Humedades y descuido se ‘comen’ el edificio del Concejo

Marzo 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Empleados trabajan entre hongos. Esperan reubicación al edificio Coltabaco y reparaciones.

[[nid:518600;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/03/concejo-mal-estado.jpg;full;{Circuitos eléctricos al descubierto, pasillos estrechos y oficinas con humedades, así como baños improvisados en armarios, son algunos de los problemas que presentan las instalaciones del Concejo Municipal. Fotos: Bernardo Peña | El País}]]

El deterioro de las instalaciones del Concejo de Cali es evidente. Allí son incontables las paredes con rastros de humedad, las losetas de icopor rotas o ausentes, el mal funcionamiento de los aires acondicionados y los cables de electricidad expuestos y al alcance de los visitantes. Lea también: ¿Qué uso debe tener el edificio Coltabaco?

 Y es que, según cuentan empleados de la Corporación, la última vez que se hicieron reformas en la edificación fue hace 20 años, cuando se cambió la madera de las vigas del Hemiciclo y se hicieron curaciones en unas cuantas paredes.

“El edificio está en muy mal estado y lo más lamentable son las condiciones de las oficinas, pues están en un sótano debajo de la plazoleta del CAM  y sufren todas sus filtraciones. Varias personas han tenido  afecciones en vías respiratorias por la falta de mantenimiento de la planta física y por los hongos y la humedad ya tienen enfermedades  cutáneas, tos permanente y dolores”, aseguró un funcionario del Concejo que pidió reserva de su nombre.

 Cabe anotar que hace cuatro años, el Juzgado 22 Civil Municipal de Cali ordenó al entonces alcalde Rodrigo Guerrero, reubicar a los concejales en unas nuevas instalaciones, debido al deterioro que sufren las actuales.

Entonces, el fallo fue apelado y posteriormente acatado en segunda instancia, por lo que los cabildantes se distribuyeron entre  el segundo piso de la Tesorería de las oficinas de Catastro en el CAM  y el edificio San Marino. Otros  siguen  despachando desde las oficinas en las que el olor a humedad es el perfume diario y la conexión a internet tambalea.

Para la cabildante Clementina Vélez, uno de los mayores problemas del Concejo es el aire acondicionado. 

“Este recurso depende de la Administración Municipal  y aquí  se presentan fallas en el sistema que afectan la salud de algunos empleados. Esa refacción se debe hacer rápido, antes de que se presente un problema macro”.  

  De acuerdo con el presidente del Concejo, Carlos Pinilla, “las reubicaciones que se hicieron no fueron las mejores, porque las oficinas del edificio San Marino, por ejemplo, también tiene limitantes de acceso, montaje y están en mal estado. Lo más grave es que ni el Concejo ni la Administración han invertido en reparar el edificio. No ha habido voluntad”.

Pinilla indicó que con la entrega del edificio Coltabaco al Municipio, que se concretó al inicio de esta semana, se espera que los concejales trasladen sus oficinas al segundo y tercer piso de dicha estructura. La reubicación se podría tardar entre dos y tres meses.

“Esperamos que el problema de las filtraciones y humedades que tiene el Concejo se solucione cuando empiece la segunda fase del Parque Lineal Río Cali, porque en época de verano no tenemos tanto problema, pero cuando empiecen las lluvias tendremos inconvenientes serios, incluso, de que se caiga el edificio”, advirtió el Presidente de la Corporación.

Cabe anotar que la segunda fase del Parque Lineal Río Cali contempla renovar el levantamiento y renovación del piso actual de la plazoleta del CAM, entre otras adecuaciones.

El País intentó comunicarse con el director de Desarrollo Administrativo Municipal, Hugo Buitrago, para establecer si este año se destinará presupuesto para las adecuaciones del Cabildo, pero no fue posible contactarlo.

Reparación a futuro Según los cálculos del presidente del Concejo,  Carlos Pinilla, la humedad que afecta el edificio se irá una vez se concrete la segunda fase del Parque Lineal Río Cali, que estima el levantamiento del piso actual de la plazoleta del CAM.  El mantenimiento  del edificio del Concejo tiene un costo de $500 millones anuales.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad