“Cali hoy es un modelo para el país en el tema de bibliotecas”: Ministra de cultura

“Cali hoy es un modelo para el país en el tema de bibliotecas”: Ministra de cultura

Febrero 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S. - Reportera de El País.

La ministra de cultura Mariana Garcés habla sobre el impacto de las cuatro obras que este lunes se inauguran en Cali.

Mariana Garcés Córdoba conoce mejor que nadie los asuntos de la cultura local y regional. Ella, quien fuera secretaria de Cultura y Turismo de Santiago de Cali, y hoy |Ministra de Cultura, tiene clarísimos los procesos culturales que se han llevado a cabo en la ciudad. Reconoce que si se quieren sacar adelante proyectos que permanezcan en el tiempo y que no se conviertan en elefantes blancos, se necesitan alianzas entre el gobierno nacional, la autoridad local y las entidades privadas. Además, le duele reconocer que en Cali no se han aprovechado los recursos de la Ley de Espectáculos, que serían el salvavidas para obras de infraestructura en epicentros de la cultura. ¿Cuál es el impacto de las cuatro obras que se inauguran el lunes?Estas obras se insertan en lo que este ministerio considera como estratégico que es el fortalecimiento de la infraestructura cultural en las ciudades, pero con contenidos relacionados con la lectura y la música. Estos son los proyectos de infraestructura más importantes que se puedan hacer, en Santiago de Cali y para el Valle del Cauca. A veces las obras se quedan sin ser correctamente operadas y se vuelven elefantes blancos y es política de este gobierno tener alianzas público privadas. Lo de Cali es un buen ejemplo de cómo coordinar con las autoridades locales, atender a las necesidades de la comunidad y garantizar la operación de los proyectos.En las nuevas obras ¿Cómo operaron estas alianzas? Cuando llegué al Ministerio vino a visitarme la Fundación Alvaralice manejada por Óscar Rojas, me habló del proyecto que tenían en Potrero Grande para la construcción de un centro cultural y tecnológico, el Tecnocentro Somos Pacífico (un espacio de formación y gestión sociocultural tecnológico y empresarial). El municipio puso el terreno, la Fundación desarrolló el proyecto con Comfandi y el gobierno nacional aportó el 50% de los recursos para su construcción tanto por el Ministero de Cultura, como por el Departamento para la Prosperidad Social. El otro proyecto, en la Comuna 21, es la Escuela de Música que quisiéramos que se convirtiera en un piloto para el país, no tanto en términos de su infraestructura que es preciosa, sino en la manera de funcionar. Desde hace 8 años Proartes tiene el proyecto y hacía uso de una sede del Icbf, no podía crecer en lo musical porque los espacios eran reducidos. Se decidió con la Alcaldía, Proartes y el Comité de Planificación de la Comuna, que el Ministerio construyera la escuela. El municipio había puesto el lote y en ese proyecto que tiene un valor de $1.700 millones, el Ministerio pone casi $1.500 millones de su construcción y su interventoría y la Alcaldía $200 millones. Adicional el Ministerio hace la dotación de instrumentos de banda como de muebles y enseres que se requieren. El tercer proyecto, el crecimiento de la Manzana del Saber, ha sido apoyado por el Ministerio desde 2003, con aportes económicos y haciendo parte de su junta. Ahí se hizo una inversión de $1.000 millones para el parque de lectura y la ampliación de salas de lectura. Con la Biblioteca del Centenario la administración municipal había hecho una inversión hasta por el 50% de la obra, faltaba el otro 50% y el Ministerio entregó recursos para culminar la obra. ¿Cuánta población será beneficiada?Hoy, la Escuela de Música atiende a 165 niños, de manera directa. Esos niños serán duplicados porque además de que existe la orquesta de cuerdas, vamos a tener banda sinfónica y un coro. Los beneficiarios directos van a ser 350 niños. Ellos influirán en otros niños del sector y en sus familias. De ese proyecto, que se inició hace 8 años, 17 muchachos han entrado a la universidad, no necesariamente a estudiar música. Esos son niños que cambian su casa, su entorno, que tienen un sentido crítico, que son responsables como seres pertenecientes a una sociedad. Mientras que el Tecnocentro, atiende a unos 600 muchachos.A la Biblioteca Departamental la visitan a diario unos 2.000 niños y jóvenes. Y la Biblioteca Centenario, que ha estado cerrada durante los últimos tres años, tiene que empezar a construir su público. Nos interesa que los niños del sector tengan una relación directa con la biblioteca pública. El tema de la no lecturabilidad en Colombia pasa por todos los estratos sociales. ¿Por qué tantas apuestas hacia la Comuna 21?Desde el Gobierno Nacional trabajamos en lo que llamamos zonas de consolidación y la Comuna 21 tiene esas características de una zona de consolidación: muchos niños y en condiciones de desfavorabilidad económica alta. Y otro proyecto o zona importante es la ladera, en la Comuna 18, donde tenemos los recursos listos para un centro cultural y comunitario. El Ministerio aportaría el 50% de los recursos, lo que no tenemos claro es si la administración municipal va a hacer ese aporte restante. Es un proyecto de $1.800 millones. Necesitamos que no nos definan para saber si mantenemos esos recursos para Cali o si se los destinamos a otras zonas de consolidación en otra ciudad. ¿Cuánto será el tiempo límite para presentar ese proyecto? Lo antes posible, porque este es un año de Ley de Garantías, es un año electoral, el proyecto está listo. Nos falta la plata restante. Hoy funciona el centro cultural de la Comuna 18, que es pequeño, entonces sería la terminación de ese centro cultural.En Cali hay 60 bibliotecas, ¿la gente sí las está aprovechando? Cali hoy es un modelo en el tema de las bibliotecas, aunque no es la ciudad que cuenta con grandes espacios de infraestructura. Por una iniciativa de Alfredo Carvajal y en compañía de empresarios caleños se constituyó una nueva fundación para el fortalecimiento de las bibliotecas públicas, con la entrega de recursos, durante los próximos cinco años. En cada una de 22 va a funcionar un punto Vive Digital. Con esta iniciativa las ofertas de las bibliotecas y su infraestructura va a ser mejor, para cumplir mejor su misión. Usted recalca sobre las alianzas para sacar proyectos adelante, ¿hay alguna en curso para cambiar las deterioradas sillas del Teatro Municipal?Creo que es momento para decir que Cali debe apropiarse de la Ley del Espectáculo Público. Ciudades como Medellín se sentaron a hacer un análisis de la Ley del Espectáculo Público y estructuraron un proyecto y este ministerio les entrega $5.000 millones, producto de conciertos y actividades culturales que desarrollaron en el año. Ese dinero tiene destinación específica para obras de infraestructura cultural. La ciudad de Cali, lamentablemente, todavía no ha implementado como nosotros quisiéramos esa ley. Hoy, ciudades como Valledupar, Medellín, Bogotá y Barranquilla reciben recursos. Entonces, falta esa decisión en Cali. ¿Qué papel va a tener el Ministerio durante la inauguración de los World Games? Ninguno. En un momento nos consultaron cómo creíamos que se debía hacer la selección de las instituciones que pudieran participar en el tema de la propuesta de la inauguración. De lo que casi todo el mundo se acuerda es de los eventos de inauguración o de clausura, para exaltarlos o condenarlos. ¿Qué opina de la convocatoria para elegir a los encargados del acto de apertura?En una reunión con Rodrigo Otoya y Susana Correa les dije que aunque ellos tenían la posibilidad de contratar directamente la inauguración, me parecía que una convocatoria pública podría ser un tema interesante y que debíamos escoger al mejor, porque no está solo en juego Cali, sino Colombia. Igualmente manifesté que debíamos tener unos estándares de calidad, gente con experticia que se hubiese probado en hacer este tipo de eventos masivos, que no son usuales, pero contando con el talento artístico local, además de una asesoría nacional o internacional de quienes hacen estos eventos. ¿Qué balance hace del primer Taller Escuela de Buenaventura?Estoy muy contenta con ese proyecto. En Buenaventura hicimos una recuperación de la Estación del Ferrocarril hasta un punto antes de terminarse porque los muchachos deben terminar la obra. Precisamente aspiramos a verla totalmente terminada en ese primer ciclo este martes 26 de febrero. El 90% de los muchachos capacitados en las escuelas taller encuentran empleo. Además, en Buenaventura, en asocio con la Biblioteca Departamental y la Fundación Carvajal tenemos el programa de recuperación archivística y de memoria; e iniciaremos un trabajo para la recuperación de la plaza de mercado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad