavision@gmail.comFacebook: Tengo baja visión CaliCelular: 314 852 0192

En España, a través de este video, muestran a la población el distintivo 'Tengo Baja Visión'.

 
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad