Huecos se convierten en una pesadilla para los vecinos del barrio El Limonar

Marzo 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de Cali Sur
Huecos se convierten en una pesadilla para los vecinos del barrio El Limonar

El tramo de la Carrera 67 con Calle 11 es un lío para los fieles de la Iglesia Santa María del Camino.

Los residentes de este sector, en la Comuna 17, se mostraron desesperados por el dramático estado de sus vías, por las que, aseguran, es un lío transitar a todos los días.

Los ‘cráteres’ que convirtieron la Calle 11 con Carreras 65A y 66 en una hondonada por la que nadie quiere transitar tienen a Gonzalo Dussán sin saber qué camino tomar.Por más que lo piensa, no encuentra más alternativa que seguir conduciendo por la misma vía que hace tres años se convirtió en la peor pesadilla para él y su familia.Es que no hay forma de esquivarla, puesto que justo en esta cuadra está su vivienda, de la que incluso ha pensado marcharse por culpa de tantos huecos.Pero el problema de movilidad que aqueja a Gonzalo y a sus vecinos no para allí: en la cuadra siguiente, es decir, en la Calle 11A con Carrera 65, la situación es similar.En ese tramo los conductores tienen que desplazarse con sumo cuidado para no quedar atrapados en las gigantescas depresiones.De ahí que los vecinos del sector aseguren que están literalmente atrapados en un laberinto de calles destapadas, que cada día se multiplica más. Y no es una exageración, pues muy cerca de allí, en la Carrera 67 con la misma Calle 11, un pedazo de la vía está destapado y su estado es desastroso, como lo afirman los fieles de la Iglesia Nuestra Señora del Camino, del barrio El Limonar. “Esta situación es verdaderamente injusta, pero las autoridades no hacen nada para remediarla. Hace un año recogimos firmas y las enviamos a la Secretaría de Infraestructura Municipal, pero nuestras calles siguen igual”, afirmó Dussán.Cuenta que en su desespero en alguna ocasión intentó tapar él mismo los cráteres echándoles cemento, pero unos vecinos se enojaron y no pudo seguir poniéndole ‘pañitos de agua tibia’ a la desgastada vía, que se asemeja más a una trocha encementada por partes.A su vez, María Victoria Lozano, otra residente en la zona, sostuvo que “es inconcebible que tengamos vías tan deplorables, pese a que este es un barrio de estrato 5”.Aún para quienes transitan a pie, como es el caso de Moralba Duarte, el abandono de la malla vial es un inconveniente. “Si es verano, la polvareda por lo destapado del tramo no se lo aguanta nadie y en invierno, como los huecos se encharcan, los carros pasan y lo salpican a uno”, anotó.Lo que más alarma a los moradores del sector, más allá de los daños en sus carros, son los continuos accidentes de tránsito (vehículos particulares y motos) que ocasionan los tremendo hoyos en la vía.Néstor Martínez, subsecretario de Mantenimiento Vial de Cali, anotó que inicialmente se pensó reparar la calle, pero que desistió, pues ésta precisa de rehabilitación total, dadas sus malas condiciones: “Por ahora se está gestionando el presupuesto”. En cuanto a la Calle 67 con Carrera 11 manifestó que se trata de una zona verde y no de una vía, y que, por lo tanto, no puede ser intervenida.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad