Hospitales del Valle que están al borde del colapso

Hospitales del Valle que están al borde del colapso

Octubre 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La protesta de trabajadores del Hospital Universitario del Valle, HUV, realizada ayer en el centro asistencial, evidenció de nuevo la grave crisis que vive la salud pública en el departamento.

La protesta de trabajadores del Hospital Universitario del Valle, HUV, realizada ayer en el centro asistencial, evidenció de nuevo la grave crisis que vive la salud pública en el departamento. Durante media hora un centenar de empleados y usuarios le reclamaron a la Gobernación la difícil situación económica que atraviesa el más importante hospital del suroccidente del país. “Estamos ad portas de un puente festivo con quincena y de la Feria de Cali y el hospital no cuenta con recursos para atender la demanda”, expresó Marco Fidel Rengifo, presidente del sindicato. Esta semana las directivas firmaron un contrato por $4.100 millones con la Gobernación, pero la institución está asfixiada por deudas de $64.000 millones. En ‘cuidados intensivos’ también están los hospitales Tomás Uribe Uribe (Tuluá), San Vicente de Paul (Palmira) y Mario Correa Rengifo (Cali) mientras que las Empresas Sociales del Estado, ESE, de Cali no están atendiendo a plena capacidad. El secretario de Salud Departamental, Javier Parga, señaló que el más grave es el Tomás Uribe Uribe. De hecho, podría terminar liquidado. “La parte financiera, contable, de tesorería y presupuestal está muy deteriorada, al igual que la parte de compras, de suministros y de insumos”. El funcionario resumió que esta crisis en la red pública está originada en “los malos manejos administrativos y de personal y en la deficiente gestión gerencial”.Las deudas de estas tres instituciones están cercanas a los $100.000 millones. Parga señaló que los giros a los hospitales están retrasados debido a que la Industria de Licores del Valle sólo les ha transferido $39.000 millones de un total de $60.000 millones. De otro lado, sostuvo que el Municipio de Cali tiene responsabilidad en el desbordamiento de pacientes que viven estos centros de mediana y alta complejidad. “La red de Cali no está resolviendo los problemas de los usuarios y eso nos repercute negativamente” en la congestión de pacientes, añadió. Por su parte, Luz Daiby Jiménez, directora ejecutiva de la Asociación Hospitales del Valle, señaló que el problema está en los cambios en el flujo de recursos. “Las instituciones no sólo tienen cuentas por cobrar de años anteriores sino que los recursos de este año tampoco llegan. Hay confusión normativa en el Ministerio y en las Secretarias de Salud, esto ha retrasado en las instituciones los pagos de nóminas y proveedores y afecta la prestación del servicio”.Tomás Uribe UribeSegún el gobernador Francisco Lourido, “el hospital de Tuluá fue tomado como un fortín burocrático y así se demuestra que de 500 empleados que hay, sobran 300”. Por ello se requiere de una reforma administrativa y un recorte en la nómina de colaboradores, “para hacerlo viable”. El secretario del Salud del Valle, Javier Parga, dijo que el “desgreño administrativo” es enorme al punto que el Hospital registra un déficit que supera los $6.000 millones; que las deudas por pagar superan los $12.000 millones y que sobre la institución pesan demandas y embargos por $32.000 millones. Anunció que será intervenido por la Superintendencia de Salud y acotó que esta situación se debe a las malas administraciones, “pues hace dos años y medio la entidad estaba equilibrada, con recursos suficientes para poner a funcionar la unidad de cuidados intensivos”.San Vicente de PaúlEl hospital de Palmira tiene pasivos por más de $8.400 millones. En marzo de 2009 recibió $6.243 millones por parte del Municipio y la Gobernación del Valle. El gerente Harold Rodríguez dijo que la institución sigue siendo sostenible y los pasivos se saldarán cuando se recupere la cartera pendiente. Raúl Ospina Giraldo, presidente de la Liga de Usuarios de la Salud de Palmira, denunció que uno de los cinco quirófanos es utilizado para el almacenamiento de objetos, pese a que la población debe rogar por la asignación de citas para operaciones. Sostuvo que sólo se programan 10 de las 20 cirugías diarias y el 17% de las intervenciones se cancela sin realizarse. A diario cerca de 700 personas solicitan citas con médicos generales o especialistas, de las cuales sólo se otorga un 50%. A esto se suma que no todo el mes hay disponibilidad de médicos, según Ospina.Universitario del ValleEn este hospital que funciona en Cali se salvan vidas de campesinos que pisan minas antipersonas en el Cauca o de jóvenes heridos en medio de riñas en la ciudad. Pero el hospital más importante del suroccidente colombiano tiene deudas que ascienden a $64.000 millones. La liquidada EPS Calisalud le quedó debiendo $20.000 millones y sólo se recuperaron $2.600 millones. Los salarios de los trabajadores están al día, pero el HUV carece de insumos médicos, de antibióticos y se ve obligado a postergar cirugías. De 60 operaciones que se deben hacer en un día, sólo se hace el 30%. Según el presidente del sindicato, Marco Fidel Rengifo, “se han cerrado servicios como medicina nuclear, un área para el tratamiento del cáncer. El laboratorio clínica procesa el 30% de las muestras, faltan reactivos en el banco de sangre. La radioterapia no funciona”.Mario Correa RengifoUbicado en la ladera de Cali, en la Comuna 18, este hospital departamental adeuda tres meses de salario a unos 150 trabajadores y tiene un déficit superior a los $12.000 millones. A esto se suman ocho embargos que duplicaron el valor de las deudas con los proveedores. El secretario de Salud Departamental, Javier Parga, dijo que están tratando de levantar los embargos para sacar adelante los servicios. Uno de esos intentos es por $2.500 millones. Los usuarios señalan que las cirugías están represadas, no hay suficientes insumos y faltan anestesiólogos en esta institución que recibe, además, pacientes de Vijes, Jamundí y Cauca. El exceso en los gastos de funcionamiento , la vinculación de más de 200 personas por contrato y los sobrecostos en las facturas de los medicamentos llevaron a su colapso.Las ESE de Cali De las cinco Empresas Sociales del Estado, ESE (de la que depende los hospitales y los puestos de salud), sólo dos funcionan en condiciones de eficiencia (Oriente y Ladera). Además de las cien instituciones que manejan las ESE, 48 no son viables financieramente, como lo señala un estudio de la Secretaría de Salud Pública, en el que se señala que estas empresas no resuelven los problemas de salud de las personas. En materia económica, las carteras crecen más rápidamente que los ingresos. Por ello se requiere modificar el número de ESE, expresó el concejal José Fernando Gil Moscoso. El secretario de Salud, Alejandro Varela, sostuvo que las ESE Norte y Centro están recuperadas, prestando más servicios, con inversiones en la infraestructura, y con disminución en los costos administrativos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad