Hoy se resuelve la demanda que Sicali presentó contra el Municipio

Noviembre 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Hoy se resuelve la demanda que Sicali presentó contra el Municipio

Durante siete años, la empresa Sicali manejó el recaudo de impuestos del Municipio. Las pérdidas que dejó este contrato ascienden a $1,3 billones.

El tribunal de arbitramento dará el fallo que decidirá si la Administración debe pagar o no $46.000 millones.

La demanda más costosa que tiene en este momento el Municipio de Cali será resuelta hoy. En fallo de única instancia, un tribunal de arbitramento decidirá si la Alcaldía le debe a Sicali $48.692 millones, más intereses, por el pago de la comisión de 108 impuestos, que según la unión temporal, no le fueron pagados en los siete años de duración del contrato.Como se recordará, Sicali, la empresa que manejó los impuestos del Municipio por siete años, convocó el arbitraje, luego que la Administración de Jorge Iván Ospina decidiera no entregarle la gestión de cobro de las megaobras a este polémico contratista. Pero además de la ‘tajada’ de megaobras, la unión temporal quiere que le reconozcan un porcentaje de los ingresos municipales como la extracción de piedra y cascajo, fotocopias, donaciones, rendimientos de las fiducias, reintegros de caja menor y de viáticos de funcionarios. Incluso pide ‘su parte’ en los recursos de desayunos escolares y regalías mineras.Procuraduría desestima pretensionesAdemás de las partes involucradas (Sicali y Alcaldía), la Procuraduría es otro de los entes en este proceso. Esta entidad siempre cuestionó la suscripción de dicho contrato, que dio como resultado la destitución del entonces alcalde Apolinar Salcedo. (Ver antecedentes)Según los alegatos de conclusión del Ministerio Público, presentados al presidente del tribunal, Juan Carlos Expósito, y a los árbitros Carlos Cobo y Octavio Vélez, no es procedente darle la razón a Sicali sobre dicho pago, pues “estos no encuadran dentro de los ítems comprendidos dentro de los tributos (impuestos, tasas y contribuciones) municipales que cobija la cláusula tercera del contrato”.Esta habla de los impuestos objeto de gestión de cobro por parte de Sicali: predial, industria y comercio, valorización (de 1995 y anteriores), alumbrado público, rifas y clubes, publicidad exterior, juegos permitidos, espectáculos (deportivos y culturales), delineación, estampilla procultura y formularios. Por ello, el concesionario recibía 2,8 % de comisión ordinaria y 4,9 % de comisión extraordinaria.La Procuraduría sostiene que el contratista no hizo gestión para obtener recaudo de los 108 ingresos municipales sobre los que reclama un pago. Además, le da la razón al Municipio sobre los incumplimientos de Sicali en la ejecución de la actualización catastral y sobre los menores ingresos que percibió la Administración debido a que esta firma no contestaba todos los derechos de petición de los contribuyentes.El director jurídico del Municipio, Javier Pachón, indicó que las pretensiones de Sicali son “absurdas” y “desproporcionadas. Espero que el tribunal tome en cuenta los alegatos de la Procuraduría”.El País no pudo comunicarse con Hernando Morales, abogado de Sicali, para conocer su opinión sobre este tema.AntecedentesEl contrato:El 11 de febrero del 2005, en el gobierno de Apolinar Salcedo, fue suscrito el polémico contrato entre la Alcaldía de Cali y la Unión Temporal Sicali, con el objetivo de hacer una mejor gestión en el cobro de los impuestos. Por este contrato, el entonces alcalde Salcedo fue destituido de su cargo por la Procuraduría General de la Nación.Sicali está conformada por las firmas Sistemas y Computadores S.A., CKCNet Ltda., Ingos Ltda. Y Links S.A. El contrato era por 15 años. El 25 de octubre de 2011, se reunieron la Alcaldía de Cali (en el gobierno de Jorge Iván Ospina) y la Unión Temporal para celebrar el acta de compromiso para instalar un tribunal de arbitramento, siguiendo lo que dice el contrato sobre el apartado de la solución de controversias.El 15 de diciembre de 2011, Sicali presentó la solicitud de un tribunal de arbitramento para dirimir las diferencias.El 13 de agosto del 2012 el gobierno de Rodrigo Guerrero decidió terminar de manera unilateral el contrato con Sicali, argumentando que la ciudad, en vez de mejorar en el recaudo de sus impuestos locales, registró un descenso importante durante los siete años que dicha empresa cumplió dicha función.El 1 de noviembre de 2012 el Municipio retomó el cobro de los impuestos de la ciudad, habilitando nueve puntos de atención al contribuyente. El Municipio, además, retomó la tarea de la actualización catastral, que llevaba cerca de diez años sin realizarse en la ciudad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad