Hubiera querido más lealtades, pero no las pude tener: Argemiro Cortés

Septiembre 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Hubiera querido más lealtades, pero no las pude tener: Argemiro Cortés

Argemiro Cortés, candidato a la Alcaldía de Cali para las elecciones del 2011.

El candidato a la Alcaldía de Cali habla de su proyecto político, pero también de su soledad y de su posible retiro de la contienda.

¿Qué lo motivó a ser candidato?Asumí retos en el área de la comunicación, de la cultura y nunca había participado en una elección, de hecho no me consideraba un político, fui motivado por sectores sin representación.Los compañeros de Podemos Cali y del Centro Independiente pidieron que me metiera. Siempre pensé que el tema de Cali iba a ser mucho más difícil y por eso arranqué como aspirante a la Gobernación, pero en diciembre se reunieron las bases y me pidieron que buscara la Alcaldía. He ido aprendiendo en el camino, porque no conocía las mecánicas de la política y el tema de las componendas y las alianzas.Si su reconocimiento era en Cali, ¿por qué quería la Gobernación?Sé que el tema de la Alcaldía es muy complejo porque se manejan muchos recursos económicos y muchas alianzas y creía que podía presentar una opción más confiable para el Valle, que podíamos suscitar más alianzas y confianza. Siempre pensé que era en el Valle y tuve mis dudas, incluso, al pensar en Cali. Pero lo primero sigue vigente porque sueño, algún día, poder ser gobernador del Valle del Cauca.¿Siente que lo han dejado solo?Podemos Cali es una organización muy heterogénea y nunca logramos tener un equipo o grupo político con una sola identidad; nunca hubo un liderazgo claro y eso se ve reflejado hoy en que una gran parte esté conmigo, otra parte con otro candidato y hay otros pensando en irse con el aspirante que pudiera ganar. Yo hubiera querido mayor apoyo, mayores lealtades, pero la verdad es que no las pude tener.¿Por qué no abandonó si desde el mismo momento de la inscripción vio los líos que tuvo para conseguir los recursos para pagar la póliza?Aplacé la inscripción porque no conseguía los recursos y esta ha sido una campaña donde no he tenido apoyos económicos sino de unos cuantos amigos. La inscripción la hice con un préstamo personal que está avalado con una hipoteca de mi apartamento. Muchos amigos que me dijeron que me iban a apoyar no me apoyaron; mucha gente que me ‘embaló’ a que entrara en este proyecto, me dejó solo y hoy no los cuestiono, entiendo que es parte del ejercicio del poder. Pero lo que es cierto es que mucha gente que me dijo que me lanzara, no me apoyó a lo último y vi cómo de manera sigilosa migraron a otras campañas mejor posicionadas.¿No cree que la campaña empezó mal porque no se definía el candidato entre Fabio Cardozo, Johannio Marulanda o usted?Hay un adagio que dice que lo que mal empieza mal termina. Nosotros arrancamos mal, teníamos tres candidatos y no nos pusimos de acuerdo. Cada uno defendió más sus intereses personales que los intereses de grupo.¿Lo afectó esa expectativa que había en torno a que por provenir del gobierno local, sería el aspirante a vencer, y los supuestos casos de corrupción en los que lo involucraron?Esta campaña ha sido muy dura porque me han dado madera injusta. Primero, porque no he recibido ningún apoyo de parte del Estado, prueba de ello es que ha sido una campaña muy adusta y delgada en términos financieros, ha sido una campaña de ideas. Por otro lado, me han dado madera diciendo que tengo el apoyo del Gobierno cuando no lo he tenido. Lo único que puedo decir a la comunidad es que estoy tranquilo porque he hecho una campaña dentro del marco del respeto, la decencia y que he asumido con estoicismo las calumnias y las injurias. Hoy no tengo rabia ni rencores con nadie. Me parece que eso es parte de la esencia de la política, que ya no es un tema de ideas, sino de descalificaciones y donde juegan más los intereses personales y de grupos que los intereses de la ciudad.¿Por qué un movimiento que está en el poder, con un alcalde con imagen favorable del 70%, se desinfla por completo de cara a las elecciones?Creo que Podemos Cali nunca logró conformarse como movimiento firme. El Alcalde va a terminar muy bien, pero no endosa votos y ese fue uno de mis errores. La gente valora el trabajo de él y no sé qué pudo pasar, pero no puedo asumir ese prestigio del Alcalde.Uno de los temas bandera de la Administración fue la cultura y ese reconocimiento no lo pudo capitalizar…Creo que la gente piensa que soy un buen gestor cultural, pero no me ve todavía como un buen alcalde. A veces pienso que la gente tiene la percepción de que todavía no estoy listo. Que soy un buen funcionario que cumple cabalmente sus trabajos, pero que me falta roce y trayectoria para ser alcalde. Quiero creer que es eso, que la gente no me reconoce todavía mucho.Con un porcentaje tan bajo en la intención de voto, ¿no es un suicidio político continuar adelante?Creo que no tengo nada qué perder; todo para mí es ganancia. Yo lo que quiero es servirle a mi ciudad; yo no voy ni por puestos burocráticos ni por intereses propios. Lo único que me interesa al final es que gane la ciudad.¿Le están cobrando en las encuestas los errores y escándalos de Ospina?Cargamos cierto desprestigio de esta administración, eso es verdad. Uno carga elementos positivos de la administración, pero creo que cargo también, en gran medida, parte del desprestigio del gobierno y la gente no se la cobra al Alcalde, pero sí a mí. En muchos lados la gente me cuestionaba asuntos de la Administración en los que no participé, uno así como recibe beneficios, también recibe castigos.¿De dónde vienen las presiones que dice tener para que se retire?No son presiones malas. Creo que es parte de la esencia de la política; lastimosamente no logré marcar, no logré tener los recursos económicos ni las estructuras y algunos amigos piensan, con muy buen tino, que es mejor declinar la campaña. Eso lo tengo que pensar bien porque no es sólo mi interés, hago parte de un grupo, y con todos los problemas que tengan Podemos Cali y el Centro Independiente, los estoy representando y hoy es mucho más importante el aporte que le podamos dar a la ciudad que la satisfacción personal. La idea, si me retiro, es quizá llegar a una campaña en la que nos sintamos representados.¿Y con cuál se identifica más?Es indiscutible que de todos los candidatos me identifico más con Rodrigo Guerrero y creo que gran parte del proyecto de Podemos Cali y del Centro Independiente siente que esa campaña es la que podría representar los intereses de ciudad y una mayor sensibilidad social. Hay diferencias, pero son mayores las coincidencias.¿Cuándo tomaría una decisión?Quiero ser muy claro y decirle a la gente que no estoy haciendo nada de espaldas a ellos. He tenido reuniones con Guerrero, pero no hemos hablado todavía de una llegada porque en el caso nuestro el tema es programático. Hemos tenido acercamientos políticos, pero el grupo al que hago parte deberá definir cuáles son las reglas de juego.Si lo han dejado colgado, ¿cómo ha hecho para financiar su campaña hasta ahora?He tenido apoyos de amigos empresarios, de comerciantes, algunos apoyos individuales y hemos hecho actividades como la venta de bonos, viejotecas, almuerzos y comidas, pero la verdad es que hacer política de esta manera es muy difícil porque una persona te ayuda una o dos veces, pero la tercera ya no, máxime que no vengo de grupos económicos y tampoco estoy dispuesto a hacer cualquier acuerdo y recibir recursos ilegales.¿Qué le propone a los caleños?Lo más importante es la inversión social. Hay que reconocerle al alcalde Ospina que ha hecho unas buenas transformaciones y que la ciudad avanza, pero el próximo tendrá que hacer una inversión social muy grande.Cali tiene serios problemas sociales que el nuevo alcalde deberá de inmediato entrar a intervenir. Otro tema importante es la educación. Creemos que el futuro de la ciudad es la educación y allí tenemos que hacer un gran esfuerzo. También la generación de empleo. De ser elegido alcalde, el 1 de enero, haré un gran pacto por el empleo; el tema del desempleo y el subempleo en Cali es una bomba de tiempo que tendrá que entrar a intervenir el próximo alcalde; si bien es cierto no a resolverlo, sí a generar confianza para que se dé el empleo. El tercer tema es el de la seguridad, que no es sólo represión, sino mucha inversión social, mucha cultura y trabajo comunitario, que hoy no hay. ¿Qué propone para los jóvenes? Es necesario reforzar un presupuesto para actividades culturales; tenemos expresiones como el rock, el hip hop y todo lo que se ha hecho con la salsa y el folclor. También en el tema deportivo; creo que la Secretaría del Deporte debe ser más diligente y llegar mucho más a los barrios con actividades y promoción deportiva. El tercer elemento es la educación; el municipio no puede seguir pensando sólo en la educación básica, sino también en la media y debemos tener apoyos y buscar acuerdos para que se hagan carreras intermedias y fortalecer el Plan Talentos. Debe haber una política de la juventud, que hoy está ausente en Cali.¿Continuaría con los Guardas Cívicos?Sí pero despolitizándolo. La verdad es que con los Guardas Cívicos se genera empleo, de alguna manera le prestan un servicio a la ciudad, pero pienso que esa figura se distorsionó en la medida en que los concejales comenzaron a tener cuotas. He planteado que el 50% de los guardas cívicos sea para madres cabeza de familia, a las que capacitemos. Si vamos a generar empleo, que sea en sectores más necesitados.¿Qué errores del gobierno de Jorge Iván Ospina no cometería usted en caso de llegar a la Alcaldía?Para mí ha sido un buen alcalde, pero creo que le faltó escuchar mucho más a la gente; si hubiera sido un alcalde más abierto, seguramente nos hubiera ido mejor. Creo que el Alcalde en muchos aspectos no se dejó ayudar, no se dejó aconsejar y creo que en algunos momentos fue soberbio.¿Quedó una deuda en materia social?Creo que Ospina apostó por un tema que considero prioritario: modernizar la ciudad y le fue bien. Pero el próximo corazón, si tuviéramos la oportunidad, sería mucho más sensible a lo social sin desconocer que hubo algunos trabajos. Ospina hizo infraestructura y nosotros haríamos las megaobras sociales.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad