Hoy se estrena en Premier Selecta el filme de terror 'El Entierro'

Hoy se estrena en Premier Selecta el filme de terror 'El Entierro'

Mayo 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso | Especial para El País

Hoy llega a las carteleras de cine de cali el filme de horror Crazy Eights, llamado en Colombia 'El Entierro'. Hablamos con su protagonista, la sensual Tracy Lords.

Aunque Traci Lords actúa en incontables thrillers y filmes de horror cuyos gritos horrorizan hasta al más equilibrado, la sensual actriz tiene un pasado aún más oscuro: protagonizó durante años filmes eróticos que la convirtieron en toda una leyenda del género adulto. Traci habla suavemente, pero con firmeza. Podría pensarse que está hastiada de repetir la misma historia: la pregunta obligada de si se arrepiente de su pasado en el cine erótico o qué les aconsejaría a las jóvenes que caen en el infame mercado de la pornografía. El cuestionario se lo sabe de memoria. Sin embargo, asume su pasado con madurez y, en cierta forma, con rebeldía: “Sí, lo hice y ya no lo puedo borrar de mi pasado. Lo superé”. Además, nadie puede negar que ahora luce como una elegante señora de mediana edad, y que le sienta bien su nuevo rol de escritora, a propósito de la séptima edición de su famoso libro autobiográfico ‘Por debajo de todo’, elogiado por Oprah Winfrey y destacado por el Times, en el que la actriz desnuda su pasado tormentoso. “Se vende hasta en China”, dice orgullosa.Viernes negroDesde Los Ángeles, California, Traci Lords habló con nosostros sobre ‘Crazy eights’ (‘Experimento Mortal’ o ‘El Entierro’), el filme que rodó bajo las órdenes de James Jones y que se estrena hoy en Colombia. “Por poco terminamos locos los ocho”, apunta ella. “La casa donde rodamos esta película era verdaderamente macabra, quedamos convencidos de que en realidad algo sobrenatural ocurría en ella. Al entrar, se nos ponían a todos los pelos de punta”, añade.Traci, que en el filme encarna a Gina Conte, interpreta a una de las víctimas de un tenebroso grupo de espíritus infantiles que han convocado a ocho personas para encontrar venganza por las torturas a las que fueron sometidos antes de su muerte. ‘Crazy Eights’ es una pieza más del cine de terror, en un formato Clase B que a veces obtiene sus sorpresas en taquilla. Sin embargo, Lords ya logró acceder al cine Clase A, con gran presupuesto y con estupendas críticas.Para la muestra, Traci ha actuado en filmes como ‘Blade’ y ‘Virtuosity’. Se trata de una especie de catarsis, dice ella, encantada de hablar con un periodista “del país de donde es Shakira, la cantante preferida de mi esposo”.Y brevemente busca sintetizar su historia sin maquillajes ni eufemismos: “A mí me pasó de todo, fui violada a los 10 años y luego me convertí en el objeto sexual del novio de mi madre. Asumí una postura rebelde ante la vida, recurrí a las drogas y a la promiscuidad. Hasta que un día descubrí que por acostarme con alguien y permitir filmarlo, podía ganar dinero fácil. Me sentía fascinada con este arreglo”.Aunque ella lo sigue negando, entró al cine porno siendo menor de edad. Los productores de sus primeros filmes, tras ser arrestados por el FBI en 1986, lograron demostrar que Traci había presentado una documentación falsa para ingresar al rodaje. Tenía sólo 15 años y aún iba al colegio cuando salió su primer filme X, ‘Noche de peligroso amor’, que la puso en la palestra pública. En dos años, Traci Lords hizo más de 40 títulos del porno y pronto se convirtió en estrella del género. A diferencia de Marilyn Chambers, quien terminó en la ruina y la depresión, Traci Lords halló un súbito camino de salvación cuando logró ingresar al verdadero cine.Hoy, es una mujer feliz que vive con su marido y su bebé en Los Ángeles. “Él siempre me ha apoyado, es un hombre comprensivo y maravilloso”, concluye ella.Y el cine ha dejado de ser el propósito fundamental de su vida. En 2004, a propósito de la primera edición de su libro, en entrevista con Larry King y con lágrimas en los ojos, se comprometió a servir de ejemplo para chicas jóvenes que son tentadas por el dinero fácil. “Soy una víctima del abuso sexual y la intolerancia. Cuando me preguntan por qué hice porno, contesto lo que me sale del alma: yo era una niña y todo era como un juego para mí”. Hoy, su libro autobiográfico es un éxito total, así como una espontánea carrera musical que para ella “es más un hobbie”. Para finalizar, añade: “Mi vida está iluminada por la paz que te deja la certeza de que estás haciendo algo bueno por la juventud actual”. Habrá que creerle.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad